LENGUAJES DEL ARTE con Simón Alberti, actor

Views: 533

 

Los lenguajes del actor y sus fases. Inician como un deseo y un misterioso
proceso de seducción, es el principio, proceso y momento donde se sube a la
montaña de sus propias emociones para vivir el instante y después transmitirlas.
Simón, desde su infancia hasta en su actual manera de ser, nos sumerge en el
minucioso y sublime mundo del teatro, observa y reacciona ante una gama de
historias que el mismo después escribe y presenta.
¿Cómo fue tu infancia?
Memorable, me dejo muy buenos recuerdos, como cuando agarraba un micrófono
de juguete o cualquier objeto y me ponía a cantar. Casi no veía televisión,
regularmente a escondidas de mi papá y eso para ver Pokemon, Digimon o los
Power Rangers, a él no le gustaba que me la pasará viendo tv y fue un buen
acierto porque disfrute de andar en la bicicleta, ponerme a jugar tazos, jugar futbol
con los cuates y hasta disfrutar de mojarme en la lluvia.
Claro no todo era juego porque tanto mi papá como mi mamá me ponían a ayudar
en algunas cosas en casa y agradezco mucho la formación que me dieron. En una
frase puedo decir que mi familia me enseñó que, la vida es un largo camino de
humildad.
¿Cuándo decides ser actor?
Es una anécdota muy bonita. Estaba en la secundaria cuando se organizaba el
festival de 10 de mayo y nos pidieron hacer una obra de teatro y como era el chico
que se la pasaba escribiendo porque he de decir que me gusta hacerlo, pues me
toco realizar una obra llamada Un milagro inesperado, la historia de una madre y
dos hijos, el hijo muy malo con ella y al ser el antagonista nadie de mis
compañeros quería hacer el personaje, pero mis amigos tuvieron la idea de que
como la escribí y además la estaba dirigiendo, pues hiciera ese personaje, y así
fue.
Llegó el día de la presentación y recuerdo aquella escena final donde el hijo
abraza a su madre, lloré inesperadamente, me sentí bien estando en un escenario
y sobre todo ver las emociones que había despertado en el público. Ahí es cuando
dije, la vida te da muy buenos regalos cuando menos lo esperas y desde entonces
se me quedó la idea de ser actor.

¿Cuál fue tu primera aparición en escena y dónde?
De manera profesional fue en FANTASYLAND, en el museo del barro en Metepec.
¿Cuál es el papel que más te ha gustado, nos puedes decir por qué?
El Sr. Jones, un cuentacuentos en la obra FANTASYLAND, fue un gran reto para
mí, porque era una obra infantil y entretener tanto como hacer reír a un niño es
complicado, con este personaje me divertí mucho ya que me permitió mostrar mi
versatilidad haciendo voces y mostrar mucha energía en el escenario.
¿Cuál es tu manera de vivir y de ser?
Soy un chico muy tranquilo, me encanta aprender cosas nuevas y la verdad es
que hablo mucho cuando estoy en confianza, de lo contrario soy un tanto
reservado. Puedo disfrutar de una salida con amigos en un bar, pero también de
una buena plática en un café. No me gusta juzgar a las personas por ningún
motivo y ante los problemas siempre soy de las personas que buscan soluciones.
Admito que en la vida cotidiana soy muy expresivo y dramático, pero bueno, actor.
¿Cómo haces para tener esa energía para actuar?
Antes de las funciones es importante calentar haciendo ejercicios corporales y
vocales. En la mayoría de las veces con mis compañeros de escena nos ponemos
a repasar los textos y entre seriedad y relajo también descubrimos nuevas cosas
que nos funcionan a la hora de actuar.
La mayoría de los que hacemos teatro tenemos otras ocupaciones, pero si algo he
aprendido es que el escenario merece un respeto y no importa si traes un montón
de problemas encima o cansancio, de eso se trata la actuación dejar por un
momento de ser tú y permitirte darle vida a un personaje.
¿Qué tipos de personajes te gustaría interpretar?
Me gustaría realizar personajes antagónicos o participar en obras de drama o
tragicomedia. Me encantan los personajes que tienen carácter fuerte o una
personalidad intensa donde como actor, puedas tener una montaña rusa de
emociones.
¿Con qué actrices y actores te sientes a gusto trabajando?
Agradezco cada vez que trabajo con actores que me ayudan a crecer
profesionalmente y que proyectan entusiasmo en todo lo que hacen. En los

