AIRE CONTAMINADO: EL ASESINO SILENCIOSO

Views: 1201

Un medio ambiente sano es la fundación de la vida, decirle sí a vivir, nos proporciona bienes y servicios  que necesitamos para prosperar, como agua potable, energía, belleza natural, aire limpio, alimentos e incluso un clima para poder vivir. Pero sometemos al planeta a una enorme presión ya que estamos degradando los recursos naturales de nuestra tierra, contaminando nuestro aire y agua, y causando la extinción de muchas especies como lo fue en recientes días las más de 200 tortugas muertas en las costas de Oaxaca.

El ser humano puede vivir meses sin comer, dos semanas sin agua, pero solo puede vivir unos minutos sin aire, es por eso que en esta ocasión nos centraremos en el llamado asesino silencioso: “la contaminación del aire”, que mata a más de 6 millones de personas cada año, es el mayor riesgo para la salud ambiental de nuestro tiempo. Además de que reduce la expectativa de vida un año en promedio, también afecta las habilidades cognitivas como son el razonamiento matemático entre otras.

Los contaminantes transportados por el aire son responsables de alrededor de un tercio de las muertes por accidente cerebrovascular, enfermedad respiratoria crónica y cáncer de pulmón, así como una cuarta parte de las muertes por ataque cardíaco. La contaminación del aire también está alterando fundamentalmente nuestro clima, que los de Toluca sabemos muy bien de los cambios radicales a lo largo de un día al ser una de las ciudades más contaminadas del país, generando profundos impactos en la salud en nuestro país y el mundo sin darnos cuenta de ello.

En el año 2016, la Organización Mundial de la Salud OMS reportó que el 92 por ciento de la gente en todo el mundo inhala aire que no es saludable, que define como uno que tiene concentraciones de partículas finas (conocidas como PM2.5) mayores a los diez microgramos por metro cúbico. Las fuentes de la contaminación PM 2,5 y las emisiones de gases de efecto invernadero a menudo están “estrechamente relacionadas”, es decir que cambiar a fuentes más limpias de energía también puede dar rápidos dividendos para la salud pública.

Algunas propuestas emitidas por ONU Medio Ambiente y BreatheLife para hacer contingencia a esta situación son el tener  autos más eficientes, transporte público de calidad, contingencia ambientales, responsabilidad y conciencia ciudadana, responsabilidad empresarial o energía más limpia que  directamente beneficia al ambiente y a la salud, que a  corto y largo plazo se verán resultados  a partir del uso de energía más limpias y más eficientes, para generar la fórmula ganadora en  la lucha contra el cambio climático, para llevar vidas más sanas y más largas, con la posibilidad de tomar una buena bocanada de aire que nos une en un vínculo común de todos los que vivimos en el planeta.

Si trabajamos todos juntos podemos cambiar nuestras condiciones de vida, la unidad hace la fuerza, más aún con el comienzo de una nueva etapa en la Presidencia de la Republica de nuestro país en conjunto con los medios de comunicación e instituciones no gubernamentales, las cuales impulsan proyectos y cambios para construir un entorno más sano y sostenible para nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos.