Joaquín Diez-Canedo Manteca, editor por excelencia de la Literatura Mexicana

Views: 1128

Fue considerado sin equivocación alguna por José Emilio Pacheco como el editor por excelencia de la Literatura Mexicana, me refiero a Don Joaquín Diez-Canedo Manteca, quien me permitió a través de su amistad y de su editorial Joaquín Mortiz, conocer todo acerca de ella.

Platicar con Don Joaquín en su oficina de las calles de Tabasco, en la colonia Condesa, era una delicia. Murió el 26 de junio de 1999. A cuatro días del 21 aniversario de su muerte, quise recordarlo.

La Serie del Volador que sirvió para lanzar a nuevos narradores, o bien Las Dos Orillas, dedicada a la poesía.

Su nombre completo Joaquín Diez-Canedo Manteca, creador de la Editorial Joaquín MortizJoaquín por su nombre y Mortiz en la composición de M de Manteca y Ortiz, los dos apellidos de su madre, pero también la forma de recibir correo de España en la época franquista, sin censura y sin perder la correspondencia.

Se inició en el Fondo de Cultura Económica, en donde para beneficio de la editorial y de los mexicanos, fundó la colección Letras Mexicanas.

En su propia editorial, primero en la calle de Guaymas, muy pequeña, después en Tabasco, en la colonia Condesa donde lo conocí, Don Joaquín fue impulsor de Juan Rulfo y Juan José Arreola, después con Carlos Fuentes en sus primeras novelas, Octavio Paz y Sergio Galindo. Luego con los últimos libros de Don Daniel Cosío Villegas y los primeros de José Agustín y Gustavo Sainz.

Lo recuerdo bien en su oficina, con su inseparable pipa, su tabaco maple, sus impecables y envidiables sacos de tweed, sus camisas de seda con sobrias y estrechas corbatas, sonrisa inconfundible, iluminada con ojos breves y vivaces detrás de anteojos de arillos, al estilo de John Lennon aunque los arillos no tan pequeños y sus inseparables colaboradores: Bernardo Ginner de los Ríos, el mejor corrector de estilo y Sandra Gómez Montenegro, perfeccionista en la escritura y el diseño.

Nos dio todos los tips sobre escritores y dónde localizarlos, pero él, era reacio a las entrevistas, sin embargo, lo convencí antes de publicar Terra Nostra, de Carlos Fuentes en 1975 y le pregunté:

¿Terra Nostra, la novela más reciente (1975) que problemática presentó, sobre todo por su extensión?

El problema de la nueva novela de Fuentes es que es demasiado voluminosa y entonces estamos luchando, porque sea un solo volumen, un solo tomo y para eso estamos pensando hacerla un poco más grande de papel, o sea, del tamaño que tiene por ejemplo Los hijos de Sánchez, para que no llegue más allá de las 900 páginas, de otra manera serán mil 100 ó mil 200, lo que es mucho ¿verdad?

Aparte de esto, Carlos quiere hacer una edición simultánea en España, en Barcelona, en Buenos Aires y aquí, entonces tendremos que ponernos de acuerdo con los colegas que le vayan hacer en esos sitios, de modo que eso es lo que nos hace esperar un poco para llegar a un acuerdo.

A mí la idea de hacerlo más grande de lo normal de nuestras ediciones, no me gusta mucho, pero por otra parte, creo que es mejor que hacer una cosa demasiado complicada y demasiado pesada.

¿Sale en junio siempre?

No. Creo que eso no, pero de ser una idea el propósito de Carlos en realidad no lo ha entregado completo, tenemos que leerlo de cabo a rabo, porque tiene muchos párrafos con pendientes, muchos errores que hay que corregir, cuestiones ortográficas, nombres que no están debidamente checados y creo que esto nos va a representar cuando menos un mes de trabajo, quiere decir que este libro lo empezaremos a trabajar en imprenta apenas en abril y como es tan grande que dudo mucho que entre abril, mayo y junio pueda quedar listo.

