El Derecho de Asilo

Views: 725

Los viejos habaneros recordaban a Adolfo López Mateos: México fue el único país que no rompió relaciones con Cuba.

A cada momento se recuerda a Lázaro Cárdenas por recibir a los talentosos españoles de izquierda y más hoy, que el Gral. Francisco Franco está en jabón.

¿Y tantos rebeldes pensantes que aquí salvaron la vida?

Genaro Estrada, además de autor de la tesis enorme, humana, justa, que lleva su nombre y que AMLO la pregona a diario, era un enorme escritor (léanlo los que aparten lo legal de lo literario) de paso le dio un guantazo blanco a la doctrina Monroe gringa.

Por eso, hoy que tenemos a un digno presidente boliviano, a un Evo Morales que transformó positivamente a su país y que la infeliz derecha va a vender el preciado litio a los transnacionales, ¿cómo no sentimos orgullosos de la tradición mexicana de dar posada a los luchadores por el bien común?

Y ojalá que a la actual presidenta de Bolivia se le aparezca el Gran Jefe Indio Jerónimo y le quite un rizo de su oxigenada cabellera.