Hola enero…

Views: 1002

Sólo puedo pensar en música, cine y mi casa ¿les ha pasado? que no tienen mente para más, están ensimismados en los temas que hasta ahora les dan alegría. He sentido esa fuerza extraña de gritarle al mundo que seamos felices con las cosas simples, y es que últimamente siento que esperamos todo de todos, esperamos que el año sea bueno, esperamos que el mes nos pinte bien, esperamos que haya mucho trabajo, esperamos que el viernes sea de fiesta, esperamos que nos guste la película y esperamos que se llegue la hora de salida, nos estamos basando en la espera y no en el hacer, por qué esperar, por qué pensar, a mí me ha funcionado más pararme y probar.

 

Llevamos casi un mes de este año ¿en qué lo han gastado aparte de esperar? He podido descubrir, imaginar y hasta sufrir, he podido probar todos y cada uno de los lados de mi corazón de cristal, teniendo días de angustia, de diversión y de comida, soy consciente que de nosotros depende el transcurrir del día, pero ¿Qué tanto nos dejamos llevar por lo que la felicidad supone en estos días? La felicidad siempre va de la mano con el yo, con familia, con estar, pero no hay una felicidad cruzando la calle, dándole tiempo a los otros, dándole ayuda al desconocido o recomendando el trabajo de otra persona, es olvidarnos tanto de la capa con que nos cubrimos toda la vida: el EGO, y colgarla en el perchero para  podernos vestir de otros.

 

Les comparto mis 5 obsesiones del mes:

 

-Mi lista de música:

 

https://open.spotify.com/playlist/6AqV4y54qVEWG0MBI0ux8H?si=wE-U4VXpRkqDbc1vdWqO2w

 

-Bosco, un pan delicioso local, que entrega a domicilio y tiene un magnifico packaging que los amantes de las cosas bonitas amamos, lo encuentran en instagram como @bosco_mx

 

-Mujercitas, la novela de Louisa M. Alcott, la estoy re-leyendo, la primera vez que lo hice fue en primaria, pero ahora estoy gozando cada página, y por supuesto, por ver la película.

 

-Los higos, en todas sus presentaciones

 

-Intentar ver todas las películas nominadas a los Óscares, cada noche, sin pestañear, porque odio ver los premios sin conocimiento de causa, espero lograrlo. A un me faltan muchas.