DÍA INTERNACIONAL DE LA LENGUA MATERNA

Views: 515

Lo que no se dice desaparece,

lo que no se vuelve a nombrar

es como si nunca hubiera existido.

Fernando Serrano Migallón

 

La lengua materna es el idioma que aprendemos desde nuestras primeras  letras y que a lo largo de nuestra infancia nos da identidad, legado de nuestros padres, abuelos y antepasados. Su riqueza cultural está en la manera de comunicamos, la relación de convivencia con el medio que nos desarrollamos como individuos y nuestras relaciones con los que nos rodean. El patrimonio de todas las culturas que existen en el mundo se da por la capacidad de trasmitir e imitar tradiciones y costumbres, además de usos en el trabajo y la aplicación de la justicia que imponen orden en comunidades.

 

En esencia la lengua es el resguardo de los valores arraigados, símbolos, aspiraciones de un pueblo, en el avance de su historia que se van alimentando constantemente excediendo fronteras llevando un mensaje de la sobrevivencia cultural.

 

La ONU; Organización de las Naciones Unidas en noviembre de  1999 proclama el 21 de febrero Día Internacional de la Lengua Materna y exhorta a los Estados Miembros y a la Secretaría a promover la preservación y protección de todos los idiomas que emplean los pueblos del mundo. Este día fue elegido dedicado al Movimiento por la Lengua Bengalí, que se manifestaban por sus derechos lingüísticos en Dhaka, Bangladés. Donde se suscitó una tragedia la policía y el ejército Pakistaní, que ocupaba Bangladesh, asesinaron a una multitud hablante de la lengua bengalí.

 

Es así como el lenguaje, como seña de identidad, engloba una forma de vida, de ideas y costumbres. Es verdaderamente un deleite adentrarse a la palabra y descubrir toda esa riqueza dentro de los valores y los principios de la lengua, que se habla en una acumulación de tiempos y épocas. El idioma como un acto de conciencia e identidad que posee cada individuo, al nacer éste se integra a una nación, una familia y un espacio lingüístico. Cada hablante tiene un legado que lo define, al hacerse escuchar.

 

Según la ONU, en el mundo existen 6,000 lenguas de las cuales 43% están en peligro de desaparecer. Expertos aseguran que el 90% pueden desaparecer en este siglo. Muy pocos idiomas se han incorporado en sistemas de educación de universidades, escuelas públicas y muchas otras han logrado colarse en el mundo digital. Afirma Cada quince días desaparece una lengua, llevándose consigo un mundo distinto de descubrir las ideas de los hablantes.

En América Latina sólo existen estimado del número de lenguas nativas y su número de hablantes. Ethnologue enumera 900 lenguas habladas actualmente; otras fuentes cuentan entre 400 y 1,500. Por lo que las cifras fluctúan. Lo cierto es que la mayoría de lenguas maternas solo son habladas por minorías principalmente por gente mayor y en lugares cerrados. A pesar de estar tan limitado aún hay memoria en muchas de ellas. En mayor número de hablantes se distingue el quechua que alcanza los 14 millones de hablantes, el guaraní con casi 8 millones, el aimara 1,5 millones), el náhuatl 1,4 millones, quiché y maya 900.000 cada una.

 

México con 68 lenguas  364 variantes lingüísticas, 64 de las cuales se encuentran en alto riesgo de desaparición según el  Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI)  Existen diversas causas y consecuencias  que actúan como factores para la desaparición de las lenguas en México, destacan principalmente la omisión de enseñar y transmitirla a sus descendientes por parte de los hablantes, de generación en generación se va perdiendo,  la discriminación y la marginación hacia las personas de habla diferente, así como la institución de un solo idioma en el país y  el carente apoyo a la valorización de las diferencias culturales.

La diversidad cultural  que aportan las lenguas originales engrandece a naciones que las contienen, la cosmogonía de los pueblos contienen esa visión del mundo que aporta esa visión única en el descubrimiento de pensares distintos, es preocupante pensar cuanto conocimiento esta por desaparecer. Cada dos semanas una lengua desaparece, llevándose consigo  parte del alma de una nación.

 

Los gobiernos de hoy en día se han dado cuenta de la importancia que tienen las lenguas maternas, en muchos países se ha logrado avances en educación plurilingüe en la educación primaria. Hay un compromiso mayor para que se desarrollen en la sociedad. Por eso la preservación y rescate de las lenguas es una tarea fundamental, de todo aquel que reconozca las señas de su identidad; libertad y justicia palabras pronunciadas por hombres y mujeres.

 

Por hoy, al conmemorar el Día de la Lengua Materna internacionalmente, las naciones del mundo celebran en este día su diversidad lingüística en sus territorios. El reconocer su valor y su riqueza nos da esa esperanza de ver cada día más personas interesadas en el aprendizaje del lenguaje de sus abuelos. Rescatando la esencia las lenguas, en el resguardo de los valores arraigados, símbolos, sueños de naciones, que en el avance de su historia, se van alimentan del mensaje de la sobrevivencia cultural.