+ La Hora de la Verdad para el Gobernador Alfredo del Mazo Maza

Views: 2161

La frase

Hoy todo es virtual. Hasta el sexo

SANDRA HOCHMAN

 

LOS NUEVOS TIEMPOS: El semáforo epidemiológico en color verde en el Estado de México aún está muy lejano, por lo que es necesario prepararnos para la nueva normalidad y acostumbrarnos a realizar actividades en línea, como las educativas. Al respecto, la UAEM anunció que su examen de ingreso se realizará a la distancia.

Los aspirantes deberán contar con una computadora que tenga acceso a Internet. La Casa de Estudios, por su parte, se compromete a garantizar un proceso apegado a principios como equidad, igualdad y, lo más importante, fiabilidad. Desde el momento de su preinscripción la institución mantiene constante comunicación para acercarles las instrucciones, tutoriales y hasta un examen de práctica.

La nueva normalidad exige desarrollar nuevas habilidades y adaptarnos a mecanismos que aseguran la sana distancia. La salud e integridad de la población no están a discusión. Buena decisión tomada por Alfredo Barrera Baca, rector de la UAEM.

 

BARCELONA: Actualmente los azulgrana son un caudal de problemas: A su técnico Quique Setién le cuesta cambiar el orden establecido; al equipo le cuesta mucho en la cancha imponer su autoridad: A Messi le cuesta mucho ser Messi, sobre todo si se da cuenta de que todo depende de él; Muchos jugadores se han ido por el persecución del VAR, pero lo cierto es que el gran problema del Barcelona, es hacer futbol.

DOÑA JOBITA: Su nombre era Silvia Jacoba Mendoza Rodríguez. De cariño sus allegados le decían Jobita, pero con “B”, porque derivaba de Jacoba. Ella murió la noche del jueves 25 de junio y no de Covid.19 sino de un problema renal. Fue lideresa de los comerciantes del Mercado Hidalgo, el de más tradición en Toluca.

Uno de sus mejores amigos fue el diputado Juan Maccise Naime, quien en su página de Facebook, dijo lo siguiente:

Con mucho dolor recibí la noticia de la partida de Doña Jobita Mendoza, una persona muy cercana a mis afectos personales. Siempre fue una mujer noble y muy trabajadora. Heredó de sus padres el negocio de los pescados y mariscos y dio fama al Mercado “Miguel Hidalgo” de Toluca, con sus deliciosos platillos.

Cuando laboré en el Ayuntamiento, ella fungía como líder de los comerciantes; trabajamos de la mano incansablemente y se realizaron importantes mejoras en las instalaciones. El cariño y la amistad, siempre fueron mutuos e incondicionales. Descanse en paz, Doña Jobita. La voy a extrañar mucho.

EL HIJO DE JAVIER: Su nombre es Omar Hamid García Harfuch, es hijo de familia priista, de la pareja formada por Javier García Paniagua y María Harfuch Hidalgo, mejor conocida como actriz y cantante con el nombre de María Sorté. Su hermano mayor es Adrián. Egresado de la Universidad Panamericana como licenciado en Derecho y de la Universidad del Valle de México con especialidad en Seguridad Pública, estuvo en Harvard y en Cuántico, donde se especializan los agente del FBI. Es originario de Cuernavaca, en el estado de Morelos.

Es jefe de la Policía de la Ciudad de México y fue víctima de un atentado, en el que se sospecha que alguien cercano a él, dio el pitazo a los delincuentes.

Comenzó su trayectoria de combate a la delincuencia en la Policía Federal, ha sido condecorado en dos ocasiones, fue coordinador estatal en Guerrero, en el sexenio federal pasado, fue titular de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la Republica.

Sobrevivió a la emboscada de 28 sicarios en la mañana del viernes 26 de junio en Lomas de Chapultepec, en la ciudad de México, resulto con heridas en clavícula, brazo y una rodilla, fue intervenido en Médica Sur.

Su padre Javier García Paniagua, además de ser presidente del PRI nacional, Senador, Secretario de la Reforma Agraria, subsecretario de Gobernación, Secretaría del Trabajo y la Previsión Social y fue titular de la desaparecida Dirección Federal de Seguridad.

Es nieto del General Marcelino García Barragán, a quien conocí como comandante de la 22ª. Zona Militar, en ese entonces con sede en Toluca, participó en la Revolución Mexicana al lado de Francisco Villa, fue gobernador de Jalisco, Secretario de la Defensa Nacional, le tocó el asunto del 2 de octubre.

