Poder EdoMex

CARTAS MARCADAS.

Views: 230

Al Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que es un hombre que le gusta la historia, y por ello ha decidido tomar como modelo ideológico y de conducta a Benito Juárez, Francisco Madero, Lázaro Cárdenas entre otros, debe tener muy claro que la relación con los Estadunidenses es muy compleja, y está llena de traiciones a los acuerdos y compromisos que los Norteamericanos dicen, que cumplirán; pero además del otro lado está un empresario, de esos  que el  López Obrador ha llamado “rapaces” y diríamos los mexicanos “ gandalla” llamado Donald Trump, con un plus que es Republicano, y la historia con los Presidentes emanados este Partido Político la relación ha sido aún más álgida, quizás por ello en el 2016 el futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon anduvo en campaña en favor de le demócrata Hillary Clinton

Por lo anterior me llama mucho la atención la redacción de la carta que AMLO le envió al Presidente Trump y que además se hicieron públicas las siete cuartillas y en la misma  reconoce que se identifica asimismo con Donald Trump. Dice que  ellos si saben cumplir lo que dicen, y  sobre todo Trump quien ya comenzó con los trabajos para un muro de nueva generación, ya aceleró las deportaciones, sigue separando a los migrantes de sus familias, ha movilizado al Ejercito a la frontera, ha encerrado a niños mexicanos en jaulas, mientras se abrazan en las cordiales envíos de cartas y respuestas, en un despropósito, con el afán de hacerse de un giño, ya que ambos son antiestablisment.

Lo que si es cierto es que faltan muchos detalles en el tema de las relaciones con el vecino del norte y la renegociación del TLCAN, son puntos a favor  para la presión de los estadounidenses sobre la imposición de aranceles, a pesar del comentario positivo Trump ante la misma; que ya es ganancia en esta era de incertidumbre, en un panorama donde llegará el momento de los detalles de la próxima política exterior, por la experiencia anterior toca bajar las expectativas.

En su contenido se evitaron temas espinosos como el muro y el tráfico de armas, en una estrategia similar a la del actual gobierno, con la finalidad de cultivar la buena voluntad, lo cual termina siendo incómodo para las familias que se están viendo afectadas por la crisis humanitaria en la frontera y están esperando que el presidente de México asuma una posición en torno a eso que están padeciendo, sumados a los dreamers, la ansiedad profunda y a la inseguridad que padecen cientos de miles de Mexicanos.
Optar por una actitud obsequiosa ante Trump es, en el mejor de los casos, un error político.