El diputado Juan Maccise Naime recordó el 209 Aniversario Luctuoso de Hidalgo

Views: 930

El siguiente es el posicionamiento que, a nombre de la fracción parlamentaria del PRI, presentó el diputado Juan Maccise Naime con motivo del 209 aniversario luctuoso de Miguel Hidalgo y Costilla.

La historia de la lucha en México por la independencia y la libertad, es la crónica de la búsqueda de un pueblo por la justicia.

Esa búsqueda representa un primer paso hacia la conformación de una identidad nacional propia. romper la subordinación a la corona española, a sus imposiciones, era condición necesaria para comenzar a trazar un camino propio, que nos llevará a darnos “un rostro y un corazón” nacionales.

Y fue Miguel Hidalgo y Costilla, a quien hoy recordamos en este su ducentésimo noveno aniversario luctuoso, el hombre en que se conjuntaron inteligencia, determinación y congruencia para llevar a cabo la lucha que hoy es fundamento histórico, político y social de México.

Esta conmemoración es momento para renovar un compromiso con nuestra historia, para honrar y rendir un tributo al hombre que dio inicio a la independencia de México, quien sentó con ello las bases para la construcción de nuestra nación.

Resultado de la mejor educación de su época, hombre cultivado y de una sensibilidad especial, nutrió su pensamiento con las obras de los autores europeos y americanos más reconocidos de su tiempo, contraviniendo las leyes que prohibían su lectura.

Su labor pastoral hacia los indígenas y mestizos, le posibilitó conocer de cerca la dura y cruel realidad en que vivían.

Su primer decreto de abolición de la esclavitud fue sólo el inicio de una lucha por la igualdad, la equidad y la justicia; contienda que, por cierto, aún no ha concluido.

La libertad por la que luchó hidalgo no sólo implicaba la ausencia de límites u obstáculos en el desarrollo de la vida pública, comprendía también instituir la capacidad real de elegir con responsabilidad, conocimiento y educación entre diversas opciones; y constituía, por ello, el pilar fundamental para la construcción de una patria para todos los mexicanos.

Hoy tenemos presente que la libertad es consustancial a la democracia, a la posibilidad de escoger entre distintas opciones y de construir a través del diálogo crítico, civilizado y pacífico, diversas vías para la solución de los conflictos sociales.

Toda sociedad contemporánea que se precie de ser democrática, está obligada a asegurar las libertades de los ciudadanos, esas que hoy son reconocidas como fundamentales para su desarrollo pleno, e inherentes al bienestar de sus miembros todos.

Cierto es, la libertad es un principio que se construye sobre la base del disfrute de los derechos básicos, esos que permiten al ciudadano contar con alternativas, y gozar por completo de la autodeterminación de su persona, de ahí la importancia de su defensa, cultivo y ejercicio.

Ayer la guerra de independencia fue la vía para terminar con el despotismo, la tiranía y la esclavitud, con la finalidad de lograr la paz, el imperio de la ley y la justicia.

Hoy es el ejercicio de la democracia la vía que, siguiendo la ruta trazada por miguel hidalgo y costilla, muchos mexicanos ilustres continuaron desde distintos derroteros y que cada vez más, nos permite acercarnos a una sociedad más justa.

El camino no ha sido fácil, muchos mexicanos han dejado en el trayecto familia, amistades y vida, el cura de dolores lo padeció también.

capturado hidalgo por las fuerzas realistas, es enjuiciado eclesiástica y militarmente. se le degrada de su condición sacerdotal y el 26 de julio de 1811 la sentencia del tribunal militar dicta: “… pena de muerte para Miguel Hidalgo por profesar y divulgar ideas exóticas, (por ser) partidario de la revolución democrática francesa, por disolución social al pretender independizar a México del imperio de España, en consecuencia: por traidor a la patria…”.

Así, al amanecer del 30 de julio de 1811, fue fusilado en Chihuahua, su cuerpo decapitado y su cabeza enviada a Guanajuato para ser exhibida dentro de una jaula de hierro, junto con las de Ignacio Allende, Juan Aldama y José Mariano Jiménez, cada una en las cuatro esquinas de la alhóndiga de granaditas, donde permanecieron durante diez años.

Miguel Hidalgo pagó con su vida comenzar el aniquilamiento histórico de las condiciones políticas y sociales que privilegiaban un oprobioso estado de injusticia para grandes sectores de la población.

gracias a su determinación, a su lucha tenaz, hoy nuestra nación tiene una ruta trazada y un camino propio por el que transitamos hacia un país que sea una verdadera patria para todos.

Esa voluntad libertaria y democrática se prolonga y manifiesta con viveza en esta soberanía: es nuestro compromiso contribuir a consolidar una nación donde se garanticen los derechos fundamentales de todos los mexicanos; derechos que hoy estamos obligados a proteger y fomentar decididamente.

Ahora, en este siglo xxi, los mexicanos tenemos un rostro y un corazón propios.

hoy rendimos el debido homenaje al libertador y su lucha.

¡Viva Miguel Hidalgo y Costilla!

¡Viva su lucha por la libertad!

¡Viva México!

Muchas gracias.