Insomnios

Views: 707

Sueños. Camino con la urgencia de cubrir sólo lo urgente. Mis sueños tuercen la columna vertebral. Navegan en el aire, descomponen los alimentos, se transforman en nada. Cierro los párpados, el viento dejó adoloridos mis párpados.

Duelen, me ponen los nervios de punta. Tomo infusiones para entrar al ensueño. A veces, dormir es un acto, una constancia, una píldora que tomas una o dos horas antes de irte a la cama para que el insomnio no agazape.

Pero hay días en los que sobrepasa la dosis y despiertas con el sol calcinado tu cara y una jaqueca te martillea como el tic tac del reloj.

Después de todo, luz es una sensación que colapsa en la punta de los huesos. Mientras la gota del grifo cae.