La Capilla Festiva

Views: 718

Toluca nunca deja de sorprendernos. En estos días de Festiva, la ciudad recupera su recóndito carácter alegre y nos da muestra de la calidez de su público. Artistas de otras latitudes reciben una buena dosis de hospitalidad toluqueña y la gastronomía cumple sus propósitos tras largas horas de estancia en los diferentes foros del festival: La Plaza de los Mártires, Plaza González Arratia, Foro Alameda, Andador Constitución y especialmente, La Capilla Exenta.

Siendo Toluca un asentamiento franciscano, el primer convento de esta orden se localizó en lo que ahora son los terrenos de la Catedral, junto al convento se construyó una capilla abierta denominada Santa Cruz de los Otomites o de los Otomíes , fue hasta 1729 que se comenzó a construir junto al Convento Franciscano de La Asunción, por el arquitecto Felipe de Ureña, un edificio de planta mistilínea, es decir, con líneas rectas y curvas, que dan soporte a una cúpula ochavada.

El prestigio del arquitecto y los retablos, diseñados por el famoso Benito de Churriguera, que se distinguen por el uso de la pilastra estípite,( columna constituida por diversas formas geométricas superpuestas) lograron que la capilla fuera llamada maravilla del mundo y se dijo que reproduce la planta alta de la ermita de Santa María del Puerto, que se encuentra en Madrid, España.

Este espacio, fue utilizado como sacristía, pues en él, se guardaban los ornamentos del culto y allí se revestían los sacerdotes. De manera que nunca fue utilizado para celebrar misa y no tiene altar, y por ello se le llamó Exenta.  Actualmente, da refugio al arte toluqueño que se escapa del caluroso atardecer qu,e por entre las gruesas puertas de la capilla, sigue iluminando un escenario multilateral.

Curioso espacio, testigo de los años y de los paseantes, de los amantes del arte, pues en La Capilla Exenta se han realizado puestas escénicas, recitales de poesía, conciertos musicales, conferencias de divulgación científica, exposiciones, en fin, sus usos son insospechados. Aprovechemos que existe, que se yergue en medio de la Plaza Fray Andrés de Castro y que, durante Festiva, tendrá como expositores a poetas y escritores relacionados con el Centro Toluqueño de Escritores y con la actividad literaria de esta ciudad, que grande cuenta ha rendido, entregándonos a sus autores.