Estaciones

Views: 362

“Una golondrina no hace verano”,

Decía la abuela en el corredor trinando,

Y de su casa volaban los recuerdos,

Hasta alcanzarnos en los sueños de antaño.

Siempre que escucho la palabra verano,

Recuerdo la lluvia, el granizo y su canto.

Los maíces jóvenes y el verde en el campo,

Luego las ansias de un amor, de esperarlo.

El calor se ha ausentado de la ciudad,

La bruma hace su aparición temprano,

Las calles del día continúan despertando,

Pareciera que el otoño llegará

por adelantado

con su ruido de martillos

y su olor a tabaco.

Nadie sospecharía que estamos

en pleno verano.