proyectos recientes en los que he actuado, me he sentido privilegiado de estar
compartiendo escena junto a la actriz Esperanza Tapia ya que me gusta mucho
su trabajo y los consejos que me da muy acertadamente. Asimismo con
compañeros como Alam GaLo muy bueno para la comedia y Anelly Hernández
para el drama, talentos mexiquenses con quienes he generado buena química y
he trabajado con ellos en dos puestas en escena consecutivas.
¿Qué eliges para tus interpretaciones?
En lo personal considero que cada personaje que realizo por muy simple o
complejo que pueda ser, es un reto, ya que es construir otra personalidad por eso
me gusta crear una historia para cada personaje y así descubrir su carácter, las
emociones que tiene, lo que le gusta o disgusta y además agregarle algo de mi
esencia.
También me gusta preguntar a mis compañeros como visualizan mi personaje, ya
que en relación a la vida, así somos como seres humanos, prestamos atención a
cómo nos perciben los demás y con este ejercicio que realizo a partir de los
comentarios que me dan, es como defiendo o aterrizo el comportamiento del
personaje.
¿En qué otros géneros del arte te gustaría participar?
Me gusta el arte cinematográfico ya sea actuando o realizando cine, además de la
literatura ya que me encanta escribir. La música, aprendiendo a tocar el violín y
seguir practicando con la guitarra pues en ciertos momentos me he puesto a
escribir canciones.
¿Qué piensa tu familia sobre todo lo que conlleva tu trabajo?
La mayoría de mi familia, ha sido testigo de la preparación que se requiere en
cualquier rama del arte, tanto la dedicación, esfuerzo y responsabilidad que son
parte fundamental. Afortunadamente he transmitido cosas positivas en todos ellos
y han visto mi trabajo.
Mi mamá, que es pieza fundamental en mi camino actoral, así como hermanos y
sobrinos se emocionan mucho en cada proyecto que hago, pues saben que me
gusta lo que hago y le pongo empeño a ello y sobre todo, que es parte del sueño
que tenía cuando era pequeño.
¿Tienes alguna anécdota que te haya marcado en tu vida como actor?

Sí, aunque más que de actor es relacionada al medio artístico. En alguna ocasión
mi mejor amigo que estudio cine en Estados Unidos, vino de visita a México y
decidimos dar un paseo por la Ciudad de Toluca, durante el trayecto íbamos
platicando del cine y el teatro en relación a los sueños que queremos cumplir y
recuerdo que hacíamos mención de la película Babel del director Alejandro
González Iñárritu.
Literalmente dijimos Si este es realmente el camino que debemos tomar, Dios
mándanos una señal. Llegamos a la ciudad de Toluca y justo decidimos bajarnos
del transporte en el Teatro Universitario los Jaguares, pues nuestra sorpresa va
siendo que estaba realizándose un evento en homenaje a la actriz mexiquense
Adriana Barraza, que participa en la película Babel. No dudamos en acercarnos,
tuvimos oportunidad de tomarnos la foto con ella y en esos escasos minutos que
tuvimos a su lado nos dijo: sigan adelante con sus sueños, la gente los tiene que
ver haciendo lo que tanto les gusta. Y eso es lo que tanto mi amigo y yo estamos
haciendo.
¿Cuál ha sido tu más grande logro?
Estudié por un tiempo teatro y actuación, después ingresé a la carrera en Ciencias
de la Comunicación y ése ha sido un logro importante para mí ya que es una
carrera que también me apasiona y que estuvo llena de retos. Pero otro logro a la
par que es significativo para mí es el poder estar en el escenario y agradezco
infinitamente a cada persona que me da la oportunidad de seguir haciendo.
¿Has tomado alguna decisión en tu vida que desearías cambiar? ¿Por qué?
Bien dicen que si cometes errores es porque estás haciendo algo y de eso se trata
siempre estar en movimiento, sinceramente no cambiaría nada.
¿Qué proyectos realizarás próximamente y cuáles tienes en mente?
Estoy por estrenar para la temporada diez de Casa Blanca Teatro una obra que
escribí y en la que actuaré que se llama Las flores huelen a panteón, es una
historia muy bonita que escribí hace como dos años y que me emociona el poder
verla en escena.
Algo más que deseas agregar:
Quisiera terminar con estas palabras que me dijo el actor Fabio Audi, quien
participo en el cortometraje brasileño No quiero volver solito:

Es importante vivir los momentos, se espera tanto del futuro. Vive un momento
después del otro, sucesivamente, verdaderamente. ¡Se entrega al momento! Esa
es mi mayor lección de vida.
Y ahí está mi mayor lección de vida que comparto para todos ustedes.