Karina Labastida: atienden alcaldes alerta por desaparición

Views: 134

Luego de expresar que la  LX Legislatura trabaja ya para armonizar la Ley en materia de Desaparición Forzada y la creación de la Comisión Legislativa para dar atención a la Segunda Declaratoria de Alerta de Violencia de Género por ese delito, la diputada Karina Labastida Sotelo, Presidenta de la Comisión Especial para Combatir y Erradicar la Violencia de Género del Estado de México, reconoció el grave problema que se padece en la entidad en contra de las mujeres, principalmente, y llamó a los alcaldes de los siete municipios alertados a redoblar esfuerzos para combatir de manera frontal este fenómeno.

Durante la Primera Reunión con alcaldes de municipios considerados en la Alerta de Género por Desaparición, que estuvo encabezada por Rodrigo Espeleta, Secretario de Justicia y Derechos Humanos Estatal, Labastida Sotelo destacó que esta “alerta” es una oportunidad para atacar a fondo el problema, y que juntos, Poder Legislativo, gobiernos municipales y estatal, podrán cumplir con las recomendaciones que recibió el Estado de México por parte de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).

Como se sabe, el gobierno estatal fue notificado el pasado 1 de octubre respecto de la resolución de la Secretaría de Gobernación Federal para declarar la mencionada Alerta en los municipios de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ixtapaluca y Valle de Chalco, por desaparición de mujeres, en la que se argumentó la desarticulación de las acciones estatales y municipales encargadas de resolver la problemática.

Hay que mencionar que el Estado de México, es la primera entidad que cuenta con una doble “alerta” por violencia contra las mujeres, la primera por feminicidios, declarada el 15 de julio del 2015, y ahora esta, dictada el 20 de septiembre pasado,  por desaparición de mujeres.

Ante ello, Karina Labastida Sotelo dijo que es urgente la colaboración interinstitucional de los tres niveles de gobierno; ya que las organizaciones civiles, en su solicitud de la “alerta”, argumentaron la grave situación de riesgos de violencia de género que se vive en suelo mexiquense desde hace varios años.

La legisladora recordó que en su resolución, la CONAVIM afirmó que en el Estado de México se tiene un porcentaje de casi el doble de las mujeres desaparecidas en el país, ya que de acuerdo al Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, hasta el 30 de abril del 2018, había 1,785 mujeres desaparecidas, que representan el 45.8 por ciento de personas desaparecidas en la entidad.

Labastida Sotelo dijo que dentro del Plan de Trabajo correspondiente, que se sustenta en cinco ejes, está  aprobar la Ley en Materia de Desaparición Forzada de Personas, cuyo proyecto presentó en el mes de marzo pasado ante el Pleno de la Legislatura mexiquense, en la cual han participado dependencias estatales y agrupaciones sociales.

Las acciones contemplan también el fortalecimiento Institucional, construcción de datos y conocimiento, capacitación y atención a víctimas, además de la atención a las 26 medidas establecidas en la declaratoria.

Labastida Sotelo expresó que lo se que busca es armonizar el marco jurídico relacionado con la desaparición forzada y la desaparición cometida por particulares, con relación al artículo 7 de la CEDAW, así como diseña una política pública con perspectiva de género y derechos humanos que atienda de manera integral la caracterización del problema público de la desaparición de niñas, adolescentes y mujeres en la entidad, que incluya información cualitativa y cuantitativa.

En la misma forma, la también vicecoordinadora del Grupo Parlamentario morena, adelantó que el marco jurídico contempla la creación de las comisiones respectivas en los  ayuntamientos y la elaboración de los reglamentos.

Resaltó que las acciones contemplan la obligación de definir una suficiencia presupuestal por parte de los ayuntamientos y del Poder Legislativo, así como mecanismos de vigilancia y de evaluación, igual la revisión y actualización de los protocolos de búsqueda ALBA y ODISEA.

 “La alerta es resultado de un  problema grave, pero también es una oportunidad para visualizar e ir resolviendo un fenómeno largamente ignorado y ocultado por las autoridades, y esta vez al menos se tiene el concurso de todos los involucrados, de arriba abajo”, concluyó.