Iván García y Germán Sánchez, grandes clavadistas mexicanos

Views: 892

México ha tenido representantes destacados en los niveles nacional, internacional y mundial en clavados. De hecho, ningún deportista mexicano ha obtenido cuatro medallas consecutivas en Juegos Olímpicos, como sí lo consiguió Joaquín Capilla, entre 1948 y 1956, en esta disciplina: clavados en plataforma de 10 metros y trampolín de 3 metros.  En otros deportes, quien más se acerca a estos resultados es en el taekwondo, con María del Rosario Espinosa, al ganar oro en  Pekín, 2008; bronce en Londres, 2012; plata en Río de Janeiro, 2016.

 

Si consideramos el medallero mexicano en clavados en Juegos Olímpicos, los resultados son:

 

Joaquín Capilla:   bronce   Plataforma 10 metros   Londres 1948
Joaquín Capilla:   plata   Plataforma 10 metros   Helsinki 1952
Joaquín Capilla:   bronce   Trampolín 3 metros   Melbourne 1956
Joaquín Capilla:   oro   Plataforma 10 metros   Melbourne 1956
Juan Botella:   bronce   Trampolín 3 metros   Roma 1960
Álvaro Gaxiola:   plata   Plataforma 10 metros   México 1968
Carlos Girón:   plata   Trampolín 3 metros   Moscú 1980
Jesús Mena:   bronce   Plataforma 10 metros   Seúl 1988
Fernando Platas:   plata   Trampolín 3 metros   Sidney 2000
Paola Espinosa/Tatiana Ortiz:   bronce   Sincronizados   Beijing 2008
Paola Espinosa/Alejandra Orozco:   plata   Sincronizados   Londres 2012
Laura Sánchez   bronce:   Trampolín 3 metros   Londres 2012
Germán Sánchez/Iván García:   plata   Sincronizados   Londres 2012
Germán Sánchez:   plata   Plataforma 10 metros   Río 2016

 

De acuerdo con resultados nacionales, internacionales y mundiales, en la disciplina de clavados,  en México de 10 años a la fecha, es decir, de 2008 a 2018, obtenemos que las mejores representantes nacionales son Paola Espinosa, Tatiana Ortiz, Alejandra Orozco, Laura Sánchez, Dolores Hernández, Melanie Hernández y Carolina Mendoza; mientras que en hombres sobresalen Germán Sánchez, Ivan García, Rommel Pacheco, Yael Castillo, Jair Ocampo,  Rodrigo Diego López y Andrés Villarreal, entre otros. Lo anterior implica un gran dominio en la concentración, flexibilidad y elasticidad, potencia, equilibrio y estética; es decir, la elegancia al realizar una adecuada entrada, desarrollo y buscar la vertical en el cierre.

 

Los mexicanos realizan ejercicios por secciones corporales para obtener, además de esto, la fuerza, precisión y estilo en la postura de cabeza, brazos, piernas;  delicadeza y profundidad a un tiempo en manos, pies y giros en la cintura. Se trata de una labor encabezada por dos importantes entrenadoras: Ma Jin  e Iván Bautista; ambos exigentes, comprometidos, muy conocedores de la técnica, virtudes y aspectos a mejorar, especialmente en clavadistas como Rommel Pacheco, Iván García, Alejandra Orozco y Paola Espinosa, entre otros deportistas.

 

Algunos de ellos han destacado en plataforma de l0 metros, con clavados de más de 3 grados de dificultad, hasta 4 grados, como Iván García y Germán Sánchez, con tres y media vueltas, posición C. Otros clavadistas lucen en trampolín de 3 metros, posición B, que han lucido de forma eficaz desde casi una década, especialmente en Juegos Panamericanos, Guadalajara 2011, los  caso de  Iván García y  Germán Sánchez  por separado, más otros logros en Juegos Centroamericanos y del Caribe; por supuesto  en Juegos Olímpicos Londres 2012, sincronizados.

 

Recientemente, esta dupla de Iván García y  Germán Sánchez ganaron el 24 de noviembre, la medalla de oro en el Grand Prix FINA Singapur 2018, en plataforma de 10 metros, sincronizados y dejar en segundo lugar a la dupla rusa.  Los mexicanos obtuvieron el éxito apoyados en todo momento por su entrenador Iván Bautista.

 

Felicidades a estos clavadistas. Nos quedamos con palabras de Iván García: “Fue una competencia muy emotiva y especial. Necesitábamos competir, sentir esa adrenalina, conocernos de nuevo. Ya extrañaba los consejos de Germán”; así como el testimonio de éste, su compañero,  Germán Sánchez: “Cada competencia te deja algo muy bueno, ésta no fue la excepción, pelear hasta el final, estuvimos mejorando en cada clavado y cerramos con la medalla de oro”. Se trata de prepararse, competir y luchar para avanzar y ganar.