CATEDRAL DE NOTRE DAME

Views: 217

París (INTERNOTI) Un voraz incendió, daña a uno de los patrimonios mas emblemáticos e históricos de la humanidad.

En un proceso de renovación, la Catedral de París,  estaba llena de andamios que están en los pisos de madera.

Los obreros estaban quitando las imágenes para renovarlas.

Algunas de estas, estaban reforzadas con cabillas de acero por dentro.

 Los trabajadores usaban llama de

Oxyacetileno para cortar las cabillas.

Adicional a esto, habían otros empleados, soldando con varilla eléctrica para reforzar las esquinas de algunos andamios de acero.

La Catedral de Norte Dame, contaba con muchas vigas de madera que datan del 1200 y estaban protegidas con capas de alquitrán, unas sobre otras a lo largo de los siglos.

La causa del inicio del siniestro fue una chispa o tizón de uno de estos soldadores cortadoras de oxyacetileno que cayó sobre una de esas enormes vigas con alquitrán, que son muy flamable.

Esto provoco, que se esparciera en forma rápida, lo que provoco este desastre y el fuego de inmediato llego a las torres, de esta bella edificación, uno de los símbolos mas importantes para importante de la historia de París.

La Catedral de Notre  Dame, fue escenario de la coronación y consagración del Emperador Napoleón Bonaparte en 1804.

Pero también forma parte de leyendas y mitos, como la de Quasimodo El Jorobado, personaje principal de la obra Nuestra Señora de Paris del escritor francés Victor Hugo, que nos habla de un hombre deforme de gran alma, que residía en el campanario de esta bella Catedral, otro de pasajes de la literatura universal, que menciona a Norte Dame, son: Los Tres Mosqueteros de la novela de Alexandre Dumas.

 La catedral de Nuestra Señora (en francés, Cathédrale Notre-Dame) es una catedral de culto católico, sede de la archidiócesis de París, la capital de Francia. Dedicada a María, madre de Jesucristo, se sitúa en la pequeña isla de la Cité, rodeada por las aguas del río Sena. Es uno de los monumentos más populares de la capital francesa.

Se trata de uno de los edificios más señeros y antiguos de cuantos se construyeron en estilo gótico. El uso innovador de la bóveda de crucería y del arbotante, los enormes y coloridos rosetones y el naturalismo y la abundancia de decoración escultórica lo diferencian de la arquitectura románica.

Su edificación comenzó en el año 1163 y, para 1260, ya estaba completada en su mayor parte, aunque se terminó en el año 1345 y se modificó de manera frecuente a lo largo de los siglos siguientes. Durante la década de 1790, tras la Revolución francesa, Notre Dame sufrió la profanación de parte de su imaginería religiosa, que quedó dañada o destruida. La publicación de Nuestra Señora de París por Victor Hugo, no obstante, reavivó el interés popular por ella. Eugène Viollet-le-Duc encabezó un proyecto de restauración que comenzó en 1845 y se prolongó durante un cuarto de siglo. Asimismo, en 1963 se procedió a limpiar de hollín la fachada y se recuperó su color original. Entre 1991 y 2000 se llevó a cabo una nueva campaña de limpieza y restauración.