Consumo de productos mexicanos, vía para generar más empleos

Views: 302

Los pequeños emprendimientos y negocios locales son los principales generadores de fuentes de empleo para el país, según cifras del INEGI, el 78% de los empleos remunerados en México son generados por micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes), las cuales constituyen el 99.8% de las empresas en el país. En este sentido, consumir productos locales fortalece el sector Pyme y fortalece la economía que se genera a través de la creación de empleos.

Zaide Solis, fundadora y directora de México Presenta, plataforma que incentiva el consumo local, explica que al adquirir productos y servicios hechos en México por pequeñas y medianas empresas mexicanas, sumado a lo que consimimos de las grandes, la cadena de distribución y producción detrás de los productos se fortalece, ya que, al constituir la mayor fuente de empleos en México, el inyectar capital a la operación de estas empresas resultará en más empleos con mejores sueldos.

La mayoría de los pequeños comercios en el país adquieren y distribuyen productos locales, los cuales, a su vez, están elaborados con materias primas de la región, principalmente. Su comercio y consumo fortalecen el que se sigan produciendo, desde su origen, empleos para desempeñar todas las actividades detrás de ellos, desde su producción, transporte, distribución y comercio.

La sustitución total de productos provenientes del extranjero no es posible, y en algunos casos, tampoco es conveniente. “Hay materias que no se producen en nuestro país, y que tampoco es posible sustituirlas por otras. No se trata de aislarse del mundo o dejar de comerciar con otros países, sino de apoyar a quienes producen y ofrecen artículos o servicios de calidad, pues su crecimiento ayuda a mantener a la gente empleada”, explica la directora de México Presenta.

Además de la generación de empleos, los beneficios de consumir productos locales  van desde la revaloración de las marcas, hasta el aumento de productos exportados. “Hace tiempo existía el estigma de que lo hecho en México era de baja calidad, que era mejor comprar artículos importados. Esto no es así, la calidad de los productos creados por manos mexicanas tienen el estándar suficiente para competir con otros a nivel internacional”, menciona Solis.

Desde materias primas hasta productos manufacturados y tecnología, México exporta una gran variedad de productos a otros países de América, Asia y Europa. Los 12 tratados de comercio con 46 países diferentes, permiten la exportación de tomates, aguacates, tequila, oro en bruto, petróleo crudo, cerveza, frutos rojos, autopartes, equipos de cómputo y telecomunicaciones. Con ello el talento mexicano encuentra reconomiento a nivel internacional gracias a sus aportaciones culturales y científicas,  demostrando la gran capacidad existente en nuestro país .

Una razón más para consumir productos locales de calidad, es que éstos se ven menos afectados por los cambios monetarios externos, por lo que su comercio y consumo ayudan a fortalecer el valor del peso, al ser la moneda en la que se intercambian principalmente.