Disciplina y prevención en la salud de la población, parte de la “nueva normalidad” ante el Covid-19

Views: 510

El Covid-19 trajo cambios en todos sentidos de la vida humana; para los mexicanos significa una transformación mental, física y cultural. También retos que la población y el personal del sector salud deberán superar, comentó la Dra. María Guadalupe Marcano, egresada de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), quien impartió la videoconferencia “Situación epidemiológica del COVID 19, formas de transmisión y nuevos hábitos de convivencia”.

Esto como parte del seminario virtual “La `nueva normalidad´ ante la pandemia Covid-19” que organiza la UAG con diversos tópicos que tratan de prever o explicar cómo la vida cotidiana cambiará durante y después de la emergencia sanitaria causada por este virus.

La doctora, explicó que el Covid-19, según previsiones de modelos algorítmicos, estará presente hasta octubre de este año y esto afectará a la población y a los profesionales de la salud.

“La pandemia podría terminar hasta octubre de este año según el modelo logarítmico presentado por el Dr. Roberto Vázquez de la Universidad La Salle. Cuando los casos confirmados disminuyan, diariamente, por debajo de los 20 positivos es cuando se podrá considerar que el fin de la pandemia está por llegar”, dijo.

Señaló que, para que la población regrese a una “normalidad” con tranquilidad, y se reduzcan el número de contagios, se deben realizar más pruebas para la detección del virus y que, si el confinamiento termina antes de incrementar el número de pruebas, los resultados podrían ser lo que calificó de desastrosos.

“Esto según la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo; sin las pruebas no podremos detectar el número de personas contagiadas, cuántas reales tenemos y que pueden a su vez transmitir la enfermedad y eso es peligroso”, aclaró.

Por otro lado, la doctora explicó que hasta que no se encuentre una cura, la población deberá cambiar sus hábitos y mejorar el cuidado de su salud, aprender a prevenir, tener disciplina y aceptar la nueva “normalidad”.

Bajar de peso, evitar el contacto físico entre personas, revisar la presión arterial, los niveles de azúcar, alimentación, limpieza y prevención, serán normas más necesarias que nunca para la supervivencia de las personas.

La Dra. Guadalupe Marcano, explicó que la población mexicana sufre de un alto índice de comorbilidades, afectaciones como diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras, y por desgracia, estas personas son más propensas a contagiarse y a morir a causa del virus.

“Estas enfermedades se agregan a las que se podrían sufrir con el Covid-19 lo que aumenta la tasa de mortalidad. Casi la mitad de los adultos sufren hipertensión arterial, de esa mitad, un 50% no sabe que la padecen. Además, el gran problema que sufre nuestro país es la obesidad, con una alta prevalencia y se agregan estos problemas al virus”, añadió.

Disciplina sin miedo

El virus ha obligado, continuó la experta, al mexicano a exigirse disciplina y por lo tanto aceptar que sus hábitos de vida han cambiado y tomar de manera seria la situación que vive su ciudad, el país y el mundo.

“El mexicano no tiene una cultura de disciplina y ese es un reto a superar en esta pandemia. Muchos lo han logrado, pero faltan más personas de sumarse. Por ejemplo, una persona acude al médico cuando sus síntomas ya son graves o la enfermedad va muy avanzada y esa no es la manera de tratar nuestra salud”, argumentó.

A su vez, además de forjar disciplina, los mexicanos deberán abandonar los hábitos de tomar remedios caseros, el auto recetarse o medicarse y tender a creer la información engañosa que circula en redes sociales.

“No hacer caso a esto no ayuda a curarse, causa más problemas y dificulta la posibilidad de alcanzar lo parecido a la `normalidad´, debemos optar por cambiar los hábitos”, pidió.

Esto lleva a mayores restos a los individuos, entre ellos: superar el miedo al contagio, al confinamiento y los obliga a intentar un equilibrio en sus vidas “ha marcado un ahora y un después. Salir a la calle no será lo mismo que antes, se vivirá con estas medidas de protección por mucho tiempo. Será difícil, incluso las aglomeraciones de personas no sucederán tan comúnmente como antes”.

Por último, exhortó a los ciudadanos a seguir las recomendaciones que las autoridades han dado como: higiene respiratoria, uso de medidas de prevención, lavado de manos, el uso de gel antibacterial, la sana distancia y no salir de casa si no es necesario.

Sector salud, uno de los más vulnerables

Los médicos, enfermeras, residentes y otros trabajadores del sector salud son los más vulnerables a contraer el virus por su cercanía con los pacientes y esto ha causado, a su vez, altos niveles de estrés, ansiedad y miedo.

“La gente del sector salud tiene miedo de infectarse y morir. Es que muchos han muerto. Hay carencia de equipo en algunas unidades para el personal de salud; hay hospitales que han completado su cupo en la Ciudad de México y la falta de ventiladores para asistirlos puede llegar a ser un problema serio”, agregó la doctora.

Ante esta situación, la Dra. Guadalupe Marcano expresó que el personal de salud continuará con las medidas de prevención, incluso, después de que pase la emergencia y dejará una marca que no podrá olvidarse en mucho tiempo, por lo que se prevén también problemas de salud metal a corto y mediano plazo.