Anuncia Silvia Cherem su nuevo libro Ese Instante, crónica de sobrevivientes

Views: 1718

Desde su primer paso en el medio, que definió como “parir la carrera del periodismo con bastante dolor”, pasando por sus brillantes entrevistas a innumerables personalidades y sobresalientes reportajes publicados en Reforma; sus varios libros publicados y el anticipo del que será el próximo, “Ese instante” un libro con crónicas de gente que ha sobrevivido a tragedias y  que consideró, “no pudo ser más importante en esta época covidiana”, la escritora y periodista mexicana Silvia Cherem compartió los secretos de su trayectoria y de su admirable habilidad para “desnudar el alma” de sus entrevistados, lograr confesiones y construir historias que merecen ser contadas.

En charla transmitida vía zoom y Facebook para la Comunidad Maguén David, la periodista subrayó de inicio que “una de las principales herramientas del periodismo es ser curioso, y yo siempre fui muy curiosa y preguntona desde niña”.

Silva Cherem Sacal, hija del ingeniero civil José Cherem Haber y de Linda Sacal Micha, recordó que en su casa la educación era fundamental. “Lo que siempre digo es que si es cierto que (en casa) me dieron el aliento y las alas, no tenían pensado que yo fuera a hacer nada de mi vida más que una buena estudiante, una buena mamá y una buena ama de casa, así es que rompimos cánones, rompimos los parámetros y como hija de los nuevos tiempos, había que esforzarse 10 veces más que un hombre para salir adelante, y eso es lo que finalmente he tratado de hacer”.

Esta lucha se dio prácticamente desde sus inicios en el periodismo, si bien ya tenía antecedentes editando un periódico y revistas con amigos, para incursionar en el periodismo profesional se dio un encontronazo. “Ya con una maestría en sociología decidí que lo que yo más quería era comenzar en el periodismo real. Llamé a muchos periódicos diciendo que quería escribir, que no tenía mucha experiencia en medios públicos pero que tenía muchas ganas, y en todos me dijeron ‘no hay lugar’, y alguien me dijo ‘si no vas con padrino, no vas a entrar’, y yo dije, ‘sin padrino voy a entrar, porque tengo ganas y porque lo voy a lograr’”.

Lo consiguió con el artículo “Chiapas, la otra versión, lo sabíamos todos”, publicado en 1994 en Reforma, entrevistando a campesinos de las comunidades de Ocosingo, Altamirano y Las Margaritas, Chiapas, que se decían víctimas de los zapatistas.

“El zapatismo en aquel momento era lo de más de moda, los intelectuales del mundo entero querían apoyar porque el subcomandante Marcos era casi como un nuevo Che Guevara. Hacer un reportaje como el que yo iba a hacer que era hablar con los contrarios no era lo políticamente correcto, pero yo sabía que esas gentes que eran más de 100 tenían información que ningún medio estaba publicando, por qué irrumpió el zapatismo en ese momento, cuando el TLC se iba a firmar y no antes, quiénes estaban detrás, y bueno, fui a su huelga de hambre, me gané su confianza, iba todos los días a sentarme con ellos y acabaron contándome una historia tremebunda donde todos los actores del entorno político, religioso, económico de México, sabían que se estaban armando en Chiapas y nadie había hecho nada”, recordó.

Con este reportaje “comenzó la historia” de Silvia Cherem en el periodismo. “Alguien me dijo te van a mandar a matar, no publiques eso y lloré mucho, sufrí mucho, pasé una semana muy difícil. Afortunadamente mis papás no estaban en México porque mi papá era muy miedoso, me hubiera dicho que no lo publique, pero Moi, mi esposo, que siempre ha sido un apoyo sustancial y mi suegro que es osado como él solo, me dijeron, ‘aviéntate y publícalo, no va a pasar nada’, y así fue, muchas cartas al periódico, y de allí empieza esta carrera que yo digo, que la parí con dolor”.

Luego, a lo largo de su trayectoria, vinieron entrevistas a grandes personajes: escritores, políticos, pintores, periodistas, revolucionarios, empresarios; fueron entrevistas tan bien hechas, que la mayoría de ellas dieron no solo para grandes artículos periodísticos, sino para la publicación de libros.

