El K-consumo

Views: 512

La tendencia de consumo local hacia las marcas asiáticas ha ido en crecimiento desde hace 5 años, las marcas han ido en contra de las estadísticas y han maravillado a las audiencias con sus propuestas vanguardistas de belleza y skin care , esto, derivado de la amplia gama de productos que mundialmente han hecho famoso el estilo de vida de las mujeres coreanas, esa ideología de lo natural, lo simple y lo básico, desde lo que usan, hasta lo que ponen sobre la piel, tendencias que se vieron propiciadas con el minimalismo japonés, esta oleada de marcas que promovía la sencillez, pocos ingredientes, pocos colores y grandes resultados, todo eso se volvió atractivo para las mujeres que buscan verse bien con poco, fue así como llegan a México las de origen chino pero bien maquilladas de Corea y Japón.

Porque si, la verdad duele, pero al final siguen siendo productos chinos, productos cuya manufactura proviene de almacenes inmensos,  material humano invaluable y materia prima de no muy buena calidad, para traernos más de 83 tiendas en todo nuestro país, tiendas en dónde lo que prevalece es el orden, una iluminación ideal, decoración muy siempre y un staff bien capacitado y con la marca tatuada en la piel.

Hablamos de tiendas como MINISO, MUMUSO y YOYOSO, que suenan similares pero mantienen ciertas diferencias entre ellas, como sus líneas de productos, su target y hasta sus precios, MINISO por ejemplo vende desde peluches hasta productos tecnológicos. Esta marca fundada por el diseñador japonés Miyake Junya y Ye Guofu, de China, llegó al país en 2016, cuenta con 79 tiendas en el mercado mexicano.

En un principio, la simple idea se saber que tendríamos en México una tienda “japonesa” para compra productos de muy buena calidad, a buen precio y con un diseño simple, pero estético, nos sacó chispas, porque actualmente conseguir esos productos no es tarea fácil,  estas tiendas te ofrecen variedad en lo diseños, pero no por eso calidad en los mismos, no perdamos de vista que por más buena inversión que hayan hecho los CEO de estas marcas en la calidad tecnológica,  modelo de negocio y capacitación del personal, disfrazan muy bien la idea de productos que aparentemente necesitas en tu vida, porque son “bonitos, tiernos y útiles”, la ambición de estas tiendas vender a lo grande, acaban de inaugurar en CDMX una sucursal con 3 pisos a la altura de la Condesa, donde además de vender lo ya conocido se dieron la oportunidad de ampliar en 3 líneas más sus productos, cosas que no podríamos encontrar en otras sucursales, productos de mayor volumen e impacto que por supuesto ocupan mayor espacio.

Miniso ha revolucionado el fast fashion a nivel mundial, introduce más de 5000 productos de alta calidad a precios accesibles, convirtiendo cada compra que realizamos en un “consumo inteligente”; y del otro lado lo persiguen  MUMUSO Y YOYOSO, que si bien van abajo en tiendas, están firmes con su propuesta de expansión, y son marcas con productos de tendencia desarrollados para mejorar la calidad de vida de los clientes de una manera auténtica. Cuentan con un amplio sourcing global, pero aun y con todo este crecimiento global, la pregunta sigue latente porque seguimos sin poder ser autoconsumidores, al final por más buena etiqueta, impresa en un  buen plástico, con un diseño limpio las letritas se esconden, el “MADE IN CHINA” está ahí, y nos indignamos porque hasta las banderitas piratas de México están hechas en China, pero cuando se trata de comprar en un tienda dentro de un centro comercial y salir con la bolsa como si fuera premio, se nos olvida que ese consumo chino tiene un origen que aún no se termina de traducir.