BALANCE DE PRESUPUESTO 2019

Views: 611

La economía mexicana, a pesar de tanto que nos quejamos, ha seguido una trayectoria bastante estable. Un crecimiento promedio de entre 2.5 y 2.8% anual, durante más de 20 años con las excepciones de las recesiones estadounidenses de 2001 y 2009, y la inflación moviéndose entre 3 y 6%,también salvo esos momentos de crisis importada.

La estabilidad de dos décadas también se ha reflejado en un menor riesgo-país, de forma que el diferencial de tasas de interés se mueve entre 4 y 5 puntos en 10 años.

Después de la reforma fiscal de 2013, las finanzas públicas dependen menos del petróleo y más de los impuestos, lo que permitió que la caída en producción y precio internacional de crudo no tuvieran gran impacto. Aunque la deuda creció a partir de la recesión de 2009, en los últimos dos años del movimiento es en dirección opuesta.

Es decir, 2019 apuntalaba para ser un año como muchos otros: Crecimiento económico moderado, inflación bajo control, reducción ligera en la deuda.

Sin embargo, a partir de octubre las cosas han cambiado mucho. El nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto, provocando  un incremento en el riesgo percibido por inversionistas. De acuerdo con Abel Hilbert,, cercano colaborador de Alfonso Romo, el costo de cancelar el aeropuerto asciende a 0.7% del producto interno bruto (PIB), la cuarta parte del crecimiento normal de nuestro país.

El dólar se mantiene en la línea de 18  y 20 pesos, y el diferencial de tasas creció a seis puntos, debido al alza en la tasa del bono a 10 años, de 8 a 9 puntos. El Banco de México ha tenido que elevar la tasa de referencia a 8%, pero se espera que en 2019 a FED de USA aumente tasas en Estados Unidos y eso tendrá que reflejarse aquí.

Las expectativas ya no son de un año normal y común, sino algo diferente, con un crecimiento de entre 1.5 y 2.5%, porque el entorno internacional es más complicado , ya que el precio del petróleo ha vuelto a caer y la amenaza de un guerra comercial entre las potencias como China y EUA crece.

Claro que influirá el proyecto de presupuesto que el gobierno entregó durante diciembre del 2018 y que asciende a 5.84 billones de pesos.

Con un gasto del gobierno federal que  ha sido asignado a sus prioridades sociales y con poco inversión, esperermos que la anunciada austeridad se va reflejada en la generación de empleos en el sector privado, porque en el público ya inició la baja de funcionarios de todos los niveles.