+Con los protagonistas de la Opera Carmen; los de Tenería ofendidos

Views: 1235

La frase

El modus operandi en un hecho criminal es el conjunto de pautas de comportamiento y actuación de un delincuente o varios. Pero “modus operandus”, palabra que inventó el secretario del Ayuntamiento, Francisco Vázquez…

¿Qué significará? Ojalá nos lo diga

 

ESTUDIANTES OFENDIDOS: César N” el estudiante de la Escuela Normal Rural de Tenería “Lázaro Cárdenas del Río”, acusado  por el delito de lesiones con modificativa agravante de haberse cometido contra la función orgánica con premeditación y ventaja en agravio de José Miguel “N”, podría no presentarse a la audiencia citada este miércoles 9 de octubre. Representantes de la institución denunciaron que su compañero no fue atendido médicamente mientras estuvo detenido, esto a pesar de que contaba con una herida de bala en el brazo.

De igual forma negaron que tengan secuestrados a los operadores de las 90 unidades del transporte público foráneo, ya que aseguran pueden salir y entrar de la institución; Además, de que están en buen estado de salud y se les satisfacen todas sus necesidades. Reiteraron que exigen una reunión con el secretario general de gobierno, Alejandro Ozuna Rivero, para atender sus peticiones que son respeto a su autonomía.

Los Protagonistas de CARMEN

Platiqué como cada jueves, con el maestro Gerardo Urban y Fernández y en esta ocasión con los protagonstas de la Opera Carmen. Qué mejor para platicar de una ópera  tan fantástica Carmen, la protagonista nos acompaña la maestra Lidia Rendón, ella es Carmen.

Carmen se debate entre el amor de dos hombres, don José que es el maestro Rafael Negrete, uno de los protagonistas, un soldado que hace parte de los dragones de Alcalá, esta obra se realiza en España, en Sevilla para ser precisos y el gran torero Escamillo que será interpretado por el maestro Tomás Castellano.

Ya en lo personal por cuál se decidiría.

Los dos personas son maravillosos, un hombre que es un soldado, don José que viene de tierras altas y llega a vivir su vida, según la novela, después de haber matado.

Platicábamos con Rafa que matar en esa época era una parte de la sobrevivencia y por otro lado el torero, bravío, fuerte, varonil que es un poco más parecido a Carmen, que se juega la vida, que es una persona adicta a la adrenalina.

-Los que estamos aquí sentados nos gusta la adrenalina, muchos dicen, es que corro autos o hago deportes extremos y usted qué hace, canto, delante de todos, eso es una adrenalina bastante fuerte y buena.

¿Y sí de verdad es extremo?

Totalmente, el entrenamiento que tenemos es exhaustivo, de la manera en que tenemos que respirar para tener una voz que llene grandes teatros, es como si nosotros fuéramos atletas de alto nivel, nadadores profesionales.

Es un trabajo fuerte, energético y mis compañeros son maravillosos en escena, aparte de grandes cantantes.

El maestro Urbán es un director sensacional, estoy sorprendida y agradecida de estar aquí. El maestro Urbán tiene una visión de dirección que pocos directores de música la tienen. Tiene una visión teatral fantástica, se le ocurre una idea, una imagen y la plasma de una manera sensacional.

Les aseguro que si nos acompañan a ver a Carmen, no solamente van a vivir una pasión, nos van a acompañar, sino se van a enamorar, van a cantar, las mujeres van a encontrar a esa Carmen que habita en ellas, una mujer valiente, valiosa, valerosa, de esas mujeres de las que venimos todos nosotros, esas mujeres que han sacado familias adelante, muchos hombres.

Entonces la Carmen significa muchas cosas, significa valentía, por eso quizá la similitud con la fiesta brava.

Me interesó mucho lo que dijeron de la adrenalina. ¿Después de eso qué, el pánico escénico?

En mi caso supe que quería cantar desde que nací, yo creo que vivía cantando en el vientre materno y jugaba a que cantaba y así mis shows y tuvieron a bien mis padres meterme a estudiar gimnasia rítmica, teatro, danza, flamenco, ballet.

El escenario para mí es parte de mi vida y el público también, relacionarme con la gente, en mi caso fue el amor al escenario.

No tanto el pánico en realidad, pero siempre que se avecina una presentación, claro que existe la adrenalina, requiere un gran compromiso, esfuerzo de hacerlo siempre lo mejor posible, más allá de la propia capacidad.

Creo que los mexicanos estamos acostumbrados a esta parte que dicen del futbol, del ya merito, curiosamente nos hemos especializado en que no exista el ya merito, sino el aquí y ahora.

Siempre tiene que salir bien y eso tiene la música, no me desmentirá el director Urbán, porque la música es eso, es el aquí y el ahora, el maestro va dirigiendo, ya pasó el compás, quedó bien, mal, chueco, lo que sigue, uno no puede parar.

Es un gran aprendizaje para mí, de la vida misma, donde la música me ha enseñado a vivir el aquí y el ahora, el instante, el compás que estamos viviendo y después el que sigue y luego el que sigue.

Para mí es el aprendizaje en la vida que me ha brindado.

La misma pregunta para el maestro Negrete, supongo que es una ventaja ser descendiente de alguien muy importante en cuestiones actorales.

Es un género muy distinto a la ópera.

