La destrucción de la instituciones: el Caso del Colegio de Veracruz

Views: 549

El Colegio de Veracruz es una institución de educación superior creado el 22 de julio de 2002 con la finalidad de incentivar la investigación y la docencia, gracias al esfuerzo permanente de su plantilla laboral y académica ganó prestigio en el mapa académico del estado, es así que el 1º de agosto de 2016 la LXIII Legislatura del H. Congreso del Estado de Veracruz expidió la Ley Número 906 Orgánica del Colegio de Veracruz, que le concedió autonomía técnica, presupuestal y de gestión.

Una vez contando con autonomía el COLVER logró posicionarse en el entorno académico nacional como una institución sólida y de prestigio, con programas educativos modernos y una plantilla académica con grado de Doctorado en su mayoría miembros del Sistema Nacional de Investigadores, logrando reconocimiento en el Padrón Nacional de Excelencia y el Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT.

Con una breve visita a su página institucional es evidente el gran legado que se construyó en escasos 18 años, cuatro licenciaturas, cinco Maestrías y dos Doctorados, en sistema escolarizado o en línea, además de Diplomados, cursos, seminarios, conferencias, mesas redondas, además de permanente producción y edición y presentación de libros con la participación de personalidades académicas nacionales e internacionales.

Crearon asimismo la revista Con-ciencia Política, que gracias a las aportaciones de investigadores y autores invitados difundió trabajos valiosos a todo ciudadano que la solicitaba en sus instalaciones o accedía a su plataforma.

De forma paralela se constituyeron en una caja de resonancia donde de forma permanente se promovieron valores culturales, de tolerancia, democracia, equidad de género, transparencia, legalidad, justicia social y participación ciudadana.

Lamentablemente en la tercera semana de julio de 2020 el Gobernador de Veracruz Cuitláhuac García Jiménez envió un paquete de modificaciones a la Ley 906, mismas que fueron aprobadas el pasado jueves 30 de julio en sesión de la LXV Legislatura, sobresale la sectorización del Colegio de Veracruz a la Secretaría de Educación de Veracruz. Perdiendo su carácter autónomo, principio fundamental en el entorno académico patrocinado por el Estado.

Con lo anterior la autonomía de El Colegio de Veracruz quedó extinta por el Congreso de Veracruz, dando paso a un secretario técnico que dependerá del Poder Ejecutivo, en lugar de la figura de rector.

Concluye así la etapa de vida autónoma del Colegio, que ponen en riesgo de que no se cuente con los perfiles académicos requeridos y así, se pierda la visión y el gusto por crear conocimiento científico y difundirlo.

En adelante las decisiones serán tomadas por el Secretario de Educación de Veracruz, Zenyazen Escobar García, quien no cuenta con un bagaje laboral relacionado con la función educativa y mucho menos de investigación. Es la cercanía con el Gobernador del Estado lo que lo ha llevado a ese cargo. Sería muy interesante saber lo que piensa el presidente de la República, pues dentro de su tabla ideológica siempre estuvo la crítica hacia los que benefician a sus amigos aún sin tener mérito alguno para ello.

Destruir las instituciones como el COLVER, provocará un retraso muy importante en el desarrollo de México y del Estado de Veracruz.