EL POTENTE DISCURSO CONTRA EL CAMBIO CLIMATICO DE DICAPRIO ANTE LA ONU

Views: 909

Si bien se ha cumplido un año desde aquella vez en la que el galardonado actor y activista  Leonardo Di Caprio, exigió  ante la Organización de las Naciones Unidas en el marco de la  firma del acuerdo de Paris  a los líderes mundiales y representantes de sus respectivas naciones  a tomar acciones y conciencia sobre la problemática global del cambio climático, es punto de partida para todo aquel que se dedica a colaborar en la salvación de nuestro mundo y por lo tanto necesario de considerarse como elemento de utilidad para enfrentar a los retos ambientales.

Cabe señalar que  la historia de su lucha por las causas medioambientales se remonta a 1998 cuando creó la Fundación Leonardo DiCaprio con la  misión inicial de proteger los últimos lugares silvestres del planeta. Sin embargo, las banderas de la fundación crecieron de tal manera que hoy abarcan temas como el cambio climático, la protección de la biodiversidad, la conservación de los océanos y llevar agua potable a millones de personas en el mundo. Además de que a sus 42 años, DiCaprio convirtió su página de internet y redes sociales en un vehículo de concientización y educación, que también promueve los  mecanismos para sumar donativos en todo el mundo y sobre todo los de personalidades de la talla de Bono y Scorsese.

Comparto dicho discurso pronunciado por el actor ante la ONU, convencido  estimado lector de que el cuidado a la naturaleza es fundamental para garantizar nuestro futuro, así mismo que  sean palabras de inspiración para movilizarnos de manera valiente y responsable, para que así nos atrevamos a #RespirarLaVida.

“Creo que la humanidad ha mirado el cambio climático en esa misma manera: como si fuera una ficción. Fingiendo que  el cambio climático no es real, como si eso hiciera que el problema se vaya.  Pero yo creo que somos más conscientes que eso. Cada semana, estamos viendo los eventos climáticos nuevas e innegables pruebas de que se aceleró el cambio climático. Sabemos que las sequías se están intensificando, nuestros océanos se están calentando y acidificando, con penachos de metano se eleva desde debajo del suelo marino. Estamos viendo que los fenómenos meteorológicos extremos, el aumento de las temperaturas, y las capas de hielo del oeste de la Antártida y de Groenlandia se derriten a un ritmo sin precedentes, décadas por delante de las proyecciones científicas. Nada de esto es retórica, y nada de esto es la histeria. Es un hecho. La comunidad científica sabe, las industrias y los gobiernos lo saben, incluso los militares de Estados Unidos lo saben. El jefe del comando de la marina de Estados Unidos el Pacífico, el almirante Samuel Locklear, dijo recientemente que el cambio climático es nuestra mayor amenaza a la seguridad individual. Mis amigos, quienes estamos aquí reunidos, sabemos que nos enfrentamos a esta difícil tarea. Podemos hacer historia o ser vilipendiado por ella.   Para que quede claro, esto no se trata de simplemente decirle a la gente que cambien sus bombillas por otras menos dañinas o que compren un coche hibrido. Este desastre ha crecido más allá de las elecciones que hacen los individuos. Se trata ahora de que nuestras industrias y los gobiernos de todo el mundo tomen acciones decisivas a gran escala. Yo no soy un científico y tampoco necesito serlo, debido a que la comunidad científica del mundo ha hablado, y nos han dado nuestro pronóstico, si no actuamos juntos, seguramente vamos a perecer. Ahora es nuestro momento para la acción. Tenemos que poner una etiqueta de precio sobre las emisiones de carbono y eliminar los subsidios gubernamentales para el carbón, el gas, y las compañías petroleras. Tenemos que terminar el viaje gratuito que los contaminadores industriales, aquellos que se han dado en el nombre de una economía de libre mercado y que no se merecen nuestros impuestos. La buena noticia es que la energía renovable no es única política económica posible. Una nueva investigación muestra que en 2050 la energía limpia y renovable podría abastecer el 100% de las necesidades energéticas del mundo utilizando las tecnologías existentes y crearía millones de puestos de trabajo. Este no es un debate partidista; es debate humano. Aire, agua limpia y un clima habitable son derechos humanos inalienables. Y la solución de esta crisis no es una cuestión de política. Es nuestra obligación moral. Sólo tenemos un planeta. La humanidad debe ser responsable en una escala masiva de la destrucción sin sentido de nuestra casa colectiva. La protección de nuestro futuro en este planeta depende de la evolución de la conciencia de nuestra especie. Esta es la más urgente de los tiempos, y el más urgente de los mensajes. Distinguidos delegados, los líderes del mundo, la gente hizo oír su voz el domingo en todo el mundo y el impulso no se detendrán. Y ahora es su turno, el tiempo para contestar el mayor desafío de nuestra existencia en este planeta… es ahora.

Les ruego que enfrenten esto con valentía y honestidad. Gracias.