Ahorita que estamos haciendo la comparación con los deportes, con el futbol, lo que sucede es que en el caso de la tesitura del tenor, toda la parte aguda es fabricada, el tenor siempre está al filo de la navaja, debería volver a cantar varítono.

Platicábamos con el maestro Tomás, porque estás en el límite, es muy interesante, porque tienes un solo tiro en ciertos momentos, notas más agudas, en las más intensas.

Un futbolista que va a tirar penales, tiene un tiro, pero casi nunca le dan y si le dan, es un golazo, pero aquí no puedes fallar, es un poco como los toreros, aquí no estás jugándote la vida, pero estás jugando la carrera, el sustento, el prestigio.

Hay una presión enorme y hay que dominarla, pero es muy interesante.

Hay que hacer un parangón con alguien muy importante, Hugo Sánchez en 1986 le temblaron las corvas al tirar el penal y falló.

¿Acá no le tiemblan las cuerdas vocales?

No. Claro quién ya tiene mucho prestigio, un gran cantante, conocido, internacional, Pavarotti si llega a fallar, está tan asentado que dicen tuvo una mala tarde.

Nosotros que estamos unos más, otros menos, unos más consagrados, no puedes fallar.

En el caso del maestro Castellano.

Lo que pasa es que como bien decíamos, el teatro, la ópera es en vivo, no hay chance de repetir.

La verdad es que pienso que más que hacerlo por cuestión de impresionar o porque el público esté esperando ciertas cosas de nuestra voz o algo de lo que más nos gusta también, nos gusta contar historias.

A mi papá mucha gente dice qué pasa con tu papá, te platica una película y tú ves la película y pasó y el caballo, te describe, te dice y te emociona, de ahí me viene de alguna manera las cuestiones artísticas, además de que mi papá cantaba, tenía una voz de barítono.

A nosotros nos gusta contar historias, la gente que viene y se sienta, estamos contando una historia y así como a nosotros nos emocionó cuando la leíamos, ya sea el libreto o partitura, también queremos hacer lo mismo y eso genera una adrenalina bastante interesante.

Comentábamos que qué cosas extremas hemos hecho, dentro del escenario me ha tocado cantar y patinar en hielo o cantar arriba de una voladora, ya de por sí la adrenalina que esto ocasiona, pero contar esa h historia en el momento presente, es como estar tirando.

Tienes un tiro o dos y eso te genera una adrenalina que hace que estés en el presente, cuidando y por mismo haber tenido un entrenamiento para hacerlo en ese momento.

El arte tiene mucho más que eso, si volvemos a las comparaciones, por ejemplo con la tauromaquia, hay veces que un matador tiene una faena increíble, una tarde estupenda y sin embargo a la hora de entrar a matar con el estoque, pero nada más por la suerte máxima que le llaman, se pierde y no fue una gran noche.

La parte más importante es la artística. El arte debe ser una declaración, pero si tienes esta parte de adrenalina.

Sin embargo, algo importante, ahora que estamos con la alerta de género, tiene una propuesta, en esta ocasión el maestro Urbán, la Filarmónica de Toluca y la directora de escena es denunciar este problema del feminicidio.

-Por otra parte les quería hablar de la adrenalina que se genera en el público que es algo sustancial en la ópera, por eso nos gusta tanto compartirla con la gente.

Se han hecho muchos esfuerzos por compartir la ópera en la calle y que la gente las conozca y las reacciones de la gente que la escucha, son sensacionales, la gente que nunca la había escuchado se le salen las lágrimas.

Imagínese cómo será escucharla en un teatro, con una orquesta fantástica, con una música que ha apasionado corazones desde que se escribió, donde se presentó a una sociedad que fue un escándalo que existiera una mujer que dijera lo que pensaba, que hiciera lo que quisiera y que no pedía permiso a los hombres o a la familia, que fuera dueña de sí misma.

Curiosamente sigue generando polémica.

-Una mujer que eligiera, porque eso también lo hace Carmen, cuando en ese tiempo seguramente no les daban chance de elegir.

-Muchos lugares, relaciones donde la mujer ha sido asesinada en una relación amorosa.

Entonces en el público esta música genera cambios emocionales, las personas que van a ver esta ópera, van a salir transformadas del pensamiento, del corazón, del alma, porque aparte hay un montón de sorpresas en escenas.

Va a haber algo que estoy fascinada, porque amo los caballos y va a haber en vivo, en un teatro para 2 mil 500 personas, lo van a disfrutar tanto como nosotros.

Va a haber cantantes de flamenco, bailaora, esto es un espectáculo que nunca se ha visto, es lo mejor de Carmen, con lo mejor del mundo flamenco, del mundo gitano.

Es una unión que logró mentalizar el maestro Urbán y se está materializando y esto nunca lo hemos hecho, entonces nunca lo han visto, le va a encantar a todo el mundo.

-Volviendo al tema de adrenalina, si yo he cantado varias veces, cantamos todos los días, que estábamos en el ensayo no es lo mismo escuchar Carmen con 20 personas del coro, que con 170 personas, ya entre todos.

Cuando salí a cantar, dije por qué tanta adrenalina, pues porque somos muchos los que estamos ahí, la orquesta es grande,  y se siente una energía.

-Es pura pasión la ópera, la gente tiene la idea o el perjuicio que es un espectáculo aburrido, pero no, es lo más emocionante que puede haber. No dejen de ir a Carmen, la van a disfrutar como nunca, va a hacer algo que va a marcar sus ideas, como estas producción va a marcar nuestras vidas.