King Otto

Views: 599

A lo largo de la historia del fútbol se han ganado gestas bien logradas por entrenadores al dirigir un equipo relativamente pequeño como el caso Bryan Clough con el Nottingham Forest o Ernst Happel con el Hamburgo. Hoy hablaré sobre un entrenador no tan conocido pero que se podría considerar como El entrenador de las hazañas imposibles.

Se trata de Otto Rehhagel, exfutbolista alemán que militó por equipos de la Bundesliga como el Hertha Berlín y el Kaiserslautern, como zaguero central jugó 201 partidos de liga antes de retirarse en 1972. Dos años después empezó su carrera en los banquillos en el Kickers Offenbach donde duró dos temporadas, después de esa etapa deambuló por varios clubes como el Borussia Dortmund, Arminia Bielefield y Fortuna Dusseldorf hasta llegar a entrenar al Bayern Múnich en 1995, aunque sus hazañas no fueron conseguidas por ninguno de estos equipos.

Para la temporada 1981/82 lo nombran como entrenador del SV Werder Bremen, equipo histórico que estaba pasando por una situación muy delicada ya que habían perdido la categoría. Otto logró redirigir la situación y el equipo rápidamente subió a primera división, después de una década peleando entre segunda división y la parte media baja de la tabla quedaron segundos en las temporadas 1983, 1985 y 1986 y por fin pudieron coronarse en 1988 plantándole cara a un Bayern Múnich que tenía estrellas de la talla de Hansi Flick, Lothar Matthäus, y de Michael Rummenigge. Cinco años después volvió a conseguir el título ligero con los verdiblancos. Le bastaron 13 años desde que el equipo descendió para ganar 2 Ligas, 2 Copas Alemanas, y una Recopa de Europa conseguida en 1992.

Por si fuera poco para Rehhagel, después de entrenar al Bayern Múnich durante un año llegó en la temporada 1996/97 al recién descendido Kaiserlautern, un equipo fundador de la liga que estaba en aprietos, pero tuvo la fortuna de contar con Otto y con la mayoría del plantel, en segunda división ganaron muchos partidos y fueron los primeros en conseguir el ascenso, esa misma temporada el Bayern ganó la liga. Al año siguiente el azar quiso que los campeones de primera y segunda división se enfrentaran en la primera jornada donde el Kaiserlautern venció al Bayern por 1-0, una victoria con sabor a revancha para él. El equipo se posicionó como líder en la jornada 4 y desde ese momento no soltó ese puesto y se coronó campeón una semana antes del final ante la persecución del Bayern de Kahn, Matthäus y Flick. Y podrás pensar que hacer que un club recién ascendido gane la Bundesliga es su mayor hazaña, pero no.

En el año 2001 tomó el cargó como seleccionador de Grecia, y en principio logró lo que parecía imposible, Grecia clasificó por primera vez en su historia a la Eurocopa, la cual se celebraría en Portugal en el 2004. El sorteo lo ubicó en el grupo A con la anfitriona Portugal, con España y Rusia.

En el debut contra los de casa dieron la sorpresa ganando 1-0, en el siguiente partido contra España empataron 1-1 y finalmente ganaron 2-1 a la selección rusa, lo cual los colocó en el primer lugar de grupo. En Cuartos de Final se enfrentaron a la Francia de Zidane, donde lograron ganar 1-0 contra todo pronóstico, en semifinales contra la República Checa salieron victoriosos por el mismo marcador. Les esperaba una final de antología contra Portugal, ya que ninguno había sido campeón de Europa, y contra todo pronóstico la selección griega se llevó el título de la mano de Angelos Charisteas, Theodoros Zagorakis y por supuesto del gran Otto Rehhagel. Además logró clasificar a Grecia a su primer mundial en Sudáfrica 2010 donde anunció su retiro después de caer eliminado en la fase de grupos y una larga carrera llena de éxitos y sobre todo… de hazañas.

Nací con el fútbol y quiero morir con el fútbol. Mientras reciba una oferta, trabajaré

Otto Rehhagel

Atentamente

Un aficionado cualquiera