FELIZIDANE

Views: 838

“Yo no lo veo tan claro seguir ganando. Entonces, como yo soy ganador y tengo la sensación de que no voy a ganar, hay que hacer un cambio”. El 30 de Mayo de 2018 en la zona mixta del Bernabéu saltaba una noticia catastrófica para el madridismo: Zinedine Zidane renunciaba al cargo de DT, el hombre que rescató al equipo y lo catapultó a ganar 3 Champions Leagues consecutivas, se marchaba, a partir de ese suceso, se desencadenó lo que sería el peor verano que se haya vivido en Chamartín.

Dos días antes del inicio del Mundial Rusia 2018, el Real Madrid nombra a Julen Lopetegui como nuevo entrenador, lo que enojó a Luis Rubiales provocando el fracaso de España en la cita mundialista, por si fuera poco, el 11 de julio llega el bombazo del verano: Cristiano Ronaldo ficha para la Juventus de Turín con un costo de 100 millones de euros.

La temporada 2018-19 se esperaba con mucha expectativa, sería la primera sin Cristiano en 9 años y sin Zidane, el Real Madrid había sufrido demasiados cambios en el verano y no se sabía cómo iban a resultar ya que Florentino no fichó a nadie para reemplazar a la figura de Cristiano.

El primer mes empezó bien aunque se perdió la Supercopa de Europa contra el Atlético, después de eso, los blancos tuvieron una racha de cuatro partidos seguidos sin anotar, el 28 de Octubre se jugaba el primer clásico del año en el Camp Nou, en la Liga, el partido comenzó apretado con un 1-1 pero el Barcelona marcó 4 goles para golearnos 5-1, ese día llegaba a su fin la era de Lopetegui en el banquillo, el elegido para sustituirlo sería Santiago Solari.

Con Santi las cosas mejoraron un poco, los blancos ganaron el Mundial de Clubes dejando buenas sensaciones, el año nuevo empezó con muchas ilusiones ya que en Enero el Madrid ya se ubicaba a 6 puntos del Barcelona en Liga, en Octavos de Champions y en semifinales de la Copa del Rey.

Llegaba Marzo y se venía una semana crucial, el Real Madrid jugaba en casa contra el Barcelona la vuelta de las semifinales de Copa, en la ida habían quedado 1-1, los culés vencieron 3-0, tres días después en el mismo escenario los mismos protagonistas se veían las caras de nueva cuenta, esta vez en La Liga en la que el Madrid estaba a 9 puntos de los blaugranas, estos últimos se llevarían los 3 puntos ganando 1-0 en territorio blanco.

La temporada se veía desastrosa, sin Copa y la Liga prácticamente perdida, a los merengues solo les quedaba una competición, en sí, la que se les da mejor: La Champions League; el 5 de Marzo el Real Madrid se enfrentaba al Ajax en el Bernabéu para disputar la vuelta de los Octavos de Final, la ida la ganaron los merengues 2-1, los blancos se jugaban toda la temporada, lo que parecía que iba a ser una noche tranquila se convirtió en una pesadilla ya que los visitantes ganaron 4-1 y el Real Madrid cerró una semana decepcionante que fue el reflejo de la mala planificación de la temporada, el Real Madrid perdía la posibilidad de ganar cualquier título, por si fuera poco habían rumores fuertes de que los pesos pesados del club como Marcelo, Isco y Navas se irían del club por los pocos minutos de los que disponían con Solari, después en medio de esa cadena de humo salió a la luz una pelea entre Florentino y el capitán Sergio Ramos, que para suerte nuestra quedo en una anécdota.

En el despacho del Bernabéu Florentino evaluaba las opciones de un nuevo técnico, en la mesa estaban: Mourinho, Zidane, Pochettino y Hugo Sánchez; Florentino estaba dispuesto a negociar con Mourinho pero los jugadores se interpusieron y al fin y al cabo el Hijo pródigo regresó a su casa, así es, Zinedine Zidane regresa para enmendar una temporada desastrosa, como dice el dicho “Siempre regresas al lugar donde fuiste feliz”, a Zizou le llovían las ofertas para regresar a las canchas pero él las rechazó por el amor que le tiene al Real Madrid, la verdad no hay ninguna historia de amor mejor que la de Zidane con el Real Madrid. Ésta es la mejor noticia que podía recibir el madridismo en una semana negra, pero recuerden después de la tormenta siempre llega la calma, y esa calma tiene nombre, y su nombre es Zinedine Zidane.

Por último gracias Zidane por tu amor incondicional al escudo, por tu sonrisa y por tu dedicación por el club, y recuerda siempre serás la corona del Real Madrid. Gracias a ti seguiremos haciendo historia.

Atentamente

Un madridista cualquiera