Estado de México
19 horas antes - La Secretaría de Salud del Estado de México informó que al corte de las 20:00 horas se reportan 33 mil 336 personas que han recibido su alta sanitaria tras superar el COVID-19, además de que se contabilizan 59 mil 174 casos positivos. La dependencia, a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, precisó que 13 mil 827 mexiquenses se encuentran en resguardo domiciliario, mil 463 son atendidos en hospitales de la entidad y mil 568 en nosocomios de otros estados; además de que dio a conocer el fallecimiento de 7 mil 116 personas en diversos municipios y mil 864 fuera de las fronteras estatales. De igual manera, señaló que hasta hoy se registran 21 mil 627 casos sospechosos en espera del resultado de la muestra que les ha sido tomada y 65 mil 059 han dado negativo al virus SARS-CoV-2. Añadió que bajo el lema “Hazlo por ti, hazlo por todos #llévalopuesto”, se debe tomar en cuenta que es fundamental usar el tapabocas diariamente cuando se acude a lugares públicos, mismo que debe cubrir mentón, nariz y boca, no manipularlo con las manos sucias, utilizarlo una sola vez si es desechable o lavarlo diariamente, si es de tela. Por lo que corresponde a la sana distancia, recordó que ante la reapertura de algunos giros comerciales y de servicios, se debe evitar acudir a lugares donde se puedan generar aglomeraciones, además de que es importante guardar un espacio entre personas de un metro a metro y medio, así como no saludar de mano, beso o abrazo. A lo anterior, la limpieza de manos es importante, por lo que se deben lavar constantemente con agua y jabón o sanitizar con gel antibacterial, con mayor énfasis si se ha utilizado el transporte público, al detenerse de barandales, al pulsar botones de elevadores o abrir y cerrar puertas, después del uso de artículos de uso común como teléfonos y computadoras. Finalmente, recordó a la población que sigue activa la línea de atención 800 900 3200 para que quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias puedan recibir orientación y atención de ser necesario, cuenten con información fidedigna sobre la pandemia o apoyo psicológico.

“EL DEBATE SOBRE EL ABORTO DEBE UNIR, NO POLARIZAR”: JOG; SIGUE COLECTA DE VIVERES

Views: 492

“La polarización social no es deseable en ningún tema y en el caso de la interrupción legal del embarazo, el debate ha de unirnos en torno a la dignidad, la libertad y el necesario enfoque de derechos humanos y, sobre todo, de los derechos sexuales y reproductivos”, insistió el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), Jorge Olvera García, en torno al inminente debate que habrá de darse a nivel nacional y en el Estado de México para legalizar el aborto voluntario.

Agregó que “la sociedad, responsable de su desarrollo y de la calidad de vida que debe procurar a sus integrantes, ha de dar paso a la razón, al criterio científico y a los derechos humanos de las mujeres”; por tanto, dijo, “la legislación debe observar y proteger todos los derechos que concurren al momento en que una mujer se ve en la necesidad de ejercer su libertad y autonomía para decidir sobre su sexualidad y su cuerpo sin ser criminalizada ni victimizada por ello.”

Olvera García estableció: “no podemos perder de vista el hecho de que –según datos recogidos en 2016 por Amnistía Internacional–  47 mil mujeres embarazadas mueren cada año en el mundo por complicaciones derivadas de abortos en condiciones de riesgo; ni que 14 millones de adolescentes dan a luz cada año, sobre todo, debido a relaciones sexuales forzadas y embarazos no deseados.”

Añadió que “es de todos sabido que la interrupción voluntaria del embarazo no solo atañe o afecta a la mujer, sino a su familia y al entorno completo en el que se desenvuelve; no podemos dejarla sola ni desprotegida al momento de tomar una decisión que le pertenece en bien de su salud, de su estabilidad emocional y de un proyecto de vida al cual tiene derecho.”

El ombudsperson mexiquense subrayó que es deber de todos los órdenes de gobierno proteger el ejercicio y goce de los derechos sexuales y productivos, así como las garantías para su protección con base en los principios de igualdad y no discriminación, favoreciendo en todo momento la protección más amplia de las personas.

Independientemente de la legislación que está a debate, concluyó, “la normatividad existente ya permite una labor amplia, extensa y profunda para promover y educar a nuestras niñas, niños y adolescentes en materia de salud y sexualidad; derrumbemos ya esa cultura de atavismos que tanto daño nos ha hecho y que sigue limitando las libertades de las y los mexicanos”.