+Jorge Carlos Vergara Madrigal y agradecimientos

Views: 1608

La frase

Y sin embargo, Jorge Vergara, logró que se hablara de él.

UNA REALIDAD

UN RECUERDO POR JORGE VERGARA MADRIGAL

Su nombre completo era Jorge Carlos Vergara Madrigal. Desde su muerte, el viernes 15 de noviembre, se han dicho muchas cosas, solamente puedo aportar varias, quizá novedosas para muchas personas.

La primera vez que supe de él, fue gracias a Don Rogelio Becerra Mancilla, quien era el buscador de jugadores para el Toluca en Guadalajara.

Me invitó a comer unos tacos, que por cierto estaban buenos. Eran algo así como tacos de cajuela, porque sacaba los ingredientes de la cajuela de su vehículo. Era finales de los años ochenta.

Luego volví a saber de él, porque su empresa, que inicialmente se llamó Omnitrition, cambió a Omnilife y se anunciaba en la camiseta del Atlas. Y es que después de los tacos, emigró a EU a trabajar en Herbalife y con algún socio trajo esos productos a México con el primer nombre y después el segundo.

Luego en la inauguración de Plaza Andares, una de las mejores del país, tanto que tiene distribuidoras de Ferrari y de Lamborghini. Ahí llegó con un tuxedo, pero sin corbata, sin calcetines y con un abrigo de cashmere color rosa, sin duda se llevó la noche.

Y finalmente hace 10 años, cuando pretendió lanzar su libro biográfico en la Fil de Guadalajara, pero no pudo hacerlo porque encomendó la obra a unos españoles con poca experiencia, que fueron vapuleados en la Fil.

El editor llegó para presumir que iban a hacer las 200 biografías de los hombres más ricos de México y que habían decidido comenzar por la de Jorge Vergara.

Para ello había destinado a una joven española que vivió seis meses con Vergara para saber todo acerca de su vida.

Me tocó la dicha de iniciar el torpedeo contra los presumidos españoles, porque nadie de los presentes se atrevía a cuestionar, pregunté al editor:

¿Por qué si van a hacer las 200 biografías de los hombres más poderosos de México, económicamente hablando, comenzaron por el número 200?

Titubeó en su respuesta, no dio pie con bola e hizo que todos se animaran.

La segunda cuestión, para la reporttera:

¿ Qué le dijo de su época de vendedor de tacos?

Titubeante también, me dijo: “eso no lo señaló”. ¿O no le  cuestionó usted?

A lo que ripostó, simplemente no mencionó nada.

Entonces le dije que no valía la pena leer el libro, puesto que era una biografía ideal, no una biografía real y ahí siguieron los demás colegas.

Así recuerdo a Jorge Vergara, quien pugnó por el mexicanismo en el Guadalajara, pero no en la construcción de su estadio, que la encargó a arquitectos franceses.

AGRADECIMIENTOS SINCEROS

Tras mi salida de una estación de radio, el doctor Pedro Daniel García Muciño, dijo.

Hoy concluyó el programa de radio que por más de tres décadas condujo Don Guillermo Garduño Ramírez, toda una institución en el periodismo mexicano, que hoy sale del aire.

Gracias Don Guillermo por permitirme compartir con Usted varios años ininterrumpidos de charla, debate y divagaciones hablando de los más diversos temas, siempre con apertura y aprendizaje.

Abrazos y éxito en lo que venga.

Gerardo Urbán y Fernández señaló:

Uno de los aliados incondicionales de la Orquesta de la Ciudad es sin duda Don Guillermo Garduño, desde su micrófono salieron siempre palabras de animo, de apoyo , palabras que en cada momento fueron atinadas y a veces hasta puntiagudas.

A nombre de toda su Orquesta, Don Guillermo, gracias de corazón por creer en nosotros y siempre ser un espacio abierto para difundir la cultura en nuestra Ciudad.

Hoy, después de 33 años, se cierra un ciclo que marcó la manera de comunicar e informar en Toluca, Don Guillermo Garduño Ramírez, el periodista más connotado de nuestra Ciudad deja la estación donde se narró diariamente la vida de nuestra Capital.

Gracias Don Guillermo, por haber sido siempre una voz de referencia, los que colaboramos con Ud. Estos años, llegamos a conocerlo, admirarlo y sobre todo quererlo.

Me reitero hoy y siempre su amigo incondicional, aliado de cada uno de sus proyectos pasados presentes y futuros.

A nombre de todos sus admiradores y auditorio, le agradezco cada palabra, anécdota, información, etc., que nos dio incansablemente a lo largo de estos 33 años.

¡GRACIAS!