LA DISCRIMINACIÓN ES UNA FORMA DE VIOLENCIA QUE PUEDE PROVOCAR LA MUERTE DE QUIEN LA SUFRE, ALERTA LA CODHEM

Views: 300

En casos extremos la discriminación ha sido causa de la muerte de personas, alertó el jefe del Departamento Contra la Discriminación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), Mario Ernesto Montes de Oca Bernal, en el marco de la conmemoración internacional que declara cero tolerancia a esta nociva conducta que daña la convivencia y a las personas mismas.

Mario Ernesto Montes de Oca explicó que la discriminación es un fenómeno social y cultural expresado a través de marginación, burlas, chistes, desprecios y otras acciones aún más violentas, originadas por la negación de los derechos de las personas en razón del color de su piel, lugar de origen, apariencia física o preferencia sexual, entre otros aspectos, y es tan perjudicial -dijo- que se ha declarado el “Día de la Cero Discriminación”.

Destacó que la Codhem trabaja para sensibilizar a la población y poder prevenir esas conductas y actitudes que afectan el trato digno e igualitario, pues a pesar de que la discriminación está tipificada como un delito en el Código Penal estatal, y que los artículos 1º y 4º de la Constitución federal indican los principios de igualdad y no discriminación, en la vida diaria es una práctica consentida y normalizada por la sociedad.

El especialista de la Codhem detalló que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Discriminación 2017 (ENADIS), 24% de mexiquenses declararon haber sido discriminadas por algún motivo o condición personal, lo que ubica a la entidad entre las siete con mayor porcentaje, incluso arriba de la media nacional que es del 20.2%.

Puebla ocupa el primer lugar con 28.4%, le siguen Colima con 25.6%, Guerrero con 25%, Oaxaca con 24.9%, Morelos con 24.4%, Estado de México con 24% y la Ciudad de México con 23.7%, y ello es el reflejo de lo que sucede en la vida cotidiana por la religión, lenguaje, tradiciones, medios de comunicación, prácticas laborales, políticas públicas y leyes, precisó.

A manera de ejemplo, explicó que la violencia hacia las mujeres incluye formas de discriminación y los crímenes de odio por homofobia también tienen esa raíz por la orientación sexual de las personas, además hay diversos matices que conllevan a hacer más complejo el problema.

Actualmente, dijo, es común escuchar comentarios como “hay que mejorar la raza”, “hay que aclararse el cabello para que sea rubio”, entre otros, porque todo parte de parámetros y estereotipos de que las mujeres deben ser blancas, rubias y delgadas, mientras los hombres, además de esas características físicas, también deben ser heterosexuales: “quienes no cumplen con lo que encuadra el estereotipo sufren discriminación sistemática.”

La ENADIS reveló que los cinco grupos de la sociedad que se sienten más discriminados al tener una percepción de que sus derechos se respetan poco o nada son: las personas transgénero, con el 71.9% de la población encuestada; gays o lesbianas con 65.5%; indígenas con 65.4%, trabajadoras del hogar con 62%, y personas con discapacidad con 58.4%.

“Esos son los grupos que se sienten discriminados y acusan que sus derechos han sido vulnerados en todos los ámbitos de la sociedad, la política, la cultura… porque hablamos de que persisten prácticas discriminatorias transfóbicas, homofóbicas, racistas y descalificaciones”, puntualizó.

Montes de Oca Bernal mencionó que lo primero que debemos hacer como sociedad para erradicar ese problema social, es reconocer que somos discriminadores y empezar a deconstruir la forma en que aprendimos a marginar y practicar más los valores del respeto, la tolerancia y la solidaridad.