Estado de México
1 horas antes - Analizar, comprender y generar soluciones a la situación financiera que existe en el mundo a partir de variables como la violencia, la inseguridad y el medio ambiente, que antes no eran consideradas de alto impacto en el desarrollo de los mercados, es uno de los retos que tienen los futuros economistas, afirmó el director de Estudios Avanzados de la Secretaría de Investigación de la Universidad Autónoma del Estado de México, Alfredo Mercado Velasco. Durante la inauguración del VII Seminario Dinámica Regional del Empleo Manufacturero en México, que se realizó en la Facultad de Economía, el servidor universitario señaló que “en la actualidad, la violencia es un factor que aqueja el desarrollo económico, por lo menos en México, y si a eso le agregamos los feminicidios y el deterioro ambiental la explicación de los problemas de cualquier índole se torna cada vez más compleja”. Ante los expertos participantes en este seminario, provenientes de la propia UAEM y las universidades Nacional Autónoma de México, de Colima, Coahuila y Ciudad Juárez, el director de la Facultad de Economía, Alejandro Alanís Chico, expresó que en las últimas décadas ha sido notable la dificultad del país para reactivar sus niveles de crecimiento o generar empleo. Se confiaba, precisó, en que la apertura comercial consolidaría las exportaciones, el aumento sostenido a largo plazo de la actividad económica y la generación de empleos; sin embargo, a 25 años del inicio de operaciones del TLCAN, ahora T-MEC, la evidencia arroja que el libre comercio no ha sido lo esperado en términos de crecimiento y generación de empleos, sobre todo en el sector manufacturero. El académico de la Facultad de Economía y coorganizador del evento, Leobardo de Jesús Almonte, aseveró que actividades académicas como esta son necesarias ante el bajo crecimiento que en materia económica presenta el país en los últimos años, lo que ha dificultado la generación de empleos que demanda la magnitud de la economía y el crecimiento de la población. En el marco del inicio de actividades del VII Seminario Dinámica Regional del Empleo Manufacturero en México, Gerardo Fujii Gambero, especialista e investigador de la UNAM, dictó la conferencia “Manufactura y cadenas globales de valor en México”.

El valor de la cotidianeidad en Gwenn-Aëlle Folange Téry, autora bretona-mexicana

Views: 646

El poema en prosa, forma híbrida, rompe lo tradicional, al menos lo que consideramos lo más representativo del género poético: el verso rimado, contenido de la lírica antigua, también el más moderno verso libre. Aunque la poesía será siempre diferente del drama y la epopeya y nunca perderá su raíz perdida en el folklore, es cierto que el poema en prosa tiene orígenes en la narrativa donde el autor hace gala de adornos complementarios del estilo. En nuestro entorno, la permanencia de este tipo de poesía procede del idioma francés, de Charles Baudelaire en aquel Siglo XIX donde consagró sus Pequeños poemas en prosacargados de ciudad y de revelaciones.

La cotidianeidad, uno de los temas predilectos de este género, no ha dejado de manifestarse durante más de un siglo y, actualmente, acudimos a múltiples expresiones, diferentes voces poéticas que lo ejercitan, en particular una, acuciosa y precisa, Gwenn-Aëlle Folange Téry, escritora bilingüe, narradora y poeta, periodista, artista plástica, originaria de  Bretaña, Francia, radicada en México (franco-mexicana), autora de seis libros publicados (prosa, poesía y novela) y una colección de once libros para niños. Participa en múltiples publicaciones, revistas y exposiciones pictóricas colectivas e individuales.

Tantita mayonesa, por favor

Sé tantas cosas de ti.

Chiquititas.

Inocentes.

Cuando duermes, agitas seguido tu mano derecha, baile silencioso en la noche. Y justo antes de que despiertes, tu respiración cambia, pasa de un ritmo a otro, más brusco.

Sé leer tu mirada cuando comemos, adivino si estás buscando la sal o sólo preparando una broma.

Sé leerla también cuando andamos con amigos y no te quieres ir.

Y un montón de cositas, que pasaría mi vida enumerando si  tuviera tiempo.

Tantos años de vida en común, tantas veladas, tantos cafés tomados juntos o solos, tantas risas y llantos, tantas peleas y reconciliaciones.

Y resulta que ando de lo más sorprendida.

Estos días, me has tenido que ayudar con mi cuerpo. Otra vez. Un chingo.

Atarme las agujetas un día.

Y me dio risa, no haces los nudos dobles como yo. Tú,  empiezas al principio del nudo y yo al final. No sabía eso de ti.

Y luego la carne. Tú pones el cuchillo al ras del tenedor, grita bajo la hoja. No sabía, siempre estás lo suficientemente lejos de mí cuando comemos para que no mire qué haces con tu plato… o dejas de hacer.

Para ti, tantita mayonesa en un pan, es demasiada para mí.

Y escoger mi ropa interior no te gusta tanto como quitármela.

No sabes tampoco, que las mujeres levantan su falda para ir al baño.

Que necesito más de un kleenex para sonarme.

Que amo verte por la mañana, y por la noche, y a mediodía, y siempre.

Y no, no sabes que yo sé que el día del accidente no podías escribir mi nombre, que tu mano, en lugar de bailar, temblaba, y que tu respiración se perdía entre una inhalación y la otra.

