Estado de México
20 horas antes - La Secretaría de Salud del Estado de México informó que al corte de las 20:00 horas se reportan 33 mil 336 personas que han recibido su alta sanitaria tras superar el COVID-19, además de que se contabilizan 59 mil 174 casos positivos. La dependencia, a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, precisó que 13 mil 827 mexiquenses se encuentran en resguardo domiciliario, mil 463 son atendidos en hospitales de la entidad y mil 568 en nosocomios de otros estados; además de que dio a conocer el fallecimiento de 7 mil 116 personas en diversos municipios y mil 864 fuera de las fronteras estatales. De igual manera, señaló que hasta hoy se registran 21 mil 627 casos sospechosos en espera del resultado de la muestra que les ha sido tomada y 65 mil 059 han dado negativo al virus SARS-CoV-2. Añadió que bajo el lema “Hazlo por ti, hazlo por todos #llévalopuesto”, se debe tomar en cuenta que es fundamental usar el tapabocas diariamente cuando se acude a lugares públicos, mismo que debe cubrir mentón, nariz y boca, no manipularlo con las manos sucias, utilizarlo una sola vez si es desechable o lavarlo diariamente, si es de tela. Por lo que corresponde a la sana distancia, recordó que ante la reapertura de algunos giros comerciales y de servicios, se debe evitar acudir a lugares donde se puedan generar aglomeraciones, además de que es importante guardar un espacio entre personas de un metro a metro y medio, así como no saludar de mano, beso o abrazo. A lo anterior, la limpieza de manos es importante, por lo que se deben lavar constantemente con agua y jabón o sanitizar con gel antibacterial, con mayor énfasis si se ha utilizado el transporte público, al detenerse de barandales, al pulsar botones de elevadores o abrir y cerrar puertas, después del uso de artículos de uso común como teléfonos y computadoras. Finalmente, recordó a la población que sigue activa la línea de atención 800 900 3200 para que quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias puedan recibir orientación y atención de ser necesario, cuenten con información fidedigna sobre la pandemia o apoyo psicológico.

El cuento que llegó para quedarse

Views: 810

¿Hasta dónde han llegado?, hasta qué punto podemos hablar del feminismo descontrolado, de éste termino desvalorado, de tantas historias femeninas carentes de significado, pasa algo diferente con The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada) una de las series más premiadas, superproducción de HULU y MGM, basada en el Best Seller del mismo título de Margaret Atwood que se escribió en los años ochenta, una historia que sucede en una sociedad totalitaria bajo un régimen perverso.

 

Los Estados Unidos ha caído en un crisis ambiental y sanitaria, y la reproducción rige el eje de la vida en sociedad, y como último intento para poblar al mundo, generan una esperanza que recae en las “Criadas”, las últimas mujeres fértiles, que si bien, convertidas en un clase social, se ven forzadas a servir, con el único propósito de llevar al mundo un hijo, el señor de la casa, la historia envuelve un lenguaje propio muy estructurado y profundizado con tintes religiosos y bíblicos, reta a un enfrentamiento de las “criadas” con el hombre y la mujer misma.

 

No importa el color, nacionalidad, status socio-económico, preferencias sexuales, estas mujeres colorean de rojo los paisajes destruidos de la serie, concentrando hombres y mujeres que atormentan y que tal vez, hacen parecer exagerada la historia, pero resulta ser muy cercano al paralelismo del mundo actual. Existe una esperanza a pesar de que persiste un idioma de dolor, tortura, muerte y penumbra que se apoya en el diseño de vestuario.

 

Llena de simbolismo, llena de iconos que discuten y discursan; desde los colores, la iluminación, los rostros limpios, la sobriedad de los espacios, todo se mueve en torno a ellas y a las preguntas en esta historia distópica que estremecen la propia piel.

 

Hay mucha oscuridad que emerge de esquinas poéticas bien descritas y bien trazadas, una serie que nos invita a recorrer los conceptos de la familia, de la comunidad, de enlaces humanos y de empoderamiento femenino. No es la serie que nos estremecerá de energía y entretenimiento, pero sí nos volcará la mente y el corazón en cada episodio.