Lo más probable es que se nos demore hasta agosto o septiembre, por supuesto que, ojalá podamos aparecer, porque es obvio el gran interés que tiene el público por esta novela.

Creo que desde ahora se puede asegurar que va a ser un libro de éxito y de bastante éxito y a mí me gustaría tenerlo enseguida, un poco para ligar ese espacio que tenemos y que nos ha reportado vender mucho.

Sobre todo creo que por el pequeño escándalo de los premios Villaurrutia y todavía está con mucho auge el libro de Cosío Villegas, que es un libro que nos ha proyectado más a otro tipo de público, entonces es un momento de Mortiz en que estamos un poco dándole ya arduamente al clavo y eso es bueno. Como editor estoy muy satisfecho, la verdad, a pesar de todas estas majaderías y bobadas que dicen que es muy sospechoso que todos los triunfadores sean de la editorial Mortiz, pero cómo va a ser sospechoso si nosotros somos los mejores que hacemos los libros de literatura, entonces lógicamente los premios literarios tienen que ser para Mortiz, no es un acto de soberbia, me parece que es una consecuencia lógica.

Para mí eso fue propiciado por una pregunta televisiva que demuestra la ignorancia del reportero que la hizo.

Me imagino que si eso es, no se ha tomado la molestia de leer un libro, eso fue lo que le contestó Francisco Zendejas diciéndole que suponiendo que no hubieran sido cuatro novelas, también está un ensayo, que también sería para nosotros, porque también en ese terreno hemos publicado.

Los libros más interesantes dentro del año, pero si es un poco preocupante lo que pasa es que a mí primero me sentí mucho, me indignó, porque además esto lo dijeron nuestros propios autores.

Imagínese, luego entendí que no era más que una forma bastante inteligente de provocar el interés del público, de que busque un libro, que se pregunte por qué así, que en esto estoy muy contento, porque todos los que han ganado premios son autores nuestros.

¿Los peros de las novelas triunfadoras?

No es tan fácil, déjeme que recuerde un poco la más antigua es El tamaño del infierno de Arturo Azuela, porque esa novela salió en diciembre de 1973, este hecho fue el que nos permitió que la novela fuera el premio que se dio en 73, porque ya el premio se había dado cuando salió la novela al público y por esa razón se consideró en el periodo siguiente, me parece que me decía Zendejas que los miembros del jurado Villaurrutia habían entendido este problema y habían decidido que en este premio se abriera un año completo más lo anterior.

Así es que entiendo que en el futuro año, con eso creado, va a ser de enero a diciembre, pero en este creo que quedaba afuera el libro de Azuela, que es un libro muy importante, es una revelación, es el primer libro de un autor joven, no es chavo, pero es bastante joven y es un libro interesante y desde luego merecedor del premio.

Este libro nuestro lo publicamos, porque algunas personas que nos conocen y que conocían a Azuela leyeron el libro y les pareció un buen libro y nos vinieron a ver no sé quién vino, me parece que fue José Luis González junto con Arturo Azuela y nos trajo el original, lo leímos y enseguida nos pareció un estupendo libro y claro, con toda esa lentitud característica nuestra, para tardarnos un poco más de lo que debíamos haber tardado.

En realidad es un libro que pudo haber estado listo en septiembre de 73, pero como es un libro largo medio complicadón, pues se nos fue demorando un poco en la cuestión de corrección y todo eso, y lo sacamos a principios de diciembre, creo que el colofón de este libro tiene hasta fecha de noviembre, pero en realidad salió en diciembre.

La forma en que lo publicamos fue ésta.

Arturo Azuela no lo conocía, es posible que nos hayamos visto alguna vez, pero él es una gente mucho más joven que yo y no tenía idea de quién era, nieto de don Mariano y miembro de una familia tan ilustre hijo de Salvador Azuela, fuera un escritor, porque él es un profesor muy distinguido en materia de Ciencias, entonces por alguna razón debe ser herencia familiar, siente necesidad de escribir novela y además es un gran escritor.