Sí, podría haber esperado nuestro aniversario para decirte todo esto.

Pero tengo ganas de hacerlo hoy.

Gracias por atarme las agujetas, por escogerme un calzón, por acompañarme al baño.

Y por tu mirada sobre mí cuando tenía tanto dolor, tanto miedo.

Imagen y sonoridades, evocan, pero también relatan, transmiten impresiones y presentan personajes, estas características se mezclan en la construcción de un poema, testimonial, auténtico. La sensación de libertad está presente, no así la métrica ni la rima. Se traspasa un límite, el de la forma, la posibilidad se vuelve infinita, crear un poema con los elementos de la narrativa. La rebeldía de la poesía, la armonía del ritmo, Lo concreto se vuelve abstracto para llegar al conocimiento, a la verdadera emoción.

La expresión de los sentimientos siempre será una búsqueda de la autenticidad del ideal artístico que atraviesa el poema, la crítica y el artículo de periódico. Cronista o poeta, se hace resistencia, y en la lengua francesa es determinante, casi un rasgo genético, lo que no ocurre tan distintivamente en la lengua española, pues las transiciones del discurso poético datan de bien avanzado el Siglo XX. Compleja labor de observar la vida diaria, el hábito, el habla propia, la disyuntiva entre el uso del francés y el español, del bretón y el mexicano

De patos (fragmento)

De repente entendí el cuento del patito feo…

Lo había visto siempre del punto de vista del pato, del inadecuado.

Sí saben, no, como cuando te dicen, y te la crees, que eres demasiado esto o

demasiado lo otro…

 

Une histoire de canard (fragment)

Tout ̕a coup j´ais compris l´histoire du vilain petit canard…

Je l´avais tojours vue du point de vue du canard, de celui qui détonne.

Vous savez de quoi je parle, non, comme quand on te dit, et puis t´y crois, que tu

est trop ceci ou trop cela…

Si bien un poema está constituido por versos, Aristóteles ya sabía que la disposición de ellos es independiente de la poética, esa mímesis de las pasioneshumanasBaudelaire planteaba que la modernidad debía ajustarse a una prosa poética que se adaptara no ya al pensamiento, sino a los sobresaltos de la conciencia abandonando el habla cotidiana. El poema en prosa proporciona los mismos efectos del verso, pero es reivindicación de libertad, en particular por la autonomía de la poesía sobre cualquier técnica de prosodia.

Busco cuartos para llorar.

Acceso inmediato, dimensiones adecuadas.

Provistos de platos de barro o de porcelana, vasos de cristal o de veladoras.

Provistos de amigos, los mejores, que no interrumpan y se concentren en entender, sin aconsejar.

Absolutamente necesario proporcionar invisibilidad al usuario, tanto al entrar como al salir.

 

Para poder aventar vajillas a la pared. Para ser abrazado.

 

Para poder dejar la vida un rato y llorar.

Favor de instalar en cada cuarto de enfermo.

 

La renovación literaria es utopía, lo que sí aporta es la reflexión poética, el esfuerzo de liberarse del fenómeno cotidiano de la violencia y la marginalidad de un status quo. Otros géneros se unen: la crónica, el periodismo, el texto sociológico,  todos ellos pertenecen a la  literatura, actividad creativa, ninguno de ellos ignora al mundo,Folange Téry también cuenta con reflexión crítica, su intención es llegar al público, tocar lo social, los circuitos populares, provocar al lector y a su ambivalencia sobre lo establecido, conquistar ese espacio poético.

Sin encabezado

No encuentro como platicarte lo que pasa, lo que veo.

No hallo palabras contundentes, imágenes fuertes.

No hay ni piruetas fáciles, ni sarcasmos potentes.

 

Hace unos días, aparecieron, así se dice, aparecieron 6 cuerpos decapitados y 3 cabezas.

No supe si quedaron acoplados de a 3 cuerpos enteros y 3 descabezados para la eternidad, o si ninguno se conocía desde endenantes. Que no es lo mismo 6 y 3 que 3 por un lado y 3 por otro.

En cuanto bajo la guardia veo cabezas rodando por las calles, calles que van cuesta abajo, y veo sus ojos estallar bajo los golpes, por las piedras del camino, claro.

Y se pinta la luz de sangre.

Alcanzo a pensar que si esas cabezas llevan tiempo cercenadas, la sangre no mancha, ya se ha de haber coagulado. Lo que he perdido son las palabras, no la cordura.

Las estructuras sociales se ven reflejadas en este poema en prosa, las posiciones de un sujeto híbrido en todas sus vertientes, que indaga en una problemática más amplia: cómo se filtran las ideologías en el discurso noticioso, las crisis de la identidad nacionalista, la historia de las dominaciones y la normalización de los fenómenos sociales, rasgo predominante del periodismo, sólo reafirma las estructuras existentes, pero se vuelve cáustico, transgresor como el arte:

¿Qué hacen?

¿Y qué hace el pintor cuando sus ojos no ven más, cuando las formas se diluyen y los colores se confunden…?

¿Qué hace el escritor cuando su mente no es más que confusión, cuando las palabras se escapan y las letras se revuelven…?

Actúan