Covid-19 acabó con María Eulalia Guadalupe Buendia “La Loba” y su negro historial delictivo

Views: 1241

La Secretaría de Seguridad (SS) informó que, la noche del pasado 15 de Mayo, María Eulalia Guadalupe Buendía Torres “La Loba”, Persona Privada de la Libertad (PPL) en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Almoloya de Juárez, fue trasladada a un hospital privado en la capital mexiquense por presentar síntomas de diversos padecimientos clínicos y una preexistencia de diabetes tipo B, de acuerdo a los reportes clínicos del nosocomio dio positivo a las pruebas de COVID-19.

Según consta por la parte médica, la madrugada de este domingo 24 de mayo, Buendía Torres sufrió un paro respiratorio que terminó con su vida. Cabe hacer notar que Hugo Adelaido Herrera Buendía, hijo de “La Loba”, también sufre el mismo mal y está en el mismo nosocomio privado, aunque también estaba recluido en el penal de Almoloyita, al igual que el esposo de la hoy occisa, José Adelaido Herrera Delgado.

“La Loba” purgaba una condena de 50 años, de los cuales sumaba apenas 20, por los delitos de homicidio (9 personas) y lesionados (52), así como daño en bienes y ocupación illegal de edificios e inmuebles destinados al servicio público. Cabe hacer notar que por la suma de los delitos alcanzó una penalidad de 492 años de prisión.

Junto con ella fue detenido su primo, el  ex alcalde de Chimalhuacán, Carlos Cornejo Torres,

Era lideresa de la Organizacion de Pueblos y Colonias y rival directa de Jesús Tolentino Román Bojórquez, líder de Antorcha Campesina y que en esa ocasión ganó las elecciones en Chimalhuacán.

Ambos se dedicaron a fraccionar Chimalhuacánen las décadas de los ochenta y noventa. Eulalia trató de impedir la toma de posesión de Tolentino y hubo 9 muertos y más de 52 heridos.

Antes la “Loba” había ganado las elecciones a través de su primo, Carlos Cornejo Torres. Se inició como golpeadora y ascendió a lideresa. Su primer ingreso a la cárcel fue en 1993, tras una riña de sus seguidores y un grupo de futbolistas llaneros donde murió el hijo de su entonces mano derecha, Margarita Preisser. Estuvo dos años recluida.

Entró en conflicto con la diócesis local por la compra de un capilla en el barrio de Plateros. En 1996 fue directora del DIF en  Chimalhuacán y su primo alcalde la nombró directora de ODAPAS, en donde hizo y deshizo con los colonos de Chimalhuacán.

Tras el zafarrancho con Tolentino, anduvo prófuga, hasta que en una acción sin precedente, fue localizada en una casa de seguridad de Zinacantepec, en el número 525 de la calle de Isabel la Católica, en donde fue detenida, no sin antes producir una balacera. La acción fue realizada por la entonces subprocuradora de Justicia en Toluca, Martha Hilda González Calderón. Ingresó al penal de Almoloyita el 25 de agosto del año 2000.

La dependencia continúa con la aplicación de los protocolos sanitarios y de seguridad, acordados por la Subsecretaría de Control Penitenciario desde el mes de marzo.

Con la transparencia que ha caracterizado el flujo de información entre autoridades penitenciarias y familiares, se aclara que se han tomado todas las medidas sanitarias en el ingreso y egreso de personas, así como con la sanitización de los distintos espacios que son de uso común.

En este momento, las actividades en el penal de Santiaguito se desarrollan con normalidad aplicando los protocolos sanitarios correspondientes.