MADRUGADAS  

Views: 234

 

Asesinar esa espera tan pérfida como bolero

Sin ningún búho amable

Sin relámpagos

Solo silencio como en un viejo tango

Que se esmera en suspirarnos como Heraldos

Mientras tanto el reloj

Se transforma en una vieja broma

Y no nos ayuda

Porque en noches de insomnio como ésta,

Uno se vuelve de todo

Y hace lo que quiere,

Es así, nuevamente,

Que la fantasía, con una fea imaginación

Por compañera

Realiza

Descalabro y medio

Y uno se entromete, cual divinidad de papel

Porque repito,

Que en noches de insomnio la cama

Se vuelve ataúd

En el mejor de los casos,

A veces barco, a veces avioneta,

Sin contar todas las aventuras románticas y sin écran (pantalla)

Que uno realiza,

Cual héroe maltrecho

O como galán de cuarta

Que se va derritiendo

Luego de las grandes decisiones

Porque el sol empieza a ponerse

E ilumina esa oscura y sórdida almohada

Que tantas cosas nos ha dicho,

Desde volverse un deicida,

Hasta robarse un caramelo.