LA POLÉMICA SEGUIRÁ EXISTIENDO: CRISTANTE

Views: 281

El director técnico Hernán Cristante aseguró que el choque con Rayados de Monterrey fue un juego parejo, en el que los errores terminaron por costar la derrota a sus Diablos Rojos; también se refirió a la implementación del VAR y consideró que seguirá habiendo polémica, y es una herramienta que hay que pulir y entender, con la finalidad de que sea un facilitador.

“Pierde en este tipo de juegos el que más se equivoca y ahí estuvimos nosotros, en ese renglón. Fue un partido complejo en el segundo tiempo, tuvimos opciones para poder resolverlo distinto, podíamos haber cerrado el partido, pero en un momento nos enloquecimos y queríamos seguir atacando cuando teníamos el control y ellos en un par de jugadas se encuentran más asertivos que nosotros, ahí hacen la diferencia”, dijo el estratega en conferencia de prensa.

Y añadió: “Sabíamos que era un equipo que si le dejábamos los espacios iba a ser complicado y nosotros, de alguna manera en la inercia del juego, regalamos eso”.

Por primera vez en la Liga MX el silbante tuvo el apoyo del VAR, y en este sentido, Hernán Cristante opinó que “va a seguir habiendo polémica”, y es que si para validar el gol de Toluca se revisó el video, no fue así como la primera anotación de Rayados, en la que señaló, hubo “una falta clara a Rubens Sambueza, y el offside creo que se podía haber marcado pero bueno la polémica existe y va a seguir existiendo. Es una herramienta que hay que ir puliéndola, entendiéndola y tiene que ser un facilitador, no una conveniencia”.

“Estoy enojado por los errores de mi equipo, lo de los árbitros ya, es algo que lo vengo viviendo y por eso estoy trabajando yo, lo bueno que trabajaran ellos también”, agregó.

En torno a la expulsión de Rubens Sambueza, Cristante señaló que es un jugador “señalado por los silbantes” y es blanco de reiteradas faltas, aún en jugadas sin balón. “Rubens es un tipo temperamental y lo buscan y ya le hablé y ya le dije, el error es de él. Sí, literal. A él le tienen que pegar, darle con un martillo en la cabeza, le tienen que abrir la ceja, romperle el tabique y tiene que aguantársela; la verdad es así, él no tiene que reaccionar, lo tienen marcado, está apuntado por su carácter, por cómo es, por un montón de cosas. Entonces él no puede ni levantar la mano, lo sabe”.

“Ojalá a todos los jugadores del futbol mexicano los juzguen como juzgan a Rubens Sambueza”, añadió.