LA SOCIEDAD COMO EJE CENTRAL PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Views: 639

La urbanización es la fuerza dominante del siglo XXI. Actualmente más de 55 por ciento de la población mundial vive en las ciudades y para el año 2050 esta cifra llegará al 68 por ciento. En base a esto, para lograr la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, advierte la ONU, el compromiso de los Gobiernos nacionales no es suficiente, ya que es a nivel local donde las personas viven, comen, utilizan los recursos y generan desechos.

Esto nos convierte a las personas en actores centrales de la economía global y del desarrollo, así como a los diversos órdenes de gobierno y empresas, para compartir iniciativas y resaltar la importancia de las acciones locales en el futuro de los países y el mundo entero. Haciendo énfasis en los Gobiernos locales ya que  tienen un papel protagonista para alcanzar los compromisos establecidos, por ejemplo, en el Acuerdo de París, ya que impactan significativamente en el cambio climático.

Además, tener a más de la mitad de la población del planeta residiendo en estas áreas urbanas implica también mayor contaminación y degradación medioambiental. La cantidad de residuos sólidos urbanos excede ampliamente la capacidad de la mayoría de las ciudades para gestionarlos. Esto genera un serio problema de sostenibilidad ambiental.

En este sentido hay un viejo dicho que dice “el buen juez por su casa empieza”; y es que en realidad llevar un estilo de vida sostenible puede no tiene porque ser difícil. Se sacrifican muchos lujos a cambio de opciones menos atractivas, pero al final son más  fáciles e innovadoras.

Sobre todo y ante todo debemos de estar conscientes que  el tiempo en la lucha por salvar a nuestro planeta se nos acaba. Debemos ir más allá de las promesas y la política. Más allá de los compromisos con poca rendición de cuentas. Lo que está en juego es la vida y la sociedad, en la forma en que la mayoría de nosotros la conocemos y disfrutamos hoy. También es importante compartir en nuestras redes sociales material interesante o iniciativas que promuevan y propongan acciones para  detener el desperdicio de alimentos, promover la propagación de los automóviles eléctricos y enfrentar la crisis de la contaminación por plásticos, entre muchos otros desafíos apremiantes.

Es hora de que realmente emprendamos transformaciones fundamentales para sustentar la vida humana transformaciones en nuestros sistemas alimentarios, energéticos, económicos, de residuos y, realmente, en nuestros sistemas de valor, pero sobre todo en nuestra forma de pensar y de actuar, formando sociedad y unidad. Todo esto bajo  áreas de trabajo estratégicas para impulsar los cambios que requiere el planeta: circularidad, un Nuevo Pacto por la Naturaleza, ciudades, refrigeración limpia y energía renovable.

Así, si somos capaces de impulsar un cambio sistémico en estas áreas contribuiremos a sacar a las personas de la pobreza y a construir un mundo más seguro, saludable y equitativo. Porque al proteger el planeta, como hemos visto en tantas ocasiones, también estamos protegiendo a su gente, y por ende a nosotros y a nuestra familia.

Sobre todo en el #Edomex en donde algunos legisladores están muy activos promoviendo  soluciones innovadoras para los desafíos ambientales y la producción y el consumo sostenibles. Que además algunas de las soluciones más importantes para la crisis climática, para la pérdida de biodiversidad y para muchos otros desafíos, provendrán de la innovación con la convicción de que las políticas bien diseñadas pueden impulsar la innovación y ayudar a expandir las nuevas tecnologías a un ritmo y una escala que hubieran parecido imposibles hace una generación. Es por eso que nuestro papel fundamental como sociedad será informarnos y sumarnos a ellas.

Estimado lector con coraje y determinación sumémonos para luchar por un futuro sostenible trabajemos todos unidos para crear soluciones determinantes que transformen nuestro nivel de ambición. Luchemos por resoluciones que exijan que todos nosotros, la sociedad civil, el gobierno y el sector privado; hagamos los tipos de cambios que la humanidad necesita para prosperar.