Poder EdoMex

La personalidad de mi escritura (Parte II)

Views: 123

“De que la escritura tenga relaciones con el carácter y la inteligencia humana, y que puede dar, cuando menos, un presentimiento de la manera de sentir o de obrar, no hay ninguna sombra de duda, como tampoco de que pueda ser reconocida una concordancia con toda la personalidad”. 
Johann Wolfgang von Goethe

 

Continuando el hilo conductor de la columna anterior, la importancia de la escritura radica en que está rebela la personalidad de quien la plasma de manera manuscrita; la Historia nos da cuenta de cómo solo unos cuantos tenían acceso a la escritura: el poseedor de una mano delicada, conocedor de las reglas gráficas y ortográficas, tenía una verdadera misión social; dar luz al papel para convertirlo en la lámpara que destellara en la pupila de todo aquel que para su tiempo pudiera leer y diera significado al mensaje textual que se plasmaba en el papel.

La apertura del conocimiento a la humanidad, trajo tras de sí la impresión de signos gráficos que fueron descollando en cada época, territorio y estrato social; dando paso a rasgos morfológicos en la escritura definidos y asociados a los rasgos característicos de personalidad de quién los utiliza. Esto nos permite entender que no hay escritura fea o bonita como en algún momento nos enseñaron en la formación básica, sino que la escritura, ha sido influida por rasgos estéticos pero sin duda moldeada por el ser interno del individuo.

Todas las personas pueden aprender a trazar letras de una misma manera, pero todas las personas las transforman de una manera personal y peculiar; y difícilmente las letras trazadas por una persona son idénticas a las trazadas por otra. Lo que en esencia representa que es sumamente difícil encontrar dos escrituras idénticas.

Ahora bien; para entender e interpretar la información plasmada en la forma de la escritura manuscrita, tendremos que recurrir como ya se había afirmado en la columna anterior a la Grafología. Para ello, Matilde Priante define a la Grafología como: “la técnica que permite descubrir la personalidad del sujeto analizado a través de su escritura”.

La Grafología nos sirve para:

1.- Descubrir la personalidad de quién se somete a análisis de una manera general.

2.- Conocer la proyección y utilización que el individuo hace de su capacidad intelectual.

3.- Describir el carácter en todas las facetas de la personalidad y en todos los planos: social, afectivo y profesional.

4.- Selección y evaluación del personal.

5.- Análisis de conflictos familiares y compatibilidad de pareja.

6.- En materia jurídica, para la detección de comportamiento y veracidad o no de las declaraciones de alguna de las partes o de ambas.

Sin duda el campo de acción de la Grafología es amplio y poco valorado, siendo está una herramienta esencialmente útil en la toma de decisiones y a manera de transformación personal, toda vez que; a través de la escritura manuscrita una persona puede trabajar en su terapia personal, transformar patrones de conducta y modificar propositivamente su comportamiento.

La escritura manuscrita se convierte en un espejo de la propia personalidad. Recuerda que tus pensamientos se vuelcan en el papel y lo escrito en un papel puede dar paso a tu destino.

De tal suerte que todos podemos aprender de la Grafología para acrecentar nuestra persona, moldearla e incluso generar una imagen positiva en quienes nos leen u observan los grafismos que plasmamos en el papel. La escritura y los grafismos están al alcance de todo aquel que desee superarse, y en la medida en que su propio crecimiento humano y profesional lo permita, se ira perfeccionando para mandar de manera consiente un mensaje positivo o negativo, la moneda está en el aire ¿tú que lado escoges?