ES

Views: 454

Ella,

Domina las artes de la bondad

A colores y en blanco y negro

Con sus ojos tristes de ángel moderno

Ella,

Crea el misterio a diario y lo vuelve

Trascendente y cotidiano

Nunca sabré cómo le echa mantequilla al pan

O cómo amará a los llamados seres humanos

O cómo se mirará en el espejo

Porque sé que el sol la maquilla

El frío la enternece

Y el mar la envidia

Porque ella encarna cierta poesía

La del silencio,

La del cambio de tema

Cuando su sonrisa se entrega

A esa vía láctea donde vuela

Y es que no sé ni sabré

Ni importa, cómo la quiero

Es el misterio que ella me contagió

Como la más mortal de las miradas

Que acarician con puntos y comas,

Y aquí es donde la poesía se disuelve

Porque ella es una musa,

De carne y hueso.