El duelo: enfrentar enfermedades, la muerte y otras pérdidas

Views: 372

El duelo es la respuesta normal y saludable de una persona ante una pérdida. Describe las emociones que se sienten cuando pierde a alguien o algo importante para usted. Las personas hacen el duelo por muchas razones diferentes, que incluyen:

  • La muerte de un ser querido, incluidas las mascotas.
  • Un divorcio o cambios en una relación, incluidas amistades.
  • Cambios en su salud o la salud de un ser querido.
  • La pérdida de un trabajo o cambios en la seguridad financiera.
  • Los cambios en su estilo de vida, como por ejemplo durante la jubilación o cuando se muda a un nuevo lugar.

La pérdida que desencadena el duelo no siempre es física. Puede experimentar el duelo si le diagnostican a usted o un ser querido una enfermedad importante o se enfrenta a una grave enfermedad. Es posible que haga el duelo por los planes futuros que había hecho o las maneras en las que va a cambiar la vida. El duelo es diferente para cada persona. Puede incluir muchos síntomas emocionales y físicos, incluidos:

  • Sentimientos: Ira, ansiedad, culpa, confusión, negación, depresión, miedo, culpa, irritabilidad, soledad, insensibilidad, alivio, tristeza, shock o anhelo.
  • Pensamientos: Confusión, dificultad para concentrarse, incredulidad, alucinaciones o preocupación por lo que se perdió.
  • Sensaciones físicas: Mareos, ritmo cardíaco acelerado, fatiga, dolores de cabeza, hiperventilación, náuseas o malestar estomacal, dificultad para respirar, opresión o pesadez en la garganta o el pecho, o pérdida o aumento de peso.
  • Comportamientos: Episodios de llanto, actividad excesiva, irritabilidad o agresividad, pérdida de energía, pérdida de interés en actividades agradables, inquietud o dificultad para dormir.

El duelo a veces se describe como un proceso de 5 etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

Todas estas reacciones ante una pérdida son normales. Sin embargo, no todo el mundo que está de duelo experimenta todas estas reacciones. Y no todos las experimentan en el mismo orden. Es común volver a atravesar algunas de estas reacciones, las etapas y síntomas más de una vez. No hay una forma «correcta» de realizar el duelo. Cada persona es diferente. Dese tiempo para experimentar la pérdida a su propia manera. Al mismo tiempo, recuerde que debe cuidar de sí mismo.

  • Sienta su pérdida. Permítase llorar, no sentir nada, estar enojado o sentirse de cualquier manera que experimente. Duele, pero es natural y normal.
  • Satisfaga sus necesidades físicas. Duerma lo suficiente, mantenga una dieta bien balanceada y haga ejercicio regularmente.
  • Exprese sus sentimientos. Hable sobre cómo se siente con los demás. O encuentre una manera creativa de expresar sus sentimientos. Esto puede incluir el arte, la música o escribir un diario.
  • Mantenga una rutina. Vuelva a su rutina normal tan pronto como sea posible. Trate de mantenerse al día con sus tareas diarias para no sentirse abrumado.
  • Evite beber alcohol. El alcohol es un depresivo que puede afectar su estado de ánimo, por lo que podría hacer que se sienta aún más triste.
  • Evite tomar decisiones importantes. Se necesita tiempo para adaptarse a una pérdida y volver a un estado de ánimo normal. Tomar una decisión impulsiva mientras está de duelo podría añadir más estrés a un momento difícil. Trate de esperar un año antes de hacer un gran cambio, como mudarse o cambiar de trabajo.
  • Tómese un descanso. Tome descansos del duelo, participando en actividades que disfruta. Está bien no sentirse triste todo el tiempo. Reírse le hace bien.
  • Pida ayuda si la necesita. Usted no tiene que enfrentarlo solo. Contacte a amigos, familia, el clero, un consejero o terapeuta, o grupos de apoyo. Si sus síntomas no mejoran o siente que necesita ayuda adicional, hable con su médico de familia.

Con el tiempo, comenzará a encontrar interés en otras personas y actividades de nuevo. Si usted ha perdido un ser querido, es normal que se sienta culpable o desleal hacia ellos durante este tiempo. También es normal que reviva algunos de sus sentimientos de dolor en cumpleaños, aniversarios, días de fiesta u otras ocasiones especiales. Aunque es normal sentirse triste después de una pérdida, los sentimientos asociados con el dolor deben ser temporales. A veces los sentimientos duran más tiempo, o usted puede tener problemas para lidiar con sus emociones. Cuando esto sucede, el duelo puede convertirse en depresión. Los síntomas del duelo y la depresión son similares. Las señales de que usted podría estar sufriendo depresión incluyen:

  • No se empieza a sentir mejor a medida que pasa el tiempo.
  • Tiene dificultad constante para comer o dormir.
  • Sus sentimientos comienzan a afectar su vida diaria.
  • Depende de drogas o alcohol para hacer frente a la situación.
  • Empieza a pensar en hacerse daño a sí mismo o a otros.

Si siente que está teniendo problemas para lidiar con sus emociones, pida ayuda. Su médico de familia puede ayudarlo a tratar su depresión para que pueda empezar a sentirse mejor. También puede ayudar a determinar qué otro tipo de apoyo necesita. Esto podría incluir un grupo de apoyo, terapia individual o medicamentos.