ISLAS MARIAS EN EXTREME MAKE OVER

Views: 1005

A propósito de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara que las Islas Marías dejarían de ser una prisión, para convertirse con un “extreme make over” en centro de artes y cultura, que cabe señalar sin un estudio ecológico previo para considerar el efectuar el menos riesgo ambiental en las hasta ahora desconocidas islas, me di a  la tarea estimado lector de investigar un poco del atractivo natural que resguardan , mas allá de salir en una de las épicas películas de Pedro Infante.

Las islas Marías, también llamadas islas Tres Marías, son un conjunto de islas localizadas en el océano Pacífico a 112 km de las costas del estado mexicano de Nayarit, al que administrativamente pertenecen de facto y jurisdiccionalmente son federales (de jure) ya que poseen su propio Estatuto. En el año 2010 fueron declaradas por la UNESCO como Reserva de la biosfera.

Un lugar desconcertante y oscuro para muchos, el archipiélago de las Islas Marías,  es un lugar que vale la pena retratar por su peculiaridad. Compuesto por las Islas María Madre, María Magdalena, María Cleofas y San Juanito, este archipiélago ha tenido algunos propietarios y supervisores. Su revelación se remonta a 1526, cuando Fernando Cortés de San Buenaventura, sobrino de Hernán Cortés, echó un rápido vistazo a la Isla de la nada en medio de una empresa a lo largo de las costas de Nayarit. La historia entre la época de peregrinos y los comienzos del siglo XIX no está clara. En el siglo XIX, el general José López Uraga se le permitió la propiedad de las islas en consecuencia de las administraciones prestadas al país. Luego, en 1879, las Islas fueron vendidas a Manuel Carpena, un ocupante de San Blas, Jalisco, por $ 3,579 dólares. En medio de su propiedad, las vacas fueron criadas en sus campos, las minas de sal fueron maltratadas, y los activos del bosque fueron utilizados productivamente, también.

Históricamente en 1905, las Islas fueron vendidas por la Sra. Gila Azcona de Carpena al Gobierno Federal de México. Desde ese punto en adelante, este lugar ha mantenido su uso actual: el establecimiento de un estado correccional a donde se intercambian detenidos aceptables de todas partes de la nación. La población que se intercambia debe cumplir ciertos atributos para garantizar la estabilidad de la colonia. Se considera: su bajo riesgo, su no contribución en el mal ordenado, su rango de edad en el rango de 20 y 50 años y su ausencia de enfermedades físicas o psicológicas.

Las islas son críticas desde la perspectiva natural. En 2000, se anunciaron Áreas Naturales Protegidas y una Reserva de la Biosfera. En este lugar, se aseguran 54 especies en peligro para la fauna, 19 de ellas son endémicas de México. La vegetación también protege especies imperativas. La fauna marina se compone de corales, arrecifes, tiburones, tortugas y animales de sangre caliente.

En las islas se encuentran varias especies endémicas y otras de singular interés, que muestran que en un pasado remoto debió vivir un puente de unión con el continente. Destacan el gazapo de las Marías, el mapache de tres hierbas, los charlatanes, iguanas, elementos bobos, topillo de las hierbas, cenzontles, camaleones, lagartijas, vampiros, zopilotes, tlacuaches, el marsupial retado Tlacuatzin canescens, culebras, serpientes maliciosas, coleópteros semejantes como escarabajos, mariposas, cigarrón, abejas, avispas, zancones y una rica fauna acuarela en la que destaca varias peajes de escualos; incluso la ballena gris ha sido divisada cercana a las playasdel archipiélago y grandes alfaques de resinas y moluscos.

La flora es variada y existen varias especies en especial estudio, así mismo  la galantería es transformada y existen varios grupos en particular despacho, abundan los matorrales, las plantas cactáceas como los cardones, biznagas, órganos, nopales y garambullos, los mezquites o algarrobos, guayacanes, ceibas, palmeras, platanares silvestres, mangles, amapolas, etc. Debido a su clima tropical y tipo de suelo se desarrollan los árboles frutales.

Como debería ser obvio, Islas Marías es una zona poco conocida de México, sin embargo, tiene un significado social y biológico. Desde una perspectiva, la cárcel es un modelo para la recuperación social genuina de los prisioneros, y ahora, como Reserva de la Biosfera, estarán asegurados para mantener la amplia variedad de especies que han hecho de este archipiélago, su hogar para Un largo tiempo.

De esta manera según el gobierno federal, la infraestructura existente se adaptará para convertirse en el Centro de Educación Ambiental y Capacitación de Niños y Jóvenes “Muros de Agua-José Revueltas” para que los niños y jóvenes interactúen con la naturaleza. Y que de acuerdo con la secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González Blanco, entre las actividades que se buscan implementar en este nuevo centro estarán la capacitación en técnica de supervivencia y monitoreo de flora y fauna, estudios socioambientales, estudios literarios, actividades de teatro, escritura creativa, arte transformativo y actividades deportivas. Lo anterior con la finalidad de que sea un espacio de reconciliación histórica y un sitio de esperanza para las siguientes generaciones.

Así mismo será de vital importancia la correcta organización  entre las dependencias del Gobierno federal que participarán en esta transformación del espacio, en donde están la Semarnat, la Secretaría de Cultura, la Secretaría de la Marina-Armada de México, el Conacyt, la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Educación Pública. Pero sobre todo y ante todo fomentar el extremo cuidado de la natura que ahí habita.