ASIGNATURA NO APROBADA TRAS DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

Views: 405

A una semana de que el mundo dedicó el miércoles pasado a la conmemoración del Día
Mundial del Medio Ambiente, bajo un tema en particular para concientizar a las personas
de todo el mundo para proteger al planeta, en el que esta ocasión el foco se centró en la
contaminación del aire, un problema creciente que en nuestro país mata a más de 17, mil
personas al año y que podría empeorar si no hacemos algo para detenerlo.
Sí, la contaminación del aire afecta a todo el mundo y en México, en lo que va del año, ha
ocasionado que en 9 estados de la República Mexicana se decretaran contingencias
ambientales por los altos índices de contaminación que elevan el riesgo de impactos a la
salud de toda la población y por si fuera poco, acelera el calentamiento global.
El mensaje  a los gobiernos es claro y es que es hora de actuar con contundencia  para
acabar con la contaminación, dejar de subvencionar los combustibles fósiles y dejar de
construir nuevas centrales de carbón. Necesitamos una economía verde, no una
economía gris.
Pero la pregunta más importante es ¿Qué está haciendo el gobierno México al respecto?
Lamentablemente, muy poco. Andrés Manuel López Obrador insiste en la construcción
de la Refinería Dos Bocas en Tabasco, cuando claramente en el plano internacional se
está viendo hacia el lado de las energías renovables, por la simple razón de que la época
del petróleo barato se acabó y mantener una ruta energética basada en combustibles
fósiles nos aleja de los compromisos que como país hemos asumido para hacer frente al
cambio climático, y que por ley nos obliga a conseguir el 35% de la generación eléctrica
limpia para el 2024 y el 50% para el 2050.
A nivel local, si bien, recientemente se anunciaron algunas medidas que son un avance
para atender la contaminación del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México, entre
las que se incluyen la ampliación del transporte público con Metro, Metrobús, Mexibús y
Cablebús así como el endurecimiento en la entrega de hologramas 0 y 00 para los autos,
mejorar las gasolinas,  entre otras, aún está pendiente la integración en estos esfuerzos
de las entidades que integran la Megalópolis (Hidalgo, Querétaro, Puebla, Morelos,
Tlaxcala) que al compartir la cuenca con la Ciudad y el Estado de México también
comparten la problemática, este último, nuestra entidad mexiquense realiza algunas y
esporádicas acciones sin la expectativa de que lleguen a repercutir directamente a una
mejora ambiental. Y lo que es peor en algunos municipios del Estado de México los
alcaldes no entendieron la relevancia de la situación y realizaron eventos sin ningún
impacto ambiental, porque están más preocupados por realizar grilla que por dar un
servicio. Por otro lado celebro a los ediles que emprendieron las acciones ecológicas y las
reforestaciones sumando a la ciudanía.
Esperemos que en el Edomex , Alfredo Del Mazo atienda las necesidades del estado para
alcanzar la sustentabilidad y se incluya  una red amplia de transporte público limpio, de

alta calidad y opciones de movilidad no motorizada que puedan convertirse en alternativas
al uso del automóvil, y consolide un crecimiento urbano adecuado y orientado a mejorar la
calidad de vida de sus habitantes.
En estos días la naturaleza con su sabiduría actuó de manera oportuna a pesar de lo
violentada que esta, permitiendo las precipitaciones pluviales, lo que permitió disipar la
mancha de smog y separar las partículas, que incluso en la ciudad de Toluca se pudo ver
desde paseo matlazincas una postal distinta a la habitual, con un panorama despejado e
incluso en donde se podían ver lugares que comúnmente están cubiertos por la niebla
contaminante. La naturaleza aún se defiende y debemos dar gracias que no ha decidido
ceder ante la presión tan fuerte a la que la sometemos, empero, no debemos estar
expectantes al actuar de la naturaleza, ya que en algún punto se cansara y no podrá
responder a más.
Es hora de actuar, de unirnos como ciudadanos y de exigir a los gobiernos  que hagan su
parte para garantizar el desarrollo y cumplimiento de políticas públicas dirigidas impulsar
una movilidad sustentable, medida clave para reducir la contaminación del aire.