Poder EdoMex

Llama CCQ al PRI a digerir La derrota y trabajar ya

Views: 118

Perder las elecciones presidenciales de 2018 dejó al Partido Revolucionario Institucional una dolorosa lección, consideró César Camacho Quiroz, quien aseguró que si quieren tener futuro “más nos vale digerir con prontitud qué ocurrió, ver para adelante y ponerse a trabajar”.

“O cambiamos o nos cambian, es evidente que el PRI y la sociedad necesitan amistarse, es evidente que no hicimos lo suficiente, es evidente que si no estamos nosotros en la sintonía ciudadana, la ciudadanía no va a optar por nosotros, por lo tanto esto tiene que convertirse en un sacudimiento, en una llamada de atención muy fuerte”.

El cambio, señaló, debe ser profundo, real: “Quien desdeñe el tamaño del revés que nos han propinado, se equivoca, nunca en la historia del PRI había sido tan fuerte como ahora, por lo tanto la respuesta, la reacción, el cambio actitudinal, los ajustes en la oferta política tienen que ser profundos, no caben los cambios cosméticos, no hay lugar, no puede haber para la simulación porque lo que está de por medio es la vida de un partido que debe pensar más en el futuro que ver con nostalgia el pasado”.

En este sentido, Camacho Quiroz aseguró que la clave estará en “acercarse a la gente, a la ciudadanía, porque es la fórmula infalible; la ciudadanía y las personas son las que nos dan oportunidades, hay que ser confiables para ellos”.

“El PRI tiene una enorme responsabilidad y reto, y a sus casi 90 años de vida institucional más le vale no mirar por el retrovisor pensando en glorias idas, sino en esperanzas fundadas de un futuro que ya llegó”, subrayó.

Y aunque el PRI mantiene la gubernatura del Estado de México, reiteró que el partido no puede basar su fuerza en el liderazgo de una persona, sino en la ciudadanía. “El Estado de México y su gobernador, Alfredo del Mazo, tienen mucha gente que los representa, el nuestro es un gran gobernador y es un político de talla nacional, pero un partido como el nuestro debe tener su fuerza en su base, en su militancia, y en su capacidad para sumar más simpatizantes”.

Pero sí reconoció que el Estado de México puede jugar un papel de mucho peso en el proceso de que el PRI recupere su fuerza. “El PRI no tiene que resurgir porque no se ha ido a ningún lado, el PRI tiene que entender la dura y dolorosa lección que le dio el electorado y tiene que prepararse en todos los estados del país. La densidad mexiquense, por el número de habitantes, de electores, por la fuerza económica, es vital, pero esta tiene que ser una acción de todo el país, en donde el Estado de México llevará por supuesto un enorme peso, y los mexiquenses estamos dispuestos a asumirlo”, aseveró.