En este momento ya nos acaba de entregar la segunda que creo publicaremos a principios del otoño, es una novela no tan larga, pero con muy buen aire, de modo que creo va a ser una ratificación del prestigio de este escritor y ésta, la publicaremos en septiembre.

La segunda novela del premio cronológicamente hablando, es la de Julieta Campos (fue esposa de Enrique González Pedrero, quien fue gobernador de Tabasco). Julieta es una escritora de la que ya hemos publicado hace un par de años un ensayo muy bonito que se llama Muerte por Agua, de la novela que probablemente ya la conoce, es un estudio de ella sobre las técnicas y objetivos de los escritores de ficción y ella, ha hecho otras obras de ficción que no habíamos publicado nosotros.

Me parece que un libro lo habría publicado Letras Mexicanas y otro libro es de ERA, no estoy muy seguro, el caso es que cuando nos trajo esta novela ya evidentemente era una autora nuestra, me pareció que debíamos hacerla lo antes posible, es una novela de otro tipo completamente.

Es una novela mucho más intelectual, más en el estilo de lo que es Noveau Roman, ¿verdad? una novela más de inteligencia que de sentimientos digamos y Campos lo cumple por eso lo publicamos, también con buen éxito inicial, pero este éxito inicial no es nada comparado con el que ha cobrado con el premio.

Debo decirle que Mortiz, en general, hemos tenido muchos premios Villaurrutia, para nuestro libro no es un caso excepcional el de este año, pero casi siempre hemos tenido un premio o dos, en fin, y por primera vez he notado cómo se ha reflejado este premio en el resultado inmediato de ventas, supongo que es por el pequeño alboroto éste que se ha armado y por el interés que se ha mostrado a través de la televisión y los comentarios del periódico, pero lo que sí es obvio, es que con Un redoble muy largo, dos meses, este libro ha tenido muy buenas ventas en comparación a lo que había vendido a un ritmo, digamos, normal.

El tercer libro es de Manuel Echeverría, sobrino de Luis Echeverría e hijo de Rodolfo quien con el apellido Landa, fue actor y líder de la ANDA.

Y es también el segundo libro de él que ya publicamos, ya que la primera fue Las manos en el fuego, él desde hace mucho tiempo me estaba anunciando que iba a traerme un nuevo libro, pero Echeverría es un autor muy cuidadoso que le gusta trabajar sus originales y se le fue pasando mucho el tiempo hasta el punto de que cuando me lo trajo, ya ni me acordaba que lo estaba haciendo y también él por esa razón, pues estaba un poco presionado ya que quería que saliera luego el libro y lo echamos a la imprenta casi enseguida que nos lo trajo.

Un redoble muy largo, es una novela muy hermosa, no sé si usted la haya leído, es una novela porque comparte el interés narrativo, la atención de un lector que no deja el libro con una línea de bastante sentido en cuanto a su función de narrador. Me parece que es muy buen libro y es una lástima que este hombre no haya querido aceptarlo y no sólo eso, sino que haya provocado la polémica, porque él actuó de una manera un tanto demasiado violenta, en un rechazo en fin.

Si no quería este premio no veo la razón para este exabrupto, que luego en el momento de la entrega, mandó un recado en que realmente era un ataque muy violento contra muchos de los colegas, pero de todas maneras me parece que es un estupendo libro y para nosotros, seguirá siendo el premio Villaurrutia, naturalmente.

El cuarto, La princesa del Palacio de Hierro de Gustavo Sainz, de éste si le hablo, porque todo el mundo lo conoce y él con mayor razón que nadie salió el 23 de octubre y éstos estuvieron en la galería Goa cuando se presentó el libro al público, ya estamos sacando la segunda edición, ya debía haber salido con mayor anticipación, lo que pasa es que Gustavo se propuso cambiar las ilustraciones, porque él tiene el plan de que con cada nueva edición va a cambiar la ilustración y eso es muy bonito, pero es una lata, porque le impide a uno hacer la reimpresión en el momento, entonces hay que empezar a ajustarla de nuevo, ya salió a la venta la edición que ya teníamos vendida de antemano.

