Anja Snellman, un acercamiento a sus libros y a la cultura finlandesa

Views: 841

Finlandesa de nacimiento (Helsinki, 23 de mayo de 1954) Anja Snellman, en realidad es Anja Kauranen, tomó el apellido Snellman por decisión común con su primer esposo, Saska Saarikoski. Actualmente está casada con Jukka Horma y tiene dos hijas de su primer matrimonio.

Aja es toda una figura como periodista y escritora en su país natal, suma 25 novelas y ha sido traducida a 20 idiomas. Ha participado en varios programas de trascendencia de TV como ¿Puedo presentarlos? especializado en entrevistas a personajes. Es además terapeuta general y sexual.

Con el auxilio de una traductora, hablo con Anja quien luce traje sastre gris, recién bajada del avión, en el stand de Océano.

¿Cómo descubre su vocación como escritora con la aventura de estructurar narraciones?

Empecé a escribir desde antes de ir a la escuela, escribí mis diarios cuando tenía 7 años, pero el aspecto psicológico del por qué quería ser escritora, es más difícil a contestar.

Tanto mi padre como mi madre escribían, no eran escritores en sí, leían mucho y escribían, pero un aspecto difícil, mi padre bebía mucho, era alcohólico y eso hizo que mi infancia fuera difícil, normalmente muchos artistas tienen infancia difícil, como que de alguna manera, por eso se refugian al mundo de fantasías, el mundo imaginario para escapar de las condiciones difíciles.

Quizá entonces esto responda a la siguiente pregunta, ¿por qué se da en su narrativa el manejo psicológico de los personajes?

Mi carrera universitaria era de Psicología, mi otra profesión es psicoterapista, quizá eso explica por qué el aspecto psicológico, siempre está presente en mi obra.

¿Cuál es el origen de la historia Las chicas de la tienda de mascotas (Pet shop girls, título original del año 2007)?

No recuerdo puntualmente una sola razón del por qué, pero puede haber sido que leí artículos del periódico que contaban, como a través del internet hombres mayores se hacían pasar por jóvenes para atraer niñas y también en esa temporada mis propias hijas –tengo dos–, estaban en la edad y comentaron cómo escuchaban que había intentos, en el internet, de hombres mayores para atraer chicas jóvenes.

Todo eso, juntos, despertó en mí esta narración.

¿Considera que los peligros que narra en este libro en Las chicas de la tienda de mascotas, se dá solamente en Finlandia o es en todo el mundo?

De hecho la narración no se sitúa a Finlandia ni en Helsinki mi ciudad natal, lo situé en la ciudad X, que quiere decir justamente que este tipo de cosas pueden suceder donde sea, pueden ser aquí en Guadalajara, en la Ciudad de México, en este mundo globalizado es posible que podría suceder en donde sea.

Se puede concluir entonces con base a esta respuesta que la vida es la misma, las cosas ocurren, lo único que cambian son los idiomas.

De hecho eso es justamente lo que pienso. Creo que a pesar de las diferencias de idiomas, de culturas, los sueños, los temores de la gente son los mismos, el mundo globalizado, la tecnología actual, hace más fácil las cosas a las mentes criminales.

Hoy en día es mucho más fácil entablar un contacto con un niño en Tailandia que fue hace cinco o diez años, el mundo globalizado lo hace más fácil a las mentes criminales, pero lo que usted dijo al principio, sí, eso es lo que pienso.

¿Por qué le entusiasma el manejo de acciones impregnadas de humor negro?

Me es difícil contestar, quizá sea mi estilo, pero quizá, también, cuando la historia es oscura, el humor negro le va como para entrar en la historia.

¿Qué tan útil es para el escritor presentar datos autobiográficos en sus textos?

No sé qué tan útil es, pero todos los escritores lo hacen y lo he utilizado en algunas obras datos autobiográficos, no en todas, en ésta, en particular, sí utilicé el conocimiento del mundo de las chicas.

Mis hijas estaban en esa época, en esa edad, entonces atravesé por eso, tenía acceso, conocimiento de este mundo de chicas jóvenes.

¿Quizá sea para darle veracidad a la historia?

A veces cuando he inventado una historia, la gente cree que estoy hablando de mi propia vida y cuando estoy contando de mi propia vida, ella, la gente, cree que eso es inverosímil, que de alguna manera estas cosas se mezclan.

¿Qué significó para ella el surgimiento del rock punk?

En Finlandia como en Inglaterra esta tendencia surgió en los 80, se trata de mi generación, en esa época tanto los escritores, los músicos, gente del teatro, todos estábamos juntos, tratamos de crear un nuevo mundo.

Es mi generación, esto me tocó vivir, es mi generación.

¿Eso la influyó para escribir La sacerdotisa del punk?

Ese era mi apodo, mi primer libro se llamó Sonja O me citó aquí y eso de alguna manera era como simple representación de una generación y ella recibió el apodo Sacerdotisa del punk, era como le llamaron.

El absurdo que maneja en sus libros es resultado de su estancia en Francia?

Podría decir que no, creo que mi humor negro y lo absurdo en mi obra tiene diferente origen, mi familia, mi padre y mi madre fueron refugiados de parte de Carelia que ahora es parte de Rusia, que fue de Unión Soviética, después de la tierra que Finlandia perdió ellos tuvieron que dejarla y era de alguna manera una estrategia para sobrevivir; ese tipo de humor negro, lo heredé y el modelo lo tenía de mi infancia, de mi situación familiar, de mis padres.

Una estrategia para sobrevivir.

¿La vida siempre ha sido absurda?

Algunas veces.

¿Cómo se veía en La sacerdotisa punk, siendo una mujer tan guapa?

La diosa del punk fue más joven, con piel más suave.

¿Se pintaba las uñas negras?

La apariencia no era de punk, su escritura sí, pero no la apariencia como persona.

¿Existe censura de prensa en su país?

En Finlandia no existe censura de prensa, pero tomando en cuenta nuestra situación geográfica, Finlandia tiene frontera con la Unión Soviética, actualmente Rusia, entonces existe cierta autocensura, como tomando en cuenta qué decimos de nuestro vecino grande, tenemos autocensura, pero en Finlandia existe libertad de prensa y libertad de expresión.