Héctor Jiménez presentó en UAEM el libro El 68 y sus rutas de interpretación

Views: 297

En la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, el investigador Héctor Jiménez Guzmán presentó el libro El 68 y sus rutas de interpretación. Una historia sobre las historias del movimiento estudiantil mexicano.

El experto de la Universidad Autónoma Metropolitana detalló que conformó este texto académico a partir de la revisión de artículos de opinión, libros, declaraciones a la prensa y documentos políticos, con la finalidad de mostrar el análisis, interpretación, referencias y significado que tuvo el movimiento estudiantil de 1968.

“Busqué reflejar miradas distintas sobre el hecho y confrontar perspectivas y visiones. Ahondé en las configuraciones utilizadas para interpretar este hecho histórico, en el análisis de los actores que forjaron el movimiento y las relaciones de poder que guardan entre sí las distintas interpretaciones”.

En el libro editado por el Fondo de Cultura Económica, el especialista reflexiona sobre las versiones que se consolidaron y las que quedaron en el olvido. Realiza un recuento de los referentes ideológicos bajo los cuales se construyó este hecho, que permea hasta las actuales generaciones.

Jiménez Guzmán recordó que el movimiento surgió en un partido de fútbol americano en la Plaza de la Ciudadela, en julio de 1968, que desató una pelea entre estudiantes. El cuerpo de granaderos de la capital del país, al tratar de controlar a los alumnos, incursionó en el Instituto Politécnico Nacional.

Este mes, mencionó, se desató el problema, ya que en la Ciudad de México había dos manifestaciones simultáneas: los estudiantes protestaban por la violencia policial y, por otro lado, el Partido Comunista Mexicano conmemoró el inicio de la Revolución Cubana. La policía intervino y eso provocó enfrentamientos entre granaderos y estudiantes.

En agosto, indicó el académico, autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México encabezaron una marcha en contra de la violencia hacia los alumnos y la violación de la autonomía universitaria. La unión del IPN, UNAM, escuelas normales, así como diversas universidades de todo el país hicieron surgir el Consejo Nacional de Huelga y el movimiento estudiantil.

Héctor Jiménez Guzmán refirió que algunas demandas de los estudiantes eran la libertad de presos políticos, la desaparición del cuerpo de granaderos, la indemnización a familiares de muertos y heridos desde el inicio del conflicto.

Entre agosto y septiembre, precisó, la protesta registró diversos tipos de acción pública como el mantenimiento de la huelga estudiantil, la movilización pacífica en espacios públicos y los enfrentamientos entre estudiantes y cuerpos policiacos, lo que culminó con la movilización de octubre, en la cual los estudiantes fueron atacados.