Poder EdoMex

DUELO POR SEPARACIÓN O DIVORCIO

Views: 203

La ruptura amorosa es considerada uno de los eventos más estresantes que puede atravesar el ser humano. Los proyectos y sueños compartidos se hacen añicos haciendo que la sensación de fracaso profundice aún más la tristeza. En este artículo te contaremos cómo se puede elaborar el duelo de esta separación para así evitar procesos patológicos.

RESPETA TUS EMOCIONES: En la ruptura amorosa experimentarás múltiples emociones de tristeza, frustración y soledad.

Estos sentimientos se profundizan aún más debido a la sensación de pánico de quedar solo. Los sentimientos de decepción por los sueños que han sido destruidos generan una gran frustración y ansiedad respecto a cómo poder salir adelante frente a un futuro desconocido. Esto puede afectar tu rendimiento en el trabajo disminuyendo la capacidad de concentración. No reprimas tus emociones. Date permiso para sentir y tómate tiempo para sanar el duelo que implica el final de esta relación amorosa.

Es normal sentirse enojado, temeroso, triste, cansado, ansioso y confundido. Estas reacciones disminuirán con el tiempo. No es saludable quedarse atrapado en sentimientos hirientes como la ira, la culpa o el resentimiento ya que te impide avanzar en el proceso de curación. Sin embargo, ignorar estas emociones o tratar de suprimirlas sólo podría prolongar este proceso de duelo. Reconócelas y exprésalas en espacios propicios como la consejería psicológica, grupos de apoyo o bien en una conversación con amigos.

ACEPTA EL APOYO DE LOS DEMÁS: El acompañamiento de los amigos y familiares es primordial para superar este duelo amoroso. Acepta el apoyo de los demás y rodéate de personas que te valoren y brinden energía positiva. Siéntete libre de hablar honestamente sobre lo que sientes sin miedo a sentirte juzgado.

En caso de que consideres que estas conversaciones no sean suficientes, no dudes en participar de grupos de apoyo o acudir a una asistencia profesional en donde puedas encontrar un espacio de contención y comprensión mutua. Reflexiona sobre la enseñanza que te ha dejado esta ruptura, cuáles fueron tus errores y cómo reaccionas ante situaciones de gran estrés. Intenta no pensar en quién tiene la culpa ya que podrías desaprovechar la gran oportunidad de aprender más sobre ti mismo y sobre cómo te relacionas con los demás para así tomar mejores decisiones en próximas ocasiones.

 

REORDENA TU RUTINA: Luego de un divorcio o separación, la rutina cotidiana queda absolutamente paralizada. Esta suspensión de casi todas las actividades de tu vida habitual, genera una mayor sensación de caos, incertidumbre y estrés. Por lo tanto, reorganizar la rutina proporcionará una gran impresión de estructura y normalidad.

 

Si bien la vida ya no será la misma después de este divorcio o separación, es imprescindible encontrar una nueva normalidad en donde sea posible que tengas el tiempo necesario para sanar antes de comprometerte en nuevas relaciones amorosas. Evita tomar decisiones importantes durante los primeros meses después de una separación como, por ejemplo, mudarte de casa o cambiar de trabajo ya que implicaría sumar nuevas situaciones estresantes a tu vida.

Espera a sentirte con mayor claridad emocional para así tomar decisiones que no se vean influidas por los sentimientos actuales vinculados a la separación.