Guerreros Tricolor

Views: 825

Como cada dos años en alguna parte del mundo desde 1985 se reúnen las mayores promesas del futbol mundial menores de 17 años. El mundial sub 17 se celebró este año en Brasil, país que tiene 3 mundiales en su haber, cabe decir que es la única selección junto con Inglaterra que tienen un título mundial y un título mundial sub 17.

La selección mexicana comandada por Marco Antonio Ruiz llegó a tierras cariocas con mucha esperanza, pero con poco cartel para ser un equipo contendiente ya que les tocaba en el grupo contra una excelente Italia, una aguerrida Paraguay y una sencilla Islas Salomón.

El primer partido contra Paraguay, el Tri jugó muy bien, pero no pudieron vencer a la barrera guaraní y tuvieron que conformarse con un 0-0 en su debut en Brasil.

El siguiente sería contra Italia, los transalpinos empezaron ganando 1-0 con un gol tempranero, una genialidad de Efraín Álvarez hizo que se emparejaran los cartones, más en el minuto 92´ los azurri anotaron el gol que les daba la victoria, México tenía que ganar su último partido y esperar diversos resultados para clasificar. La situación se complicaba.

Contra Islas Salomón, el partido fue muy diferente ya que se enfrentaba a una selección muy inferior a la nuestra, a la cual se le propino una goleada de 8-0. México clasifica a la siguiente ronda como mejor tercer lugar y en Octavos de Final le tocará  jugar contra Japón.

Contra los nipones el equipo mexicano demostró un futbol muy maduro y sin problemas se llevaron el duelo con un contundente 2-0. En Cuartos tocaba enfrentar a otro equipo asiático: Corea del Sur.

Empezando el siguiente partido los coreanos se plantaron bien atrás y México no pudo establecer su juego, tuvo que llegar un gol en una jugada sacada de la chistera para abrir el candado coreano, el segundo tiempo fue más parejo, pero con una gran defensa, México pudo sobreponerse a eso y conseguir el pase a semifinales. El siguiente paso: Holanda.

Los europeos empezaron mejor mientras que México no encontraba su juego, el primer tiempo fue muy trabado en el medio campo, en el segundo Holanda tuvo mejores oportunidades y en el minuto 73’ se encontró con el gol, tres minutos después llegó el de los nuestros con un gran tiro libre de Efraín Álvarez para poner tablas en el marcador y así irse a los penales, en donde el portero de las Chivas Eduardo García paró tres penales, dándole así el pase a la gran final.

Una vez México demostrando que puede lograr grandes cosas en estas categorías, prueba de eso son los dos campeonatos Sub 17 y los dos subcampeonatos en la misma categoría.

La final contra Brasil se perdió sobre la hora con un penal dudoso, aunque no se ganó pusieron en alto el nombre de México, para nosotros son más que unos campeones.

Gracias Eduardo García, Arturo Delgado, Gerardo Magaña, Emilio Lara, Alejandro Gómez, Rafael Martínez, José Ruiz, Gabriel Martínez, Víctor Guzmán, Eugenio Pizzuto, Gustavo Armas, Josué Martínez, Bryan González, Abraham Flores, Joel Gómez, Bruce El-Mesmari, Santiago Muñoz, Israel Luna, Luis Puente, Efraín Álvarez, Ali Ávila, Marco Ruiz por darnos esperanza de que, a corta edad, se pueden lograr muchas cosas grandes, no ganaron el trofeo, pero sí el respeto de todo el mundo. Levanten la cara, vienen mejores cosas para ustedes, el futbol siempre da revanchas.

Viva México!!!