La segunda es de cinco mil, en realidad lo hice muy conservador, porque si hubiéramos hecho la primera de 15 mil ya la segunda va al tiraje normal y eso va a durar seis meses y no antes de que saliera, ya se había vendido, entonces va a salir una tercera que todavía no mandamos a imprenta, porque vamos hacer otra vez un cambio de ilustraciones.

Entiendo que la idea de Gustavo para la tercera edición, es que las ilustraciones todas sean de Arnaldo Coen.

En la segunda edición todas las ilustraciones son de Armando Villagrán se acuerda usted que en la primera hay una novedad de artistas. Entonces esta idea responde mucho al carácter de Gustavo que es un hombre que siempre tiene proyectos y esto reproduce un poco.

Su idea comercialmente es muy buena, en plan de producción, bastante incómoda porque por más medidas que se tomen, mayor retraso es para la reimpresión.

Creo que antes de la próxima semana la tenemos, es un caso insólito antecedido, sólo por el de don Daniel Cosío Villegas que pasaba exactamente lo mismo me entregaba una edición y mientras se hacía nos llegaban pedidos hasta el punto de que cuando se terminaba la impresión ya no había libros y había que hacer otro tiraje.

¿Siempre se vendieron gran cantidad de libros al extranjero?

Bueno, esa es una idea de Gustavo y a nosotros nos gustaría mucho hacerla buena, pero nosotros no estamos en este momento en una situación muy buena en el extranjero, hemos tenido varios descalabros apenas estamos reconstruyendo nuestra red.

Por ejemplo, en España, hemos terminado nuestras relaciones con Seix Barral que es nuestro distribuidor y todavía no sabemos a quién encargarle o enviarle ésta.

En Argentina y en Chile estamos funcionando de una manera regular, pero en Perú y Colombia no, estamos en crisis. Lo que sí, es un libro que se va a vender muy bien desde ahora, ejemplo, en Estados Unidos porque ahí sí está bien establecida nuestra red de distribución y los Estados Unidos han sido nuestros principales compradores del exterior.

Además no hemos tenido tiempo ni de mandar un ejemplar de muestra, porque no hemos hecho más que atender los pedidos que nos llegan del interior del país.

¿De los cuatro ya hay nuevas novelas?

Azuela una.

Julieta no, dudo que tenga otra, porque ella es una escritora muy minuciosa, muy perfeccionista y no creo que ni en un año pueda hacerme otra novela tranquilamente, que no me oiga, pero me parece que una característica es estudiar, mandar los libros trabajados y corregidos una y otra vez. En ese sentido es un poco lo que yo le diría.

De Manuel Echeverría con la diferencia de que él es mucho más impulsivo y mucho más rápido y sí se dedica a corregir, corrige y Julieta lo piensa más.

Tampoco Echeverría creo que tenga una nueva novela.

Gustavo debe tener, es más, debe tener una novela que es anterior a la primera, él al terminarla consideró que no estaba bien, no sé, y ahora me decía que la acaba de releer y que le parece que es muy buena, entonces sí es posible que tenga una nueva novela pronto. El nuevo libro es Hermano lobo, (al publicarse se denominó Compadre lobo, que se lanzó en 1978), es anterior a Obsesivos días circulares.

Dice que la ha estado viendo, ahora estimulado por el éxito inmediato y que cree que aguanta muy bien y se ve animado a darle un último repaso y a entregárnosla, ojalá porque Gustavo es un escritor de mucho prestigio popular, es decir, tiene mucho público entonces esto es muy bueno, ya que además tiene una virtud que es crear ese mercado, no solamente para él, sino también para los que están en su onda.

Por ejemplo, el libro de Gabriel Careaga que se llama Mitos y fantasía de la clase media en México, es un libro que tiene un prólogo de Gustavo Sainz, porque lo ha visto desde el principio como una aportación interesante a lo que es este tipo de ensayo en México, y bueno, también se agotó este libro y también tenemos que hacerlo otra vez, porque es un tipo que tiene buena mano, buen ojo para los libros.