Es sobrino de Marcelino García Paniagua, quien fue presidente del equipo de futbol Guadalajara y presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

La Hora de la Verdad para el Gobernador Alfredo del Mazo Maza

 

Alfredo del Mazo Maza, tercero en la dinastía de la ilustre familia de Atlacomulco, en ocupar la gubernatura del Estado de México, jamás imaginó enfrentar un escenario tan complicado y adverso como el que sortea desde el máximo cargo político en el Estado de México, sobre todo considerando los entornos altamente favorables que vivieron en ese cargo su abuelo, Alfredo del Mazo Vélez, y su padre, Alfredo del Mazo González.

Para empezar, Alfredo del Mazo Maza soñaba con una administración gubernamental de oropel, en plena gestión presidencial de su primo y paisano Enrique Peña Nieto, pero se le atravesó un poderoso bloque político que impuso la candidatura de Eruviel Ávila Villegas con su abultada bolsa electoral de Ecatepec y del Valle de México, por lo que tuvo que esperar un largo periodo de seis años para alcanzar la candidatura priista.

Tras seis largos años de espera que le sacaron canas, Alfredo del Mazo Maza volvió a la cargada por la candidatura gubernamental del PRI Estado de México, misma que finalmente logró, no sin antes vivir una jornada de incertidumbre y crisis, el día en que precisamente vendría la decisión y la rumorología contagió el ambiente político mexiquense, y el gran elector presidencial salía a una gira internacional.

Ya con la candidatura en la mano enfrentó una “rebelión en la granja”, en la lucha por las candidaturas para diputaciones y ayuntamientos, así como posiciones en la administración estatal, por lo que fue a una ardua campaña en medio de divisiones, conatos de cisma partidista y fugas hacia la creciente oleada morena.

Logró el triunfo electoral y consecuentemente la Gubernatura Mexiquense, con un apretado y cuestionado resultado, pero finalmente favorecido por el freno que imponía a la protesta callejera morenista la alta expectativa de una victoria electoral para Andrés Manuel López Obrador por la Presidencia de la República.

Aunque se instaló en el cargo de Gobernador Constitucional del Estado de México para el periodo 2017-2023, lo cierto es que Alfredo del Mazo Maza llegó muy debilitado al cargo luego de la debacle electoral en la que su partido, el PRI, perdió la mayoría de posiciones en el Congreso Estatal y en los Ayuntamientos.

Aún no terminaba de acomodarse en la Silla del Palacio de Lerdo, cuando empezó a sentir un fuerte sismo que dejó graves daños estructurales en el patrimonio histórico de la entidad, pero también en las finanzas y en el ambiente político. Y apenas la semana pasada otro sismo más, aunque con menores daños.

Pero no ha sido la única sacudida que ha sufrido el gobernador Alfredo del Mazo Maza, porque luego le vino la fuerte disputa por el control del PRI Mexiquense, que finalmente logró conservar bajo su círculo político, con lo que deberá enfrentar la hora de la verdad en su carrera política: los comicios del 2021 con un poderoso Morena, alentado desde la Presidencia de la República, que va por lo que le resta de enclaves en el Estado de México; y un raquítico PRI que sigue sin cuajar la unidad interna y que además perdió sus tradicionales aliados verdes y aliancistas.

Su abuelo es recordado como el gobernador que puso las bases para la industrialización del Estado de México; su padre fue el artífice de la modernización y proyección de la entidad mexiquense hacia el horizonte XXI, pero Alfredo del Mazo Maza aún no tiene claro el papel que le corresponderá en la historia de los mandatarios delmacistas, porque en la gran batalla electoral se estará jugando, ni más ni menos, la pérdida de la gubernatura mexiquense priista por primera vez en la historia, o el resurgimiento del partido tricolor y de su mandato con posiciones y fuerza en el Congreso del Estado y en los Ayuntamientos, como armas para aspirar a conservar la gubernatura en las vitrina tricolores en la elección del 2023.

Aunque su cabello pinta canas, Alfredo del Mazo Maza es un hombre joven, fuerte y con temple, lo cual le ha permitido hasta ahora, sortear todo tipo de fenómenos naturales y políticos, pero sobre todo la severa pandemia del coronavirus que ha sentado sus reales en suelo mexiquense, por lo que la adversidad ha representado su sino, pudiendo siempre salir bien librado, y puede ser que ese sea el sitial que le depare la historia: el Gobernador que superó todas las adversidades, ¿no le parece a usted, estimado lector?