Estado de México
5 horas antes - La Secretaría de Salud del Estado de México informó que al corte de las 20:00 horas se reportan 33 mil 336 personas que han recibido su alta sanitaria tras superar el COVID-19, además de que se contabilizan 59 mil 174 casos positivos. La dependencia, a cargo del Doctor Gabriel O´Shea Cuevas, precisó que 13 mil 827 mexiquenses se encuentran en resguardo domiciliario, mil 463 son atendidos en hospitales de la entidad y mil 568 en nosocomios de otros estados; además de que dio a conocer el fallecimiento de 7 mil 116 personas en diversos municipios y mil 864 fuera de las fronteras estatales. De igual manera, señaló que hasta hoy se registran 21 mil 627 casos sospechosos en espera del resultado de la muestra que les ha sido tomada y 65 mil 059 han dado negativo al virus SARS-CoV-2. Añadió que bajo el lema “Hazlo por ti, hazlo por todos #llévalopuesto”, se debe tomar en cuenta que es fundamental usar el tapabocas diariamente cuando se acude a lugares públicos, mismo que debe cubrir mentón, nariz y boca, no manipularlo con las manos sucias, utilizarlo una sola vez si es desechable o lavarlo diariamente, si es de tela. Por lo que corresponde a la sana distancia, recordó que ante la reapertura de algunos giros comerciales y de servicios, se debe evitar acudir a lugares donde se puedan generar aglomeraciones, además de que es importante guardar un espacio entre personas de un metro a metro y medio, así como no saludar de mano, beso o abrazo. A lo anterior, la limpieza de manos es importante, por lo que se deben lavar constantemente con agua y jabón o sanitizar con gel antibacterial, con mayor énfasis si se ha utilizado el transporte público, al detenerse de barandales, al pulsar botones de elevadores o abrir y cerrar puertas, después del uso de artículos de uso común como teléfonos y computadoras. Finalmente, recordó a la población que sigue activa la línea de atención 800 900 3200 para que quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias puedan recibir orientación y atención de ser necesario, cuenten con información fidedigna sobre la pandemia o apoyo psicológico.

En tiempo de Dragones

Views: 694

Entender la revolución tecnológica y la comunicación en las organizaciones de hoy

Tal como explican sus propios autores, este libro nació de las reflexiones surgidas durante el proceso de escritura de un libro de comunicación. La omnipresencia de la tecnología y las transformaciones que de ella se derivan, les llevaron a interrogarse sobre el actual paradigma comunicativo.

Las posibilidades que los medios digitales ofrecen resultan a priori cautivadores, pero lo cierto es que su proliferación impone nuevos retos a comunicadores y audiencias. Haciendo suya una cita de B. F. Skinner –“El problema real no es si las máquinas piensan, sino si lo hacen los hombres”–, los componentes de La Línea Maginot empezaron a preguntarse sobre cuestiones fecundas, como la relación entre el dato y la razón, o la paradójica obsolescencia a la que nos conduce la actual obsesión tecnológica.

Convencidos de que era necesario tratar de dar forma a un texto que superara las coyunturas del inmediato presente, decidieron abordar este complejo escenario de forma transversal, con una estimulante visión lateral, combinando rigor y amenidad. El resultado es un brillante ensayo que supera la visión del especialista para proponer un discurso crítico y osadamente desmitificador sobre la comunicación en la era de la revolución tecnológica, que apuesta, siguiendo el modelo de los ilustrados, por arrojar más luz sobre un mundo en ocasiones sumido en zonas de sombra.

Los nuevos modelos de periodismo, la cara oculta del Big Data, el predominio de la inmediatez, los riesgos de la sobreexposición digital, el efecto de las Fake News, la abulia que provoca dejarse llevar por el camino trazado por el algoritmo, la “ciberseguridad” y la protección de la intimidad son algunas de las cuestiones analizadas sin alarmismos, pero sí con espíritu crítico.

Al mismo tiempo, el horizonte en infinita expansión que ofrece un tratamiento virtuoso de la información, las crecientes aplicaciones de la inteligencia artificial, el uso de las TIC como plataformas de creación de nuevas oportunidades laborales, la revolución energética y la reformulación del espacio urbano o la sana polifonía de discursos que permite la Red permiten imaginar escenarios de futuro más prometedores. Como bien afirman sus autores, esta evolución “al galope” obliga también a las empresas a transformar sus formas de relacionarse con la sociedad. La solución pasa “por ubicar la comunicación en el centro en el centro de las gestión empresarial y profesional”. En tiempo de dragones ofrece diversas claves para hacer que esto sea posible.