¿Cuál es su secreto para la realización de estas entrevistas?

“Hay que ser osado y hay que prepararse, hacer la tarea, hacer el trabajo y presentarse sabiendo, con la humildad de que cada entrevista es una nueva, y de que hay que hacerla con tesón, con entusiasmo, y generar empatía y conexión con el entrevistado”, dijo.

Además, señaló con gran orgullo que sus entrevistas le permitieron forjar entrañables amistades. “Lo que me gusta es relacionarme con gente de la que pueda aprender, gente decente, y todos mis libros han tenido que ver con gente a la que admiro; me he volcado a ellos porque por algún motivo los admiro y quiero aprender de ellos, uno a uno”.

“Teodoro González de León, don Lorenzo Servitje, Miguel Cervantes, el pintor Manuel Fleguérez, Leonora Carrington, Gilberto Aceves Navarro, todas estas personas nutrieron mi ser, nutrieron mi alma, y nutrieron a la familia porque continuamente venían a la mesa”, añadió.

Recordó por ejemplo que tuvo que insistir mucho para lograr escribir el libro 100 rebanadas de sabiduría empresarial (2019), que cuenta la historia de don Lorenzo Servitje, uno de los fundadores de Grupo Bimbo, pero también tiene el orgullo de contar con entrevistas “de izquierda”, como las llamó, que se convirtieron en los libros Por la izquierda, biografía del periodista Miguel Ángel Granados Chapa o Una vida por la palabra, biografía de Sergio Ramírez, literato y líder de la revolución sandinista que llegó a ser vicepresidente de Nicaragua.

Silvia Cherem habló de otro de sus libros, que ha sido uno de los más aclamados y del que recientemente se lanzó una nueva edición  bajo el sello editorial Random Peguin House, se trata de Esperanza Iris, traición a cielo abierto, pero está pendiente la publicación con un último capítulo que “redondea” la historia.

“La historia me llegó por casualidad, estando yo en Galápagos, una mujer de Hawai me contó que sus padres venían en un avión de Mexicana de Aviación en el que había explotado una bomba, en 1952 y que nunca más volvieron a México, no me supo decir más. Llegué a México pensando que iba a hacer un reportaje para el periódico y la suerte fue que me volqué a profundidad a investigar absolutamente todo el caso”, contó.

El libro narra la historia de la  cantante, vedette y actriz de teatro Esperanza Iris y su tragedia por la bomba puesta por su esposo, Paco Sierra en el avión.

Silvia Cherem también dio un anticipo de lo que será su siguiente libro, Ese instante: “Acabo de mandar un libro hace mes y medio a la editorial y ya está aceptado. Creo que no pudo haber sido más importante en esta época covidiana un libro como este ¿qué es? Tenía ilusión de hace tiempo de hacer un libro de mis crónicas, crónicas de gente que ha sobrevivido a tragedias y que ha sabido buscar la sonrisa en la tragedia”.

Abre el libro Karen, nueva versión de la crónica de ‘Yo sobreviví al tsunami’, sobreviviente del tsunami que azotó en el océano Índico en 2004, que por cierto, le valió recibir el Premio Nacional de Periodismo en la categoría crónica en 2005.

Ese instante continúa con la crónica de Laura Iturbide, quien sobrevivió al atentado de Las Torres Gemelas; Fritz Thompson, quien sufrió cuadriplejia a raíz de un accidente automovilístico; la crónica de Sofía (pseudónimo), una mujer que descubrió que tenía VIH cuando se hizo una prueba de embarazo, quinto caso en el mundo de una mujer embarazada con SIDA, y finalmente, crónica de Dana Rishpy, una joven mujer israelí desaparecida en Cancún, México.

“Los proyectos no se acaban y para un escritor el encierro es lo de siempre, así que no lamento el encierro, lamento no poder ver a mis hijos, a mi nuera, a mi yerno, abrazar a los nietos, estar con mi mamá, mis suegros, con mis amigos, que es lo que más disfruto”, apuntó.

Aunque se adapta a la cuarentena, pues se mantiene en contacto con amigos y familia a través de zoom, y leyendo cuentos a sus nietos en su perfil de Facebook.