ELECCIONES EN ESPAÑA

Views: 432

 

México es importante para España, España es importante para México

En un mundo hiperconectado en prácticamente todos los ámbitos de nuestras sociedades: económico, cultural, histórico y de retos comunes; es importante conocer lo que sucede en otras latitudes como es España para saber por dónde sí y por dónde no, podemos construir puentes.

El próximo 28 de abril se celebrarán elecciones generales en España, es decir, comenzará una nueva legislatura y habrá una nueva investidura para la presidencia del Reino de España;  y esto resulta relevante pues, España y México tienen un relación comercial muy importante que podemos resumir en breves de 2017: 1) México es el 1er destino de las exportaciones de España en América latina; 2) España es el 3er Proveedor de importaciones de México y el segundo de la Unión Europea; 3) España fue el 2º inversor extranjero en México con 59.400 millones de dólares entre 1999 y 2017 solo por detrás de Estados Unidos; 4) El comercio entre ambos países supera los 8.000 millones de dólares anuales.

Por lo tanto, para México resulta importante quien gobernará España en los próximo cuatro años. Y es que las cosas después de la carta del presidente López Obrador dirigida al Rey de España para que este último pidiera perdón por los actos cometidos durante la conquista, al menos sirvió para recordarnos las buenas relaciones que tenemos y lo importante que somos los unos para los otros y viceversa.

Pedro Sánchez, actual presidente en funciones de España fue quien tuvo que responder a la crisis de la filtración de la carta del presidente López Obrador y que, en un tono enérgico, pero al mismo tiempo diplomático, dijo que no lo harían.

El mismo Pedro Sánchez convocó a elecciones en febrero pasado cuando no obtuvo el apoyo de los partidos representados en el Congreso de los diputados para la aprobación de los presupuestos generales.

España está inmersa en un pentapartidismo en el que los partidos “tradicionales”, el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español (bipartidismo histórico hasta 2014-2015) perdieron fuelle político por, entre otras cosas, la falta de conexión con la ciudadanía, los escándalos de corrupción y el financiamiento ilegal del Partido Popular por citar algunos. Así, en la actualidad hay una representación de 4 partidos importantes que son: Ciudadanos (“de centro derecha”);  Unidas Podemos (“de izquierda”) ; Partido Popular (“de derecha”) y; Partido Socialista Obrero Español (“centro izquierda”); además de esta lista, también tienen representación algunos partidos nacionalistas y regionales catalanes, vascos, canarios y uno en particular que es probable que por primera vez alcance escaños en el Congreso de los Diputados y es, el partido Vox, de extrema derecha que sin duda representa el desencanto por el “establishment”.

En este mapa electoral, las encuestas dan las preferencias justamente al PSOE de Pedro Sánchez quien, de ganar, tendrá que formar gobierno con el resto de los partidos elegidos para el Congreso de los Diputados. Pero hay un detalle muy importante y que será fundamental para estas elecciones, hay un 41 % de indecisos, quienes serán los que definan la elección. Hay que esperar al 28 de abril.

 

A título personal en esta polarización en la que se encuentra España, es necesario un liderazgo de mucho talante, diplomático y de reconciliación. Se necesita de un negociador nato que sume, y que de salida justamente a los grandes retos de España como: los nacionalismos, las pensiones, el paro, política exterior compleja en Europa y el mundo, etcétera.

Para México resultaría provechoso que ganara las elecciones un líder con más o menos las mismas características que acabo de describir. En un momento histórico de grandes transformaciones a nivel mundial, lo que algunos llaman cambio de ciclo, es necesaria una voz y sobre todo alguien que sepa actuar con energía, pero al mismo tiempo con una mano izquierda negociadora y conciliadora.