+ Alfredo del Mazo Maza, Único Ganador en Pugna Aeroportuaria

Views: 1497

La frase

No sabes lo que tienes hasta que cierran el Cutzamala.

Ríos de agua de verdad

CON EL TOLUCA: En el potrero llamado infelizmente (como dicen los brasileños) estadio Azteca, el Toluca dio muestras de futbol exquisito. Pero lamentablemente, sólo muestras.

Y una de ellas fue el gol de Alexis Vega, quien se constituye en el máximo goleador del Toluca en el actual torneo con 5 anotaciones.

Ríos recupera el balón y sirve al centro, Barrientos hace una gran pantalla, dejando pasar el balón, Quiñones lo capta corre y no se cae y sirve al hueco, entre los defensores americanistas, Vegacorre a todo lo que da y pega un zapatazo ideal para vencer a Marchesin quien había salido y por lo tanto descuida su portería. Un golazo, pero solamente uno.

Después hay otra jugada un tanto similar en donde Mendoza manda un tiro centro que deja parado a Marchesin, y esto hay que destacarlo, porque este portero se las sabe todas. El balón pega en el poste y deja atónitos a todos.

Pero luego, el Toluca dio la impresión no de conformarse, sino de bajarle al ritmo y eso es lo preocupante.

Sambueza entró, pero no fue el mismo de los grandes días, ojalá esté listo para enfrentar a Pumas el domingo. Santiago García será suspendido por quinta tarjeta amarilla. Ahí no hay problema porque está Borja.

Este Toluca debe darnos más jugadas de excelente futbol en cada partido, por lo menos mientras tenga vida en la liguilla.

CON POTROS: Los Potros ahora dirigidos por David Rangel, fueron capaces de vencer a Correcaminos por dos goles a uno con anotaciones de Antonio López al minuto 42 y de Carlos Jerónimo al minuto 67, por Correcaminos anotó Gustavo Culma al minuto 24. Quiere decir que iban abajo en el marcador y finalmente fueron triunfadores. Se mantienen en el octavo lugar de la tabla y el viernes visitan al Atlante, que le quito lo invicto a Bravos.

 

Alfredo del Mazo Maza, Único Ganador en Pugna Aeroportuaria

En la terrible y lamentable pugna que ha originado el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, con la consulta popular para justificar su decisión de cancelar la obra del nuevo aeropuerto internacional de México, en el municipio de Texcoco, el único ganador ha sido a final de cuentas el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza. Veamos:

Al presidente en funciones Enrique Peña Nieto no le ha quedado más remedio que soportar el vendaval a un mes de entregar las riendas del país, para no interferir en un pleito que han protagonizado otros actores aun cuando él fue al artífice de la magna obra aeroportuaria que podría quedar en obra negra.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador ha levantada tal tolvanera al interior y al exterior del país con su esperada consulta popular para proyectar un “sui géneris” estilo de gobernar de manera autoritaria, pero disfrazado de democracia directa, que sin tomar posesión de la Presidencia ya puso en pleito a todos los sectores de la sociedad, devaluó el peso, generó pérdidas en los mercados financieros y provoca miedos en los inversionistas mexicanos y extranjeros.

Hay quienes piensan que solamente se debe ampliar la capacidad y modernizar el actual aeropuerto; otros consideran que lo mejor es construir uno nuevo en otro lugar menos poblado. Sin tomar en cuenta la opinión de los diferentes sectores que conforman la sociedad y la de los pueblos aledaños, el gobierno federal saliente decidió construir un gran aeropuerto en terrenos del lago de Texcoco, con recursos públicos y privados, lo que ha causado una enorme controversia política y social.

Sin embargo, hay suficiente información para saber que el proyecto de nuevo aeropuerto internacional está destinado al fracaso por las condiciones geográficas, geológicas e hidrológicas del lugar. No es una obra viable en materia de ingeniería civil y, menos aún, por sus implicaciones sociales, ambientales, culturales e históricas en todo el Valle de México, y, de manera específica, en las 100 hectáreas sobre las que se pretende construirlo, además del alto costo financiero para resolver los problemas técnicos que se presentan durante el desarrollo constructivo, como lo ha señalado el especialista en impacto ambiental Fernando Córdova Tapia.

Si la consulta es de forma vivencial, integral y multidisciplinaria, en el seno de algún centro de investigación científica, la respuesta sería negativa por los daños irreversibles a la ya muy afectada cuenca hidrológica del Valle de México, la violación a los derechos humanos por el desplazamiento de los pueblos y barrios históricamente arraigados en ese lugar y el desmesurado crecimiento urbano-comercial que produciría en su entorno.

Los empresarios del país y de todo el orbe, observan incrédulos la manera de echar a la basura cientos de miles de millones de pesos a la basura, que no saben a ciencia cierta si podrán recuperar con el nuevo Presidente en funciones, porque hasta ahora lo único que han podido comprobar es que no pueden confiar más en los dichos y ofrecimientos de Andrés Manuel López Obrador para emprender nuevos negocios e inversiones en México, al menos durante su gobierno.

Los miles de trabajadores de las empresas que levantaban el nuevo aeropuerto internacional de México, también han sido los grandes perdedores pues irremediablemente se quedarán sin empleo a partir del 1 de diciembre cuando suspendan las obras, lo mismo que los 50 mil pobladores de la región de Texcoco que ya hacían trámites para ser contratados en todo tipo de comercio, industria y servicios que generaría la moderna terminal aérea.

Sin embargo, en medio de todo este lío con repercusiones económicas incalculables en contra de México y los mexicanos, el único ganador ha sido el gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo Maza, quien con gran habilidad demostró que el arte de la política no es pelearse sino concertar y negociar en favor de quienes lo eligieron para propiciar el desarrollo y el progreso en las comunidades.

Alfredo del Mazo Maza podrá hacer realidad, además, el sueño de su padre Alfredo del Mazo González, de ver el Aeropuerto Internacional de Toluca “Adolfo López Mateos”, convertido en un verdadero centro de conectividad con México y el mundo, aunado a que los empleos que se pierdan en Texcoco los captará en Zumpango y Tecámac, con la construcción del aeropuerto de Santa Lucía; la conclusión del Tren México-Toluca, y la modernas vialidades para acortar tiempos a la terminal aérea toluqueña, ¿no le parece a usted, estimado lector?