Aulas virtuales

Views: 774

Una losa de cambios cayó sobre los hombros de los maestros de este país. Bajo un contexto de riesgo de salud pública que enfrentamos en este ciclo 2020, la educación en México, no debe parar dada la trasformación de las formas de enseñanza y aprendizaje ante las nuevas generaciones llamados nativos digitales[1].

Esta situación no contemplada en el mundo, vino a confrontar nuestro hacer docente en la sociedad y en la historia de la educación. La contingencia nos llevó a cambios radicales sobre la marcha. Hoy, el compromiso social, la responsabilidad, la innovación y el humanismo en las generaciones que acompañamos en su formación como ciudadanos del mundo nos mostró, de cara, para exigirnos una actualización inmediata, no pensada, sustentada en una educación digital llevada en aulas virtuales.

El reto y desafío será diversificar las actividades de enseñanza y de aprendizaje en un plano de interacción maestro-alumno a través del uso de herramientas analógicas que fortalezcan una formación de conciencia social en la salud pública con una visión creativa, innovadora, colaborativa y sobre todo humanista.

Para este momento, los maestros de nuestro país hemos tenido que trabajar cada nivel educativo desde la curricula de cada materia y tiempo asignado para redireccionar las formas de enseñanza y aprendizaje a través de las herramientas digitales en una educación a distancia con el fin de preservar la vida de cada uno de los mexicanos y comunidad mundial.

Transformar y actualizar las propuestas pedagógicas no está siendo fácil; una diversidad de factores no contemplados apenas están siendo enfrentados; el duelo y la lucha serán diversificar las actividades de enseñanza y de aprendizaje en un plano de interacción maestro-alumno,  alumno-maestro donde el  uso de instrumentales de la tecnología fortalezcan  la conciencia social en la salud pública preservando cada una de las vidas que este momento nos exige el mundo en la dimensión de suceso histórico que nos implica a todos.

Los contextos escolares, la familia, los medios de comunicación, las redes sociales y su vida comunitaria indican la transición de una educación tradicional de aprendizaje hacia la construcción de estrategias para éste en línea, en las  aulas virtuales: La esencia del ambiente de aprendizaje, no es el lugar físico, la belleza arquitectónica, ni la cantidad de artilugios o menesteres, sino la actitud, el ambiente mental, personal que precede al ambiente físico y relacional del aprendizaje. Un ambiente es de aprendizaje, un ambiente de aprendizaje es aquel que potencia el desarrollo de la persona por encima de lo que hubiese resultado. (Martínez, 2016: 5)

El mundo educativo del siglo XXl, cambió y con ello la educación por lo que, desarrollar alternativas pedagógicas y didácticas que subsanen situaciones emergentes en la formación continua de docentes y de las nuevas generaciones permitirán la interacción en comunidades de conocimiento cibernético a fin de enfrentar nuevas brechas en la educación que, espero como maestra, tener una respuesta optimista en algunos meses sino es que en años.

 

[1] Término usado por Emilia Ferreiro para calificar a los alumnos que están familiarizados con la era digital dentro de la educación.