¿La cuestión del FEMINICIDIO?

Views: 458

Cuando una mujer sale a la calle no puede regresar a su casa noche, muchísimo menos si va sola, con la inseguridad que estamos viviendo es como provocar que algo nos pase, sin embargo, obvio que no es así. Vivimos con miedo, porque  puedes desaparecer, aparecer golpeada, violada, ser víctima de trata de blancas  o muerta en el peor de los casos y en realidad, todos estos casos son peores.

En el 2018, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en México se cometieron más de 790 feminicidios, la secretaria de la Comisión de Igualdad de Género, recordó que solamente uno de cada nueve feminicidios llega al juzgado y que son los legisladores los que deben garantizar protección con instrumentos legales adecuados.

Es seguro que cualquier reforma a la Constitución afecta nuestra vida diaria, lo que me hace pensar que si la Cámara de Diputados aprueba la reforma al artículo 19 en el que se permite la prisión preventiva, también debería de considerar el feminicidio, que ya es un delito grave, me da esperanza de que los números no continuarán creciendo, de que las cosas no empeorarán.

Por otro lado, lo que la Cámara de Diputados está poniendo en juicio es si debe o no haber previsión preventiva para más delitos de los que ya existen,  ya que, muchas personas están encarceladas injustamente y esto conlleva gastos innecesarios al gobierno, además de esta manera, se garantizan los derechos humanos.

La CNDH, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, opina al respecto: La CNDH estima que la aprobación de esa reforma, por su trascendencia en materia de derechos humanos, sería una regresión al sistema inquisitivo, no abonando a la reinserción social, justicia alternativa, ni al principio de presunción de inocencia, elementos indispensables a respetar y desarrollar en la justicia penal acusatoria.

Los derechos humanos existen para proteger a  todos, nos deben garantizar bienestar aun si incurrimos en algún delito, nos convirtamos en ladrones, violadores o lo que sea que seamos, sin embargo, si el feminicidio no se toma en cuenta en esta lista de delitos graves que ameriten prisión preventiva y otros delitos delitos sí,  la violencia hacia las mujeres estaría siendo solapada, pues somos el primer país en América Latina en renglón.

Por lo que el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y la organización Justicia Pro Persona señalaron La exclusión del tipo penal de feminicidio constituye un acto de discriminación directa, ya que otorga un tratamiento diferenciado e injustificado desde la propia norma constitucional, que no responde a criterios de razonabilidad, objetividad, ni proporcionalidad y que afecta directamente a las niñas y mujeres en un contexto donde serlo implica ya un riesgo.

Nuestra cultura nos está enseñando a tener miedo, la violencia contra la mujer es abundante y por lo que si la reforma se aprueba, lo más seguro es que los números no disminuirán, el problema va más allá de ésta, tendrán que seguir aprobándose políticas públicas que garanticen los derechos humamos de las mujeres, al igual que los de la ciudanía mexicana en general.