Comparecencia de Darío Zacarías, titular de Sedagro

Views: 601

Aunque ya transcurrieron varios días, para nosotros sigue siendo trascendente lo que se dijo o lo que faltó por decir en esa comparecencia, quisiera destacar que se dio mucha rigidez o solemnidad y esto significa que se sacrifica la respuesta o lo que los ciudadanos, que requerimos de los servicios de esta secretaría, quisiéramos escuchar, tanto de los diputados, es decir, ellos fijan los presupuestos, las reglas de operación de los programas, pero también tienen la facultad de verificar, revisar, de fiscalizar que se apliquen esos recursos y que se cumplan las reglas.

¿Qué se busca con eso, con los presupuestos? Expone los motivos que para lograr la autosuficiencia alimentaria, cuidado del ambiente, que lleguen los apoyos a productores de menores ingresos o que tienen atraso tecnológico. Pues sí, pero eso ya visto en la realidad hay mucha distancia para que se cumpla y por qué digo que ambos nos quedaron a deber, nosotros como productores o como gente rural, porque las preguntas son rígidas, escuetas y poco entendibles.

Entonces se supone que el secretario es el más conocedor, el que tiene todos los datos del sector en el Estado de México y también sus respuestas, incluso en algunas evadió, es decir, hubo preguntas que se quedaron sin respuesta. Limitan los tiempos, cuando hay temas de mucho fondo y debería ser tiempo libre o cuando menos más flexible, por ejemplo le dan diez minutos para que conteste a siete diputados y cada uno de los diputados ocupó tres minutos, entonces hacen una batería de preguntas que no las alcanza a contestar. Eso le da margen para que conteste las que le convienen y deje pasar las que no puede o no quiere contestar.

Desconozco si así ocurre con todos los comparecientes, pero en este caso fue además en comisiones y ¿por qué no en el pleno?, es una decisión de los diputados está dentro de sus facultades pero por qué tiene que ser de esa manera, como ciudadano interesado en el tema agropecuario nos quedaron a deber de ambas partes.

Espero que ahora en el tema del presupuesto, porque va encadenado se supone que al hacer la evaluación de cómo funcionan los programas, sus partidas, ahí tenían que haberse dado cuenta y reclamar, en su caso, los diputados, por qué el programa estrella de este gobierno a estas alturas de octubre todavía no se aplica. Es decir, todavía no cobran los extensionistas, los proveedores de semillas de maíz y los de fertilizantes, todavía no cobran, apenas tienen la intención, porque no se ha iniciado la supervisión en campo con su personal operativo, las parcelas, imagínese ya es cosecha, ya estamos iniciando en las partes altas.

Entonces se tiene que hablar de presupuesto, consideramos que esas comparecencias tienen que estar más abiertas y fomentar la participación de los directamente interesados, los campesinos. Tenemos mucho que decir, mucho que preguntar y vale la pena. Nosotros lo vamos a proponer para que en el formato de éstas, se permita la participación de la sociedad sea en este caso el agropecuario o en los demás.

En la reciente propuesta de la Ley de protección y fomento al maíz, a que se aplique cuando menos el 20 por ciento del presupuesto agropecuario de la entidad a este tema. Creo que en sus estrategias, mañas los que hacen los presupuestos dispersan en diferentes programas o instancias o direcciones los recursos, entonces para el productor que aspira a tener algún apoyo, solicitar algo se le hace complicado. Si en este caso se aprovecha que va a haber una ley exprofeso para protección y fomentar la productividad del maíz, ese 20 por ciento ahora en el presupuesto llegará a cerca de 3 mil millones.

Esos 500 ó 600 millones qué significa el 20 por ciento se diga o se preste con claridad y bajo un programa donde se diga en tal fecha se tiene que ejercer tal cantidad y va para tantos productores o para tantas hectáreas. Ese sería un ejercicio de transparencia y de temporalidad justa y adecuada al avance del ciclo. No podemos dejar de sembrar cuando es el tiempo de hacerlo, sea con apoyos o sin apoyos lo hemos hecho, aquí va una buena noticia.

Estamos observando el maíz, le llamamos duro o cuajado, en estado masoso, lo que falta es que cristalice, que se haga duro, pero ya pasamos los riesgos de heladas, ya no tuvimos a principios de octubre, entonces las que vengan en noviembre nos van a favorecer en esa cristalización del grano y que seque para cosecharlo. Esto no puede cantarlo como un mérito de ningún gobierno, porque fue un mérito del clima, de la naturaleza, esperamos mejor cosecha que el año pasado.

En el caso de los diputados luego son tantos que quieren, en el afán protagónico que hacen preguntas, siete preguntas de mucho contenido y a veces ellos mismos se contestan y le dicen al funcionario decir sí o no.

Ojalá y se contestaran bien, pero hay algunos que están perdidos, no tienen conocimiento de los temas, si yo fuera diputado y no tengo conocimiento del tema, prefiero no intervenir.

El otro lado del afán protagónico es, como se trata de un gobierno priista pues hay que darle en la torre, ellos piensan que haciéndole preguntas capciosas, son como los malos reporteros, viste cómo le pegué.

Hay que ir preparado a esas comparecencias, como ustedes los periodistas, con buen ánimo para